Al Metro de Quito le hacen falta $ 158 millones para empezar a operar en 2022

  Actualidad

Al Metro de Quito le hacen falta $ 158 millones para empezar a operar en 2022

El modelo seleccionado genera dudas. El valor pendiente garantiza servicios y operación por tres años

El metro funcionaría en febrero del próximo año.
El metro funcionaría en febrero del próximo año.henry lapo

Más dinero y aún más tiempo de espera. La operación del Metro de Quito comienza a definirse, pero las últimas decisiones del Directorio de la empresa metropolitana dejan más dudas que certezas. Esta semana se definió que el operador del subsistema de transporte sería la misma empresa pública con el apoyo de personal especializado. Eso implica que el inicio de operaciones comerciales arrancaría en un año más. En febrero de 2022, tentativamente.

La obra del Metro de Quito avanza.

El Metro de Quito se llena de acciones pendientes y poca gestión municipal

Leer más

También significa que el Municipio de Quito debe conseguir 158 millones de dólares -adicionales a los más de 2.005 millones de dólares que deja la obra como deuda- para que la Empresa Metropolitana Metro contrate a expertos internacionales que enseñen a operar el transporte durante los próximos tres años y medio.

Concejales del Distrito Metropolitano de Quito expresaron su preocupación por esa alternativa. Si bien consideran como positivo que se escoja un camino que genera fuentes de empleo local, reconocen que no saben de dónde saldrán los 158 millones de dólares adicionales que necesitará la capital para contar con un nuevo medio de transporte.

Andrea Flores, gerenta general de la empresa del Metro, aseguró que aunque el valor es elevado, este representa la alternativa más económica para la ciudad. “Los 158 millones de dólares incluyen no solo la contratación de la asistencia técnica especializada, sino todos los gastos de limpieza, seguridad y otros servicios durante tres años y medio”.

También aclaró que no se contratará a analistas por separado, sino que se buscará un grupo experto que haya operado metros en otros puntos. Esa contratación deberá terminar hasta julio. “Quienes vamos a operar el Metro de Quito somos los quiteños, los ecuatorianos, con la garantía de expertos internacionales que nos asesorarán durante el camino”, dijo.

La concejal Ana María Ledesma tiene dudas de esa afirmación. Ella cree que la operación de los otros subsistemas de transporte municipal (Trolebús, Ecovía, Corredor Central-Norte) deja “mucho que desear”, y eso hace pensar que la labor en el Metro también será poco eficiente.

Ledesma espera estar equivocada, pero teme que la megaobra no dé los frutos ofrecidos para todos los capitalinos.

El Metro de Quito aún no está en preoperación.

La construcción del Metro de Quito genera multas por más de $600.000

Leer más

En eso coincide el concejal Fernando Morales. Él cree que lo importante es que se cumpla a cabalidad el nuevo cronograma establecido y se brinde a la brevedad posible la solución de movilidad para los quiteños.

También admite que no se puede tomar más tiempo porque el alcalde Jorge Yunda ha tardado un año y ocho meses en dar una ruta clara para la operación del Metro. Otra de las deudas que acumula la gestión del alcalde investigado por la Fiscalía General del Estado.

La concejal Andrea Hidalgo tiene preocupaciones adicionales. Para ella es urgente que se aclare cómo se obtendrán los recursos para que el Metro se ponga en marcha. La fecha tentativa de inicio de funciones de febrero del próximo año podría posponerse si el Cabildo no consigue 158 millones de dólares más.

Según el Municipio capitalino, previo a la resolución difundida el martes, la empresa municipal sostuvo reuniones y mesas de trabajo con los bancos multilaterales que otorgaron los recursos para el endeudamiento inicial. También hubo encuentros con otras empresas de metros de la región. De esas reuniones se concluyó que la contratación de expertos que ayuden en la operación era el camino más beneficioso.

La otra opción, que fue debatida y descartada, era concesionar la totalidad de la obra a un operador privado.

Luego del análisis de toda la data, el alcalde Yunda dijo que este modelo permitirá “el proceso de traspaso de conocimiento para ocupar las plazas de esta obra quiteña, somos muy capaces”.

Santiago Guarderas tomó el control de la sesión.

El debate sobre el estado del Metro de Quito vuelve a quedar para el último

Leer más

Rentabilidad social

El modelo adoptado por el directorio de la Empresa Metropolitana Metro de Quito para la operación del subsistema de transporte garantiza, según Andrea Flores, que el servicio estará operativo en medio de conmociones sociales. Sistemas como el Trolebús, Ecovía y el Corredor Central Norte siguieron funcionando incluso en octubre de 2019.