Actualidad

Migrantes con COVID-19 entran por Nuevo Rocafuerte

El Estado ha detectado grupos en movilidad humana que ingresan al país irregularmente por el río Napo. Los extranjeros son de Haití y países africanos

Foto de Sistema Granas (6822546)
La Armada del Ecuador en los operativos ha encontrado naves con migrantes.Cortesía

Ciudadano de 21 años, procedente de Sierra Leona y positivo para COVID. Es toda la información que la Dirección de Salud de Aguarico tiene sobre un joven que salió del norte de África en avión, llegó a Manaos, en el corazón de la selva brasileña, y atravesó la Amazonía hasta alcanzar Nuevo Rocafuerte.

colombia vene

Colombia considera obligación epidemiológica vacunar a migrantes venezolanos

Leer más

En algún sitio de su travesía, de 1.700 kilómetros de selva, se contagió con el virus. Pero cuando llegó a Nuevo Rocafuerte tenía anticuerpos SARS-CoV-2 en niveles tan bajos que ya no era contagioso.

Esta parroquia de Orellana, fronteriza con Perú, se ha convertido en un punto clave de la movilidad humana irregular.

mapa
La ruta de migrantes que el camino se contagian de coronavirus.EXPRESO

Los migrantes arriban en pequeñas embarcaciones de madera a través del río Napo. Desembarcan en las noches en el poblado Fronteras del Ecuador y desde allí, caminan en silencio hasta Nuevo Rocafuerte.

Inmigrantes venezolanos

Advierten de insuficiencia de recursos para acoger a migrantes

Leer más

En ese sitio no hay una oficina de Migración, ya que tiene el estatus de frontera cerrada. Sin embargo, según información de la alcaldía de Aguarico, desde marzo, más de 400 migrantes han entrado de forma irregular por allí y solo a 85 se les realizó pruebas para detectar COVID. La mayoría proviene de Haití, pero también se han reportado personas de países africanos como Camerún, Nigeria, Guinea Ecuatorial, Sierra Leona y República Centroafricana (ver mapa).

David Paz, jefe de la Dirección Distrital de Salud del cantón Aguarico, reconoce que la situación preocupa a la gente. Dice que actualmente hay un plan de contingencia para proteger la salud de los nacionales. “Por el mismo tema de la migración, hay personas que han estado en Brasil en donde se ha detectado la variante gamma”.

Hay personas que han estado en Brasil en donde se ha detectado la variante gamma.

DAVID PAZ

Director de Salud en Aguarico

De los 85 migrantes que accedieron a las pruebas de COVID, ocho dieron positivo, pero ninguno estaba en fase de contagio, ya que sus niveles de anticuerpos eran muy bajos, afirma el funcionario.

La verificación de que dicho plan funciona será cuando se detecten casos positivos en fase de contagio. El director de Salud dice que el procedimiento a aplicar será la activación de cercos epidemiológicos y el aislamiento. Este último se complica, ya que la población extranjera permanece hasta tres días; no alquilan viviendas y Nuevo Rocafuerte no tiene albergues.

Por ahora, Salud ha optado por acelerar la vacunación de los ecuatorianos. El 87 % de los habitantes de Aguarico ya han recibido al menos una dosis hasta final de agosto. Los grupos de extranjeros tampoco han solicitado ser vacunados, tampoco se quedan los 28 días para completar el tratamiento.

Todos los llegados han avanzado hasta Río San Miguel en la frontera con Colombia y desde allí siguen por rutas de mar y tierra hasta Panamá. El destino final es llegar a EE. UU.

cuba libre

La censura de las protestas preocupa a cubanos en el país

Leer más

Para el viceministro de Movilidad, Carlos Alberto Velástegui, la situación ha provocado que en este año se realicen cuatro reuniones sobre el tema. En estas han participados delegados de las Fuerzas Armadas, Policía, ministerios de Defensa, Gobierno y de Salud.

“El Estado es muy respetuoso de los derechos de movilidad, por lo tanto, no existe un mecanismo para poderlos detener y decirles ‘ustedes se quedan aquí haciendo cuarentena’”. El viceministro señala que la Cancillería está gestionando una reunión con las nuevas autoridades de Perú, ya que el problema es regional.

El 28 de julio, medios colombianos informaron que 10.000 migrantes, en su mayoría haitianos, asiáticos y africanos, permanecían varados en Necoclí, una playa en el Caribe. Allí esperan su turno para salir en botes hasta Capurganá, frontera colombiana con Panamá. De allí los extranjeros siguen a Centroamérica y Estados Unidos.