Actualidad

Instantáneas coronavíricas - ¿De qué lado está Nebot? Aún no decide

Jaime Nebot
Tendencia. Al líder del PSC no le queda mucho que negociar.EXPRESO

Nebot va a resolver el gran enigma

Hay cosas que los políticos dan por sentadas pero, para los ciudadanos de a pie, son misterios insondables. Por ejemplo: las diferencias que separan a CREO y el Partido Social Cristiano, máximos representantes de aquello que suele identificarse como “una tendencia”: la centroderecha. ¿Son esas diferencias (se supone que doctrinales o ideológicas) tan grandes como para justificar que uno de esos partidos (el PSC) opte por una estrategia electoral que perjudique al otro y beneficie al supuesto enemigo de ambos: el correísmo? De ser así, ¿dónde queda la supuesta tendencia? Otra posibilidad: la ideología y la doctrina valen tres atados. Lo que se juega es otra cosa: intereses, egos, dinero… ¿Tendencias? ¿Derecha? ¿Izquierda? ¿A quién le importa?

Guillermo Lasso

Guillermo Lasso: "Estoy dispuesto a dialogar con Jaime Nebot"

Leer más

Jaime Nebot tiene esta semana y la otra para responder estas preguntas, decidir de qué lado se encuentra su partido y definir de qué material está hecho él. Pero incluso más que eso. Si uno observa la conducta política del PSC durante los últimos 12 o 20 meses encontrará razones para pensar que las tendencias, o no existen o son muy diferentes a lo que pensamos. Por ejemplo, en el CNE. Ahí, socialcristianos y correístas cultivan una provechosa amistad y mantienen, juntos, un statu quo que beneficia a ambos. ¿Quién salvó a la impresentable Diana Atamaint del juicio político y la destitución? Correístas y socialcristianos. ¿Quién ha hecho todo para impedir el ascenso del representante de CREO, Enrique Pita? Correístas y socialcristianos. Y en la Asamblea Nacional, ¿quiénes pactaron para repartirse puestos clave en las comisiones parlamentarias?, ¿quiénes trataron de bloquear las leyes de Ordenamiento de las Finanzas Públicas y de Apoyo Humanitario?, ¿quiénes defendieron con uñas y dientes el método D’Hondt cuando se debatían las reformas al Código de la Democracia? Correístas y socialcristianos, siempre juntos.

Así que a Nebot, ahora, no le queda mucho por negociar. Al contrario, tiene la inapreciable oportunidad de definirse y gracias. Y, de paso, demostrar en qué consisten las tendencias políticas en juego, cómo funciona la política nacional. ¿Existe una tendencia de centroderecha? ¿O es la praxis populista la que define sus alianzas sin importar matices ideológicos? La cuestión que está por resolverse en estos días es de las importantes.

Jaime Nebot.jpg

Jaime Nebot: "En los diálogos es a Cristina Reyes a quien le corresponde representarnos"

Leer más
Juan Fernando Velasco
Campaña. Si lleva la guitarra, Juan Fernando Velasco será un éxito.EXPRESO

19 candidatos para un debate peor

No serán 19, serán un poco menos los candidatos a la presidencia que permanezcan después de esta etapa de alianzas y reacomodos. ¿Doce? ¿Quince? Aun así, demasiados. Apenas dos o tres obtendrán más del diez por ciento de los votos. De los restantes, apenas uno o dos conseguirán más del cinco por ciento; de los restantes, la mayoría no pasará del dos por ciento... Ahí están, sin embargo, con la certeza de que no tienen la menor posibilidad pero participando para engrosar el currículum, para mantener vivo su partidito, para beneficiarse de la promoción a escala nacional con fondos públicos…

Hay algo inmoral en el hecho de que una persona absolutamente incompetente para ocupar la presidencia y sin ninguna oportunidad de lograrlo, presente su candidatura solo para obtener réditos políticos o beneficios personales. A Juan Fernando Velasco, por ejemplo, esta aventura le ayudará a vender más discos. Ningún cantor popular desdeñaría dos meses de promoción nacional costeada por los contribuyentes. Él y su grupo político están en su derecho, claro, pero ¿es ético?

Lo peor es el daño que le hacen a la campaña. En el debate, por ejemplo. Ahora que es, finalmente, obligatorio, corre el riesgo de convertirse en inservible. Con 15 o más participantes, ¿de cuánto tiempo dispondrá cada uno para exponer sus planes de gobierno? Y la mayoría de esas exposiciones ¿tendrán el menor interés para los ciudadanos? ¿Alguien quiere oír la propuesta económica o fiscal de un cantautor, de un pastor protestante sin experiencia en la política, de un líder provincial empeñado en revivir a su partido? Pues va a tocar oírlas, con lo cual el debate perderá agilidad, interés, continuidad argumental…

Y no solo el debate: la información. Aunque el interés político real de la elección se centre en tres o cuatro nombres, hasta el último de los improvisados candidatos estará ahí para pedir a los medios un trato igualitario frente a los demás. Los periódicos se verán obligados a conceder a Carrasco el mismo espacio que a Lasso; a Velasco, idéntico despliegue que a Arauz; a Salem, Almeida, Hervas, Quirola… A todos lo mismo, en virtud de un mal entendido principio de equidad. El perjudicado será el ciudadano que tendrá que elegir en medio de tanta basura y tanto ruido.

papeleta presidencial

¿Quiénes son los precandidatos a la presidencia de Ecuador?

Leer más