Jóvenes esperan candidatos y ofertas nuevas, no tiktoks

  Actualidad

Jóvenes esperan candidatos y ofertas nuevas, no tiktoks

Las estrategias de los viejos políticos no cambian su percepción. Expertos atribuyen descontento a las necesidades que aquejan a esta población.

Representatividad. Los jóvenes acaparan el 38,6% de los votos en el mapa político de Ecuador.
Representatividad. Los jóvenes acaparan el 38,6% de los votos en el mapa político de Ecuador.Cortesía

El voto joven se ha convertido en el as bajo la manga de los partidos políticos a la hora de perfilar a sus candidatos en un escenario electoral, debido a que este grupo de la población que tiene entre 18 y 35 años acapara el 38,6% de los votos en el mapa electoral del país.

WhatsApp Image 2022-03-21 at 4.03.04 PM

La vivienda de Luz María no favorece a su calidad de vida

Leer más

Es por esto que, las organizaciones políticas han adaptado sus campañas a nuevos formatos y se han volcado a las plataformas digitales para acaparar la atención de este porcentaje representativo del electorado.

Una estrategia que pasa a segundo plano a la hora de ser evaluados por este porcentaje de la población que busca, entre los puntos más importantes de una propuesta de campaña, una solución a la falta de oportunidades laborales y académicas.

“Los jóvenes quizás no sepamos a detalle quién es quién si se habla de políticos, pero lo que sí tenemos claro es que ya no creemos en ninguno de ellos. La política se ha convertido en un mal chiste que subestima nuestra inteligencia. Yo, al menos, si estoy interesado en un candidato, uso el navegador de mi celular para averiguar su historial, no me dejo llevar por las tendencias en Twitter o el contenido de sus tiktoks”, expresó Renato Cozzarelli, de 23 años.

Para Álex Cedeño, gerente de la firma política Data lab, el descontento de los jóvenes con la política tradicional se debe a la falta de participación que han tenido en los escenarios electorales y en las propuestas de campaña.

prueba senescyt

Este miércoles más de 300 mil personas rendirán el test 'Transformar'

Leer más

“Los jóvenes están cansados de escuchar a los políticos, ahora son ellos los que quieren hablar y ser escuchados. Buscan autenticidad en un candidato, porque los estereotipos de los políticos cerrados ya quedaron en el pasado. Los jóvenes apuntan a gente real que sepa lo que dice y hace”, sostuvo Cedeño.

Dentro del grupo de los que quieren ser escuchados está Hellen Pinoargote, de 27 años, quien pone las cifras de desempleo como evidencia de las promesas incumplidas que han dejado las campañas electorales.

Los políticos han pasado de hacer grandes marchas a postear contenido informativo y hasta gracioso en redes sociales, pero lo que no cambia es la forma en la que  ignoran los problemas que aquejan a los jóvenes. Como por ejemplo, el gran número de personas que teniendo un título universitario y todas las capacidades para ejercer su profesión, no logra ni siquiera conseguir un trabajo que les ayude a solventar los gastos básicos”, lamentó Pinoargote.

Hay variedad en las versiones que dan los jóvenes cuando se habla de propuestas de campaña y política, pero solo una conclusión a la hora de calificar el proceso: “nada va a cambiar mientras sigan siendo los mismos de siempre”.

e6ba97ea9152510ea20257e105f2a61afa2fff09w

Lasso cree que proyecto de ley de Asamblea favorecía aborto libre en Ecuador

Leer más

Es el sentir de Jeremy Noé, de 19 años, quien explicó a EXPRESO que a pesar de no conocer a detalle los procesos electorales que se avecinan en el país, como las secciónales de 2023, tiene muy claro que “al momento de votar mi primera opción siempre van a ser los perfiles y las ideas nuevas. Quizás eso ayude al momento de cambiarle el rumbo a la política, porque de no ser así, nada va a cambiar, es un lío muy grande que tienen los políticos entre sí y, en algunos casos, hasta con la justicia”.

Para Andrés Campaña, experto en ciencias políticas, el descontento y rechazo que expresan los jóvenes hacia la política tradicional es atribuida al incumplimiento del sistema y las necesidades educativas, económicas y sociales que aquejan, de manera dramática, a esta población.

“Los candidatos de siempre o sus organizaciones han perdido mucha credibilidad a lo largo del tiempo, por eso los jóvenes buscan nuevas alternativas que puedan resolver eso que les aqueja”.