La ley de derecho animal se fabrica a contratiempo

  Actualidad

La ley de derecho animal se fabrica a contratiempo

Desde enero, las mesas técnicas se han reunido siete veces. Solo hay dos capítulos del proyecto En agosto vence el plazo de la Corte Constitucional

Foto de Sistema Granas (6287903)
La Defensoría del Pueblo presenta sus avances a la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea.Archivo

El tiempo se acaba y los pendientes sobran. A poco más de un mes que culmine el plazo que la Corte Constitucional otorgó a la Defensoría del Pueblo para que elabore un proyecto de ley de los derechos de los animales, el avance es lento y los resultados escasos.

Las organizaciones animalistas que participan de las mesas técnicas indican que el ritmo de las jornadas deberán, al menos, duplicarse para alcanzar a la fecha de entrega. Esto a pesar de que apenas llevan dos capítulos de los siete títulos que se prevén en el proyecto de ley que, luego, deberá ser enviado a la Asamblea Nacional.

Alerta. Unidades especiales han rescatado desde perros hasta reptiles.

ECU-911 registra aumento en llamadas de alerta para asistir a animales domésticos y silvestres

Leer más

“El tiempo es muy corto”, indica la representante del Movimiento Animalista Nacional, Mónica Cabrera, y señala que “la idea era reunirnos semanalmente, pero el paro nacional estancó el tema”. Además, reconoce que el avance ha sido lento, ya que “construir una ley no es sencillo”.

Por su parte, la especialista de la Dirección de Análisis Formativo y de Incidencia en Política Pública de la Defensoría del Pueblo, Pamela Jaramillo, señala que la mesa técnica ha intentado reunirse semanalmente o pasando una y que, hasta ahora, se ha conformado en siete ocasiones.

Sin embargo, desde que la Corte emitió su dictamen han pasado 24 semanas, es decir, solo se han reunido el 30 % del tiempo disponible que otorgó la Corte para la construcción del proyecto de ley.

A este ritmo será complicado hacer una buena ley, pero no podemos dejar pasar esta oportunidad. Tal vez se debió convocar antes. La idea es hacer la mejor ley posible.

Mónica Cabrera, representante de Rescate Animal y del Movimiento Animalista

Demora que, según Jaramillo, se puede atribuir a que en el proceso se han adherido más organizaciones sociales a contribuir en la construcción del proyecto y que “esto puede demorar el proceso”.

REFUGIO DE PERROS EN A (7607480)

El silencio municipal ronda al Centro de Bienestar Animal

Leer más

Además, Jaramillo señala que “aunque la sentencia se enfoca en la fauna silvestre, desde las organizaciones y la Defensoría hemos querido que abarque más: fauna urbana, acuática, animales en peligro de extinción, entre otros”.

Se está haciendo el esfuerzo por llegar a consensos. Sin embargo, la sentencia indica que la Defensoría debe mandar el proyecto de ley a la Asamblea. Ahí se da por cumplida.

Pamela Jaramillo, técnica de la Defensoría del Pueblo

Ampliación que nació también por observaciones que la Comisión de Biodiversidad ha realizado, durante numerosas reuniones, a la Defensoría para que se construya un proyecto de ley “consensuado”.

Su presidente, el asambleísta Washington Varela, en declaraciones para EXPRESO indicó que la socialización del proyecto de ley no debe limitarse a las organizaciones animalistas, sino a la población en general.

Hay voluntad por parte de la Defensoría del Pueblo. Sin embargo, hemos observado que debe ser socializado con todas las personas, no solo con los animalistas.

Washington Varela, presidente de la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea

Sobre la demora que implicaría incluir a más sectores, a poco más de un mes que culmine el plazo, Varela dice que “es un proceso y entiendo que no avancen a abarcar absolutamente todo lo que quieran”. Además, recuerda que, como parte del mismo dictamen de la Corte, la Asamblea Nacional tendrá dos años para seguir complementando la ley de derecho animal y su aprobación.

Criterio que la vocera de la Fundación Rescate Animal, Inti Alvarado, no comparte, ya que sumar más actores a la mesa técnica significaría seguir demorando el proyecto. En ese sentido, Alvarado señala que será necesario “hacer más mesas temáticas para dividir por productos”, ya que “hay que llegar a los tiempos de la Corte”.

Además, recuerda que los estándares del texto “parten de los parámetros fijados por la Corte”. También, recuerda que los derechos de los animales deben “ser útiles y tener un impacto real en su vida diaria”.

Por su parte, Cabrera hace hincapié en que se intentará cumplir con los tiempos que dispuso la Corte, con el objetivo de “construir la mejor ley posible a favor de los derechos de los animales”. Además, explica que aunque haya cosas por afinar en el proyecto, “esta es una oportunidad que no podemos desaprovechar. No tiene precedentes”.

Sin embargo, Alvarado indica que habrá que evaluar el texto final que se presente a la Asamblea para definir si se apoya o no el proyecto de ley.

  • Asamblea Nacional. La ley COPO, una iniciativa que distrae

En abril pasado, la segunda vicepresidenta del Legislativo, Yeseña Guamaní, presentó el proyecto de ley COPO a favor del bienestar de los animales domésticos como los perros y los gatos.

Sin embargo, las organizaciones animalistas que participan de la elaboración del proyecto de ley de derecho animal consideran que la iniciativa es distractora y que debería convertirse en un insumo más para la construcción de lo que califican es una ley “sin precedentes”.