Actualidad

Una ‘metamorfosis’ para el balotaje electoral

El candidato del correísmo marca distancias de su ideólogo, en el discurso. El líder de CREO salta a la red social que hace poco le parecía “invasiva”

Momento de dar un giro a la imagen y hasta de establecer distancias. Aunque falta algo más de dos semanas para el inicio oficial de la campaña electoral de la segunda vuelta presidencial, los dos aspirantes que, según la proclamación del Consejo Nacional Electoral (CNE) estarán en el balotaje, empezaron a ‘reinventarse’ y los expertos creen que todavía no hemos visto nada.

Andrés Arauz, candidato de Unión por la Esperanza (UNES), no dejó siquiera que los simpatizantes del correísmo saboreen su triunfo en primera vuelta, cuando empezó a marcar distancias con el líder. “No voy a hablar a nombre de Rafael Correa, así como él no puede hablar a mi nombre”, dijo, retrotrayendo a la memoria de los militantes más acérrimos la “traición”, aún no superada.

ENTREVISTA A GUILLERM (33063549)

Guillermo Lasso: “No me ha tomado tres campañas saber la relevancia de otros temas”

Leer más

De ahí en más, todo ha ido hacia el desmarque. Arauz viajando a Washington para reunirse con funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI); Arauz hablando de tolerancia a renglón seguido de que el expresidente había escrito en Twitter la lista de actores políticos y medios de comunicación sobre los que actuará “sin venganza, pero con memoria” de ganar la segunda vuelta del 11 de abril.

Pero hay más. Contrario a lo que sucedió en la primera vuelta, en donde la imagen de Correa resaltaba incluso más que la de los candidatos, ahora la imagen de UNES es la de Arauz junto a su binomio Carlos Rabascall. El exmandatario ha ido desapareciendo.

Intento inútil, considera el estratega de campañas electorales Gustavo Isch, quien dijo que aunque Arauz trata de proyectarse para el balotaje como un estadista capaz de tomar sus propias decisiones, la imagen de Correa está muy pegada a la suya y eso le restó apoyos en los sectores que no constituyen el voto duro del correísmo.

“Es más probable que los ciudadanos asimilen y se enganchen con el cambio de imagen y discurso de Guillermo Lasso, a que se convenzan de que el candidato de UNES tiene una visión y actitud distinta a lo que fue la década pasada”.

En el caso de Lasso, el analista se refiere al cambio de ‘look’ que el candidato del movimiento CREO mostró en una entrevista con EXPRESO: zapatos y pantalón coloridos; chaqueta juvenil, sumado al estreno de una cuenta de TikTok, red social que hasta hace poco, antes del 7 de febrero, el aspirante consideraba “un poco invasiva” y “para menores de 16 años”.

Lasso no consiguió el apoyo de Xavier Hervas (ID) para la segunda vuelta, pero se hizo de sus estrategas en redes sociales, según dio a conocer a este Diario, y empezaron a darse los primeros resultados. “Para el estratega tradicional esto puede ser inconcebible, pero ya vimos que funciona”, dijo Isch. Tanto que Lasso y su nueva imagen siguen dando de qué hablar.

Esto no será todo lo que verán los votantes en el mes y medio que falta para los comicios que definirán al próximo presidente del Ecuador. La especialista en marketing político Sofía Guerrero opina que ni de lejos la precampaña y la campaña oficial serán convencionales, teniendo a casi la mitad del electorado, que no votó por ninguna de las dos opciones, por conquistar.

Entrevista a Andrés Arauz

Andrés Arauz: "¡Yo no soy Rafael Correa. Eso es obvio!"

Leer más

Pero ese no es el único viraje del líder de CREO. Guerrero ve aún más valiosa su apertura a dialogar sobre temas relacionados al medio ambiente, el agua, y su intención de generar un debate con grupos sociales que tienen “la inquietud sobre la ideología de género, sobre los derechos reproductivos de la mujer”, como señaló a inicios de esta semana Lasso.

¿A quién le puede funcionar más este cambio de estrategia? Ambos analistas consideran que al que menos errores y excesos cometa en este afán de mostrarse como distintos y cercanos a la vez. Isch cree que Arauz pudo haber llegar a un techo, mientras que Lasso no va a perder los votos de la primera vuelta e intentar un nuevo formato y estrategia le va a sumar, pese a las críticas iniciales.

Cronograma

Según el calendario aprobado por el CNE, la campaña oficial arranca el 16 de marzo y termina a las 23:59 del 8 de abril.