Actualidad

El Instituto de Patrimonio confirma el asentamiento de antiguas sociedades en zona de Balao

La gente de una comuna San Carlos encontró vestigios de las culturas Milagro y Jambelí, asentadas allí desde el inicio de nuestra era

balao
Un técnico del INPC visitó el sitio del hallazgo arqueológico y recolectó frangmentos de objetos como vasijas, platos, torteros y otros.Cortesía

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) confirmó este martes 14 de julio, el hallazgo de una zona arqueológica correspondiente a las culturas Milagro y Jambelí. Los restos de vasijas, cabezas antropomorfas y otros objetos fueron encontrados hace pocos días en la comuna San Carlos, del cantón Balao, en el sur de la provincia del Guayas.

La semana pasada, usuarios de redes sociales y el Municipio de Balao alertaron sobre este descubrimiento, por lo que el arqueólogo Byron Vega, funcionario de la Zonal 5 del INPC, se trasladó y realizó el jueves 9 de julio una inspección técnica en el sitio. EXPRESO dio cuenta de esta visita y de lo que constató Vega.

"En el recorrido del lugar del descubrimiento, se constató que es un sector sensible arqueológicamente, se observó una pequeña elevación (tola) y fragmentos cerámicos erosionados", confirmó este martes el Instituto.

La entidad agregó que Vega recolectó fragmentos para su diagnóstico, cuyas características determinaron que consisten en cerámicas utilitarias como platos, vasijas, compoteras y otros, pertenecientes a la cultura Milagro. Además, el experto constató que allí existe alteración antrópica, como son dos fosas de huaqueo de donde, según los moradores, salió el material cultural que estaba expuesto.

Piezas en poder de comuneros

Posteriormente, el técnico del INPC se dirigió al lugar donde los comuneros tenían recolectados otros objetos arqueológicos. Allí realizó la clasificación de las piezas originales y réplicas. Entre el material arqueológico habían: fragmentos cerámicos, torteros de diferente tamaños y diseños; un sello de iconografía zoomorfa (Búho); una cabeza antropomorfa; un cuello de compotera, y un colgante antropomorfo.

Se trata de material del período de Integración Milagro (900 d.C. – 1.534 d.C.) y desarrollo regional Jambelí (100 a.C – 900 d.C.).

El INPC sostiene que el registro de lugares arqueológicos en esa zona de Balao "da cuenta de la sensibilidad, a nivel arqueológico de la zona, ya que en superficie y bajo el suelo existen evidencia que ratifica el asentamiento de antiguas sociedades".

Cada vez que se realiza remoción de suelos o excavaciones en la zona, ya sea para sembrar, construir u otro fin, los habitantes encuentran vestigios arqueológicos. Por ello, la institución de Patrimonio considera importante que los lugareños realicen los respectivos estudios, previo al inicio de remoción de suelos, o a su vez se soliciten los certificados de no afectación patrimonial a sitios arqueológicos o paleontológicos.

Acciones de conservación

En conclusión, el INPC recomienda no efectuar trabajos de remoción de suelo para evitar que se alteren otros sitios arqueológicos.

Asímismo, ha pedido una investigación de prospección arqueológica en el sector, para identificar los nuevos sitios y determinar las zonas sensibles, delimitarlos y protegerlos, en concordancia al marco legal vigente. Los bienes hallados deben quedar a salvo de acuerdo a las leyes vigentes.

Como una de las primeras acciones, el INPC realizará el registro de este sitio arqueológico en el SIPCE (Sistema de Información del Patrimonio Cultural Ecuatoriano), con aquello se unirá a los otros 7 sitios que se encuentran en el sector.

"El GAD Municipal, con la asesoría técnica del INPC, deberán organizar talleres y sesiones de socialización con la comunidad, principales custodios del patrimonio", anunció la institución.