Lograr una alianza a largo plazo es posible solo si se deja el radicalismo

  Actualidad

Lograr una alianza a largo plazo es posible solo si se deja el radicalismo

La conversación de Guillermo Lasso y Yaku Pérez deja interrogantes. Hay puntos que se deben pulir

Interés en el diálogo de CREO y Pachakutik.
Interés en el diálogo de CREO y Pachakutik.henry lapo

Sentarse y pedir que el Consejo Nacional Electoral (CNE) garantice transparencia es la parte sencilla. Yaku Pérez, Guillermo Lasso y hasta Xavier Hervas hablan de la necesidad de un ‘pacto de gobernabilidad’ que una esfuerzos para sacar adelante al país. Lo dicho, al menos en el discurso, suena ideal pero tiene más de una traba si se quiere convertir en realidad.

Se trata de armonizar posturas, ideologías y economías de tres frentes en un solo rumbo. Una tarea compleja pero -según empresarios, analistas y asambleístas- no imposible.

Tendencias

Ideológicamente se trata de buscar puntos comunes entre la derecha, la izquierda y el centro, algo que no se ha conseguido en el Ecuador ni en el mundo.

WhatsApp Image 2021-02-12 at 12.25.16

Yaku Pérez amplía su apuesta y busca recuento en 24 provincias

Leer más

Precisamente ahí está el primer cambio necesario para hablar de un acuerdo. Los consultados por EXPRESO creen que si la propuesta de unidad es sincera se deben dejar de lado ataduras ideológicas. Aclaran que no es olvidar los principios pero sí de anteponer necesidades reales y palpables.

Una de esas necesidades, dicen, es evitar que el expresidente Rafael Correa recupere poder si su candidato, Andrés Arauz, es elegido presidente de la República el 11 de abril.

Empleo

La otra necesidad, quizás la más importante, es que el país reactive su economía y genere empleo para combatir los efectos negativos de las administraciones pasadas y de la emergencia sanitaria.

El analista económico Francisco Briones señala, por ejemplo, que la esencia de un diálogo implica “ceder posturas de ambos lados. La gobernabilidad será posible anteponiendo el interés de los ecuatorianos ante cualquier postura partidista o personal”.

La diferencia radica, sin embargo, en que el candidato de la alianza CREO/Partido Social Cristiano (PSC) habla de la posibilidad de aplicar flexibilidad laboral para generar nuevas fuentes de empleo. Trabajo por horas, contratos temporales y con menos beneficios como ruta para elevar la contratación del sector privado.

Yaku Pérez, y sobre todo sus coidearios de la Unidad Popular y de sindicatos como el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), está en contra de esa alternativa. Se oponen a lo que califican de precarización.

Carlos Castellanos es un candidato a la Asamblea Nacional y representante de los comerciantes minoristas que apoya a Pérez. Él está en contra del modelo económico planteado por el líder de CREO y publicó, en sus redes ayer, un mensaje en contra de las propuestas de Lasso mientras su líder, Yaku Pérez, estaba reunido junto al CNE y a los observadores internacionales buscando un mecanismo que evite los conflictos.

¿Es posible lidiar con esas diferencias aparentemente irreconciliables? Para el sector empresarial sí. Los representantes de las cámaras esperan que la idea de una alianza no se quede en el papel sino que se traslade a la política del próximo gobierno.

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, cree que si se establece un diálogo permanente se podrán fijar puntos de trabajo. “Los trabajadores van a tener sus líneas rojas y vamos a tener que pensar alrededor de eso”.

Él propone un régimen paralelo. Es decir, que los ciudadanos que actualmente cuenten con trabajo no tengan un cambio de condiciones pero que los nuevos empleados entren bajo el sistema de flexibilización que se propone.

Impuestos

Uno de los temas más conflictivos es la política tributaria que aplicaría uno u otro gobierno. Mientras que para tendencias como la de CREO y la Izquierda Democrática (Xavier Hervas) se trata de reducir tributos para activar al aparato productivo, la alianza Pachakutik/Unidad Popular piensa que los “ricos deben pagar más”.

EXTERIORES DEL TRIBUN (33026811)

El largo camino a un proceso de unidad inicia con voluntad

Leer más

¿Cuál es el punto medio? Alarcón asegura que se debe entender la motivación de cada frente. Para Guillermo Lasso, por ejemplo, reducir el monto de los tributos es importante porque sabe que ese dinero -en lugar de pasar del sector privado a las arcas fiscales- irá a la inversión, la compra de maquinaria y hasta la contratación.

Yaku Pérez, en cambio, cree que la posibilidad de generar más pagos tributarios ayudará a obtener más recursos que se destinen a Educación y Salud.

El líder gremial considera se pueden tender puentes para explicar y demostrar que una reducción de tributos puede incrementar los ingresos para el Estado. Así, reflexiona, habrá más dinero para las necesidades básicas de los ecuatorianos.

Acuerdos

Lo que a simple vista es un punto de conflicto, en realidad, es un eje común. Pérez y Lasso están abiertos a la firma de un acuerdo comercial con Estados Unidos que beneficie a los productores locales. El único reparo que pone el candidato Pérez -dijo a EXPRESO- es que no se perjudique a las economías locales y pequeñas del país.

Asamblea

Será el siguiente punto de conflicto. Sin importar quién llegue a la Presidencia, en la Asamblea Nacional no existirá una mayoría que pueda decidir por sí sola. Ahí se necesitarán acuerdos.

Wilma Andrade, asambleísta reelecta de la Izquierda Democrática, considera que luego de los resultados electorales de la segunda vuelta se tendrá que fijar una agenda de prioridades. “Hay posiciones que sí se pueden acercar”, dijo.