Actualidad

El hijo del alcalde con pruebas a disposición

Los chats con una funcionaria dan cuenta de los pedidos El hijo de Yunda iba cuando necesitaba y llevaba varios amigos

Yunda- pruebas- covid
Procesos. El alcalde enfrenta problemas con la justicia, pero también al interior del Concejo Metropolitano.Cortesía

En 2020, en los días más complicados de la pandemia de COVID-19 en el país practicarse una prueba PCR para detectar el virus costaba alrededor de 120 dólares.

Había disposición en la Cruz Roja Ecuatoriana y en varios laboratorios. En esos sitios se podían apreciar largas filas de personas que querían descartar o confirmar contagios.

Sesión del Concejo Metropolitano de Quito, 15 abr. 21

Yunda deja la Alcaldía en 3, 2, 1...

Leer más

Por esos días, la Secretaría de Salud del Municipio había adquirido 100.000 pruebas para detectar la enfermedad que fueron cuestionadas por su supuesta baja sensibilidad y por un aparente sobreprecio.

El caso fue investigado por la Fiscalía inicialmente en contra de Lenin Mantilla, exsecretario de Salud del Municipio. Las sospechas alcanzaron al alcalde Jorge Yunda y a otros funcionarios municipales.

El lunes está prevista la audiencia preparatoria de juicio por posible peculado para 14 personas. En los últimos días de la instrucción fiscal llegaron informes de las pericias practicadas a los celulares de Yunda y su hijo Sebastián.

Cientos de chats atribuidos al hijo del alcalde dan cuenta del trato preferente que tenía en el Municipio por asesores y funcionarios del alcalde. Algunos de los cuales fueron despedidos o renunciaron.

No solo le pasaban diariamente la agenda del burgomaestre. Los chats que constan en uno de los informes evidencian que podía practicarse las pruebas para diagnóstico cuando él lo solicitase.

Y no solo él. Llevaba amigos, familiares y otros beneficiarios. En los chats con Estefanía Jarrín, quien se encontraba a cargo de la toma de muestras de COVID-19 en la Secretaría de Salud municipal, aparecen los pedidos. El intercambio de chats inicia el 2 de julio de 2020 y se extienden hasta febrero de este año.

wladimir jahya

El alcalde Jorge Yunda y 13 personas son llamadas a juicio por posible peculado

Leer más

Después de la presentación y saludos a través de WhatsApp Yunda le dice a la funcionaria: “tengo unas personas allegadas que quieren hacerse la prueba, quería saber si puedo enviártelos o cómo es el procedimiento para realizarse por fa”.

Ella le responde que se podría practicar la prueba, habla de planificación y consiente “mientras no sean demasiadas personas porque ahí deberían hacer otro proceso, ya que no todos requerimos hacernos las pruebas”.

Yunda responde que son cuatro y que trabajan en la Secretaría de Cultura del Municipio. Envía nombres y números de cédula. Ese es solo el inicio de una serie de pedidos efectuados en los siguientes meses. A finales de julio el hijo del alcalde pregunta si puede hacerse nuevamente la prueba. Dice que se hace el control por su padre y ella responde que cada 15 días debería hacerse.

Va con otras cuatro personas, dos de las cuales trabajarían con el burgomaestre. Son los primeros días de agosto.

En septiembre se repite la rutina. “Hola Stefy, ¿cómo estás? Te cuento que deseo hacerme la prueba para control nuevamente”. La funcionaria le dice que vaya cuando desee.

Va con dos, con tres y hasta con cuatro personas para las pruebas en los siguientes meses. Y de eso, al parecer, conocía el alcalde.

Al menos eso evidencian los diálogos. El 28 de septiembre de 2020 le decía a Jarrín: “amiguita estoy en el colegio 9 de Octubre. No sé si te contó mi Pa, que mi hermana se iba a hacer la prueba para una cita médica que tiene y le pidieron la prueba”. Pide los resultados. La respuesta: “de Anahí y de Flor Garrido le mandé a tu papi ayer en la madrugada”. Y si el hijo del alcalde iba a viajar mandaba mensaje. EXPRESO buscó el comentario de Jarrín. Hasta el cierre de la edición no hubo respuesta.

El 20 de abril de 2020 llegaron al país, desde Corea, las primeras pruebas para diagnóstico. El alcalde decía que con ellas se contaba finalmente con herramientas y ya no se iba a luchar a ciegas contra el virus, sino en forma científica. Un año después Quito es la ciudad con el mayor índice de contagios del país y una de las urbes confinadas.

BIcentenario

Tres informes apuntan a Yunda, su hijo y concejales

Leer más

Salida del país

Pocos días antes de la presentación del informe por parte de los peritos, el hijo del alcalde había salido del país.

Pronunciamiento

La primera reacción del alcalde Jorge Yunda ante la revelación de los chats que involucraban a su hijo señaló que no ponía la mano en el fuego por nadie.

Cuestionamiento

Poco después del primer comentario Yunda habló del debido proceso para su hijo y señaló que debería establecerse si los chats eran reales.