Actualidad

“Tengo miedo de contaminar a los pacientes de la residencia”

Una ambateña, que vive en Milán desde hace 20 años, cuenta su temor por el coronavirus. Es auxiliar de Enfermería y trabaja en una residencia de ancianos

ECUATORIANA EN ITALIA CORONAVIRUS
Tareas. En 2019 la ambateña cumpliendo su trabajo en Magenta, Italia.CORTESÍA

Silvia Jeanette Nuela vive en Milán, Italia, desde hace 20 años a donde emigró desde Ambato, en Tungurahua. Desde octubre de 2008 trabaja en la Residencia Sanitaria Asistencial (R.S.A.) ‘Don Cuni’, en Magenta, una localidad de la provincia de Milán, región de Lombardía, que en 2017 tenía 23.845 habitantes.

Italia es uno de los países más afectados por el coronavirus originado en Wuhan, China, en diciembre de 2019. La ecuatoriana, de 40 años, es una enfermera auxiliar que trabaja precisamente con el grupo etario que ha sido más afectado en ese país, en donde las muertes se cuentan por centenares.

Relata que desde el 4 de marzo el Ministerio de Salud de ese país elaboró un protocolo para todos los trabajadores. La disposición fue necesaria porque hasta ese momento las cosas no eran muy claras.

hands-981400_1920

Coronavirus: un italiano de 101 años es dado de alta tras superar la enfermedad

Leer más

En su sitio de trabajo hay 100 pacientes, adultos mayores, divididos en cinco pabellones con 20 personas cada uno. En cada habitación hay dos pacientes. Hay dos pabellones con pacientes que presentan Alzheimer y tres con los pacientes no autosuficientes.

Promueve el bienestar y la autonomía de la persona, asistencia en salud, higiene, alimentación y todas sus necesidades primarias. Para la ecuatoriana la emergencia por el coronavirus se ha convertido en una situación angustiante. “Tengo miedo de contagiar a los pacientes que están en la residencia y no quisiera que suceda porque sería una cosa muy grave”, cuenta a EXPRESO.

Dice que siempre toma precauciones porque considera que está en la casa de ellos.

Desde que se presentó la emergencia vida social no tiene y cambió su forma de pensar. Las medidas se volvieron extremas también en los últimos días. Por ejemplo, para comprar alimento tienen que hacer filas afuera de los supermercados. Ahora entran pocos a la vez con mascarillas y guantes, cuenta.

Los controles se volvieron tan rígidos que la Policía les puede parar en cualquier lugar y los habitantes tienen que declarar a donde van y justificar, caso contrario, pueden recibir multas.

muertos-italia-coronavirus-covid-19

Coronavirus en Italia: casi mil muertos en un solo día y ya supera los 9.000 en total

Leer más

Jeanette dice que la situación se tornó compleja y cada día es peor, especialmente en Lombardía, la zona donde vive, que es la que tiene la mayor cantidad de infectados.

Reconoce que los controles rigurosos solo empezaron después que la situación se agravó. Cuando regresa a su casa debe afrontar la nueva realidad, el aislamiento.

Por la crisis su rutina cambió drásticamente. Ya no hay vida social. La lectura ha sido su alternativa para olvidar la situación compleja que se ha presentado no solo en Italia, sino en el mundo. No ve televisión ni escucha radio porque “hablan de este virus y te entra la psicosis”. También dedica su tiempo en el hogar a las tareas de limpieza. A pesar de los protocolos y cuidados que aplica dice que a veces gira en su cabeza la idea que se puede contagiar. Parecería absurdo, dice, y añade: “Yo lo vivo también así”, recalca.

Su jornada de trabajo es de siete horas. Sus turnos pueden ser en la mañana o en la tarde, de lunes a viernes. Antes de la crisis su rutina eran paseos, compras, reuniones con amigas, aperitivos con colegas. Hoy es casa, trabajo y miedo que en cualquier momento le pueda venir la fiebre, la tos seca, la imposibilidad de respirar. Eso aunque cree que toma las precauciones de ley: gel a cada rato, vitaminizarse y alimentación saludable.

En el trabajo usan siempre gel, pero al llegar a la casa dice que ya no tienen porque no hay por ningún lado, ya no se encuentra.

canciller y baki2

Coronavirus: 2.500 ecuatorianos solicitaron al gobierno que se les permita regresar al país

Leer más

Cuenta que esta situación empezó el 4 de marzo y después de esa fecha empeoró todo. Los familiares de los ancianos no pueden entrar a visitarles y comenzaron con medidas fuertes. Indica que ventajosamente en su centro no se han registrado decesos y “estamos haciendo todo lo posible para trabajar eficazmente y con todas las precauciones”.

INGLATERRA

Mayores de 70, aislados en Londres

En Londres, otra ecuatoriana que vive ahí desde hace más de 20 años cuenta que todo está normal. “Hay gente que trabaja desde casa, las personas mayores de 70 en aislamiento desde el martes, los teatros y pubs cerrados”, indica. La ecuatoriana, de 50 años, cuenta que a algunos les toca salir de sus viviendas por distintas obligaciones. Reconoce que en la capital inglesa sí existen casos confirmados de personas contagiadas con coronavirus y también personas fallecidas, pero el plan inicial del Gobierno fue “crear la “inmunidad del rebaño” . Después, se sumó a la principal recomendación en los distintos países que es el aislamiento para evitar contagios.

EL DETALLE

Historia. Jeanette está casada con un ciudadano italiano. Estudió en el colegio Hispano América.