Actualidad

Las incógnitas en la papeleta electoral inciden en la indecisión del votante

Hay más electores dudosos a cuatro meses de los comicios en comparación a la elección del 2017. Faltan por definir la inscripción de varios binomios

A1-5382599 (15382599)
El 71 % de los ciudadanos a septiembre de este año no decidían por quién votar para la Presidencia.ARCHIVO / EXPRESO

De los pocos aspectos claros en el actual panorama electoral es que son más los que aún no han decidido por quién votar, frente a quienes sí están decididos. Una reciente encuesta de Cedatos revela que el 71 % de los ecuatorianos está indeciso sobre por quién votarán para la Presidencia de la República. La cifra resulta alta a casi cuatro meses para acudir a las urnas y si se la compara con el dato de electorado dudoso de las pasadas presidenciales.

Gutiérrez

Lucio Gutiérrez insiste en ser presidente porque se considera “un patriota”

Leer más

A cuatro meses de las elecciones en las que fue elegido el presidente Lenín Moreno, el 52 % de los votantes no sabía por quién sufragar, según una encuesta de Cedatos difundida a finales de octubre de 2016. Ángel Polibio Córdova, presidente ejecutivo de la encuestadora, dijo en ese entonces que la cifra era la más alta de indecisos desde que el país regresó a la democracia.

El factor principal de esta indecisión está en las interrogantes sobre los rostros que participarán para las próximas elecciones. Pese a que está claro que algunos cuadros están virtualmente en la papeleta presidencial, el hecho de que el Consejo Nacional Electoral deba aprobar la inscripción de cada uno de los binomios hace que el votante, a criterio de varios expertos en temas electorales, prefiera manifestar su indecisión hasta que el candidato de su preferencia esté legalmente inscrito. “No hay candidatos seguros, no hay propuestas claras de esos candidatos que den esa seguridad al votante y que sepa quien es la persona adecuada para gobernar”, comenta el consultor y analista político, Daniel Molina.

En esta etapa habrá mucha desesperación con errores y el candidato que cometa aciertos y se maneje con una estrategia muy clara es el que marcará la diferencia.

Daniel Molina, consultor y analista político.

No solo eso. Los constantes cambios y movimientos de fichas en el tablero también han desubicado a un elector que espera definiciones. La declinación de Cristina Reyes y de Fabricio Correa, así como la de Otto Sonnenholzner y Álvaro Noboa y otras, a criterio del consultor político y catedrático universitario, Alfredo Dávalos, han aportado a un panorama de incertidumbre electoral que ahora se ve reflejada en el universo de indecisos. “Mucha culpa la tienen la falta de seriedad de las organizaciones políticas. En otras ocasiones ya teníamos candidatos a seis meses de las elecciones. Esto demuestra la crisis de liderazgo e institucional”.

La ciudadanía está esperando la papeleta definitiva a la Presidencia. Aún sigue el proceso de inscripción en el CNE, lo que no significa que van a ser calificados, hay impugnaciones.

Alfredo Dávalos, consultor político y catedrático universitario.

¿Cuál es el riesgo de un gran universo de indecisos? “Sí hay uno y es que el electorado ecuatoriano termine votando por el candidato menos malo y que el porcentaje de ausentismo sea mayor”, comenta Jorge León, director del Instituto Internacional de Marketing y Comunicación. No solo eso, prosigue, puede acentuarse la falta de credibilidad en la clase política lo que ahonda la crisis de partidos políticos lo que afecta a la democracia.

Desde varias elecciones atrás se viene produciendo un desencantamiento de la clase política. Estos actos de corrupción hacen que la gente no crea y por ende se desinteresa.

Jorge León, director del Instituto Internacional de Marketing y Comunicación.