“Yo sí me pondría seis o siete dosis porque casi me muero”

  Actualidad

“Yo sí me pondría seis o siete dosis porque casi me muero”

Los efectos adversos hacen dudar a algunos El miedo a la muerte por la COVID-19 motiva a otros Esperan que la vacuna se aplique anualmente

WhatsApp Image 2022-05-01 at 4.14.58 PM
Sede. En Guayaquil se dispuso que un auditorio de la Universidad Salesiana sea un ‘vacunatorio’ permanente.Foto Expreso

Desde el 18 de abril, el Ministerio de Salud Pública (MSP) dispuso que el esquema completo de vacunación contra la COVID-19 en Ecuador está compuesto por la primera y segunda dosis, más una de refuerzo.

Luego de una semana del anuncio que en un inicio se enfatizó que sí pedirían carné con el registro de tres dosis en lugares públicos y que, unas horas más tarde, la entidad señaló que no lo haría. Los lugares designados como puntos de vacunación no registran mayor movimiento de personas.

Concurrencia. La búsqueda de la tercera dosis de la vacuna es inusual.

COVID-19: el exceso de confianza tiene las sillas de los vacunatorios semivacías

Leer más

“A todas las personas les asusta un poquito el que porqué hay que ponerse una nueva dosis, pero tratamos de incentivar mediante charlas, para que de esa manera puedan acceder a la vacuna y ojalá pronto estar sin mascarilla” expuso Jonathan Paredes, analista en Gobernanza y Salud del MSP.

En un recorrido realizado por Diario EXPRESO en la ciudad de Guayaquil se pudo observar que los que acuden a inocularse son llamados casi instantáneamente porque, esta vez, los que esperan son el personal médico para aplicar las dosis correspondientes según el paciente.

“Casi me muero la primera vez que me dio COVID-19, necesité tres tanques de oxígeno, pero ya después de vacunada cuando me dio, no sentí mayor cosa. Sí me pondría seis o siete dosis porque no quiero volver a pasar eso”, exclamó Carmen Espinar, de 69 años, mientras esperaba los 30 minutos requeridos en el área de observación.

Mientras que Guadalupe García, de 42 años, sostiene que aunque no le agrada la idea de “estarse pinchando cada vez y cuando”, lo hace, por precaución. Pero reconoce que no quiere acceder a una quinta dosis “porque ya son suficientes, ni de chiquita te vacunan tan seguido, son varias, pero de diferentes formas y para diversas causas”.

Así también están los que además de precautelar la salud lo hacen por requisito obligatorio. Jeremy Gaspar tiene 22 años y es un aspirante a agente de la Comisión de Tránsito y detalla que sin la tercera dosis no puede hacer las prácticas en la entidad.

“En el curso de formación me piden el carné para hacer las prácticas, de lo contrario no puedo. Me pongo la tercera porque ahora es parte del esquema completo y porque también piden el documento para entrar a ciertos lugares, aunque sí me pondría todas las que manden” reconoció el joven.

“La pandemia nos cogió desprevenidos a todos, según los análisis que se hacen, la idea en un futuro es que esta vacuna forme parte del esquema regular de Ecuador, como una vacuna estacional como la de la influenza. Es muy pronto para decir lo que se vaya a realizar, pero poco a poco se la puede controlar, para que sea un solo pinchazo anual”, agregó Paredes, delegado del MSP.

No obstante, agregó que aunque desde el ministerio no se ha ordenado solicitar el carné en algunos lugares, el objetivo de la medida es que los ciudadanos busquen ser responsables con su salud y de esa forma no afectar a quien lo rodea.

Vacunación. Desde el 18 de abril el esquema completo es de tres dosis. Pero las personas no acuden masivamente a inocularse, esperan no pincharse más.

Realmente me la pongo por salud y para viajar porque me puse la CanSino y no la reconocen en algunos países. Me pondría las que fueran necesarias para que nos quiten el cubre bocas.


Juan Carlos Blum,
Emprendedor de 35 años, quien se aplicó dosis de refuerzo.

Me pondría la cuarta dosis. Bueno creo que hasta esa sería suficiente y la última porque los estragos son fuertes, tuve malestar, fiebre, más el dolor en el brazo y ya no quiero más


Priscilla OrtIz Mora,
Madre de familia, que acompañó a su hija a aplicarse la tercera dosis.

Me voy a poner la tercera dosis, si me dicen que me ponga la cuarta, lo hago. Pero no sé si pueda aguantar más, si es que estoy viva. Sería bueno que solo sea una vez al año.


Otilia Tigreros,
Adulta mayor de 73 años en busca de su tercera dosis.