Actualidad

El lejano escaparate de la oferta gubernamental

El tren playero toma un giro logístico.  Los inversionistas no aterrizan las propuestas. Las vías esperan por definiciones.

leja política wesley edens
Proyectos. El inversionista Wesley Edens (derecha) se reunió la semana pasada con el presidente Lenín Moreno.René Fraga / EXPRESO
Portada9-1024x666

Los 6 riesgos externos para la economía ecuatoriana en 2020

Leer más

Un año que termina sin muchas noticias de las ‘buenas noticias’. Algunas propuestas de megaobras e inversiones que le han llegado al Gobierno durante 2019 no acaban de ver la luz aunque las autoridades defienden su gestión y dicen que todo es cuestión de tiempo para empezar a ver los resultados.

La más reciente oferta se produjo la semana pasada. A Carondelet llegó el multimillonario estadounidense Wesley Edens con una oferta difícil de rechazar. El magnate asegura que quiere invertir en un proyecto de gas natural que paulatinamente sustituya al de los derivados fósiles.

El ministro de Energía y Recursos no Renovables, José Agusto, explicó que la iniciativa consiste en la provisión, instalaciones y una red de distribución que significaría una inversión de $ 3.000 millones. Esa propuesta está en ciernes.

Pero hay otras a las que incluso ya les apareció el financista como sucedió con la idea de construir una nueva refinería en Esmeraldas. Eso sucedía en septiembre de 2019, cuando un ciudadano mexicano apareció con la intención de invertir en el proyecto, según un ex alto funcionario del Gobierno de Lenín Moreno.

Tres meses después, no se sabe más del paradero del inversor, tampoco del anunciante, ni de los avances de los estudios para erigir el nuevo centro de refinación. El vicepresidente Otto Sonennholzner, en una entrevista televisiva, dijo que esto no se trata de “soplar y hacer botellas”.

Sobre la refinería, por ejemplo, aseguró que ya hay siete ofertas y está avanzando, aunque no se hayan hecho anuncios públicos. La obra deberá tener una capacidad mínima de procesamiento de 100.000 barriles por día y máxima de 300.000 barriles. El régimen espera una inversión de al menos 6.000 millones de dólares.

La cifra4.000 Millones de dólares sería la inversión de las vías Quito- Guayaquil y Machala- Guayaquil.

Otra oferta gubernamental que ya lleva un considerable retraso es el denominado ‘tren playero’, que se presentó, en octubre de 2018, como una alternativa principalmente turística y productiva para Guayas, Santa Elena y Manabí.

Las autoridades reconocen que esta obra es la que más les preocupa porque se han visto obligadas, en el camino, a modificar el objetivo principal que era incentivar el turismo en las tres provincias costeras.

El detalleEl vicepresidente Sonennholzner concluyó una visita a Catar en donde se reunió con autoridades y personas interesadas en invertir en el país.
ESCUELAS

La obra social del Gobierno de Lenín Moreno se queda en medio camino

Leer más

“No dan los números a la hora de hacer los cálculos y por eso ha derivado a un proyecto logístico para mover carga desde Daule, específicamente, hacia el puerto de Posorja. Se está coordinando con el administrador de ese puerto”, señaló el vicepresidente Otto Sonennholzner.

En carpeta también está el anuncio de la construcción de un metroférico para Quito que complemente las operaciones del Metro. Eso se anunció en las anteriores fiestas de la capital, hace un año.

También, la construcción de dos ejes viales que el régimen califica de vital importancia, pero de los que no hay nuevos datos. La supervía que conecte Guayaquil con Quito, pasando por Santo Domingo de los Tsáchilas, y la ampliación de la segunda carretera más usada del Ecuador: la Machala- Guayaquil.

De acuerdo con el segundo mandatario, habrá que esperar hasta enero de 2020 para conocer los términos y condiciones en los que estas dos vías serán entregadas en concesión.