Actualidad

El gran negocio del nuevo aeropuerto de Guayaquil

ANÁLISIS | Algunas empresas e intermediarios se harán millonarios, son tres negocios en uno

AEROPUERTO DEL DAULAR
Terrenos donde se construirá nuevo aeropuerto de Guayaquil, en Daular.Archivo

Para que no haya malas interpretaciones, no estoy tratando de insinuar o sugerir que se trata de un “negociado”, sino de un gran negocio. Es que construir un aeropuerto de 800 millones de dólares, una autopista de más de 200 millones y explotar 220 hectáreas de tierras donde está el actual aeropuerto, con un valor cercano a los 1.800 millones de dólares, es un gran negocio. Algunas empresas e intermediarios se harán millonarios, son tres negocios en uno que sobrepasan los 3.000´000.000 de dólares. Y, no estoy considerando la plusvalía de los terrenos alrededor de la posible nueva obra.

PISCINAS EN LAS CALLE (12069757)

Un Carnaval en medio de controles a piscinas y asadores en la vía pública

Leer más

(Lea también: En dos días de feriado salieron más de 77.000 vehículos de Guayaquil)

Ahora bien, por ahora no es importante saber quiénes se harán millonarios. Ya habrá tiempo para saber quiénes están detrás de estos negocios que suponemos se harán lícitamente y en beneficio de los ciudadanos. Aquí lo importante es saber si realmente son obras que van a favorecer a los guayaquileños.

Existe una ordenanza que prohíbe realizar ruido en exceso.

Guayaquil: Se multará a quienes realicen exceso de ruido durante el feriado

Leer más

El primer gran negocio, el aeropuerto innecesario. ¿Se necesita un nuevo aeropuerto? La respuesta técnica es no. Actualmente, el aeropuerto José Joaquín de Olmedo tiene un movimiento de 4´000.000 de pasajeros al año y fue construido para una capacidad de 7´500.000 pasajeros, por lo tanto, esta no es una razón para construir uno nuevo. Tampoco lo es la cantidad de vuelos ni la cantidad de carga, ni el tipo de aviones que recibe. La pista de 2,800 metros tampoco es un inconveniente. Hoy pueden aterrizar y despegar Jumbos y DC10. Además, puede perfectamente ampliarse por encima del río Daule, como en muchísimas partes del mundo.

(Lea también: Murales en zonas conflictivas, el inicio del cambio)

El peligro por encontrarse en medio de la ciudad es otro de los argumentos que ha quedado desvanecido gracias a la tecnología. Ninguna aeronave comercial de pasajeros ha sufrido un accidente grave en más de 40 años. El último accidente ocurrido en las cercanías del aeropuerto data de octubre de 2022, cuando una avioneta sufrió un desperfecto y se estrelló contra un poste en la ciudadela Alborada, ocasionando la muerte de dos de sus ocupantes.

Aunque una sola muerte es dolorosa, las frías estadísticas demuestran que la siniestralidad es muy baja. El argumento de las aves que se estrellan contra las turbinas es real, pero puede ser fácilmente controlado haciendo emigrar a esas especies que no son endémicas. También se ha disminuido casi en su totalidad la afectación por el ruido de los aviones. Es importante resaltar que todas estas circunstancias también pueden darse en Daular.

diseño del nuevo aeropuerto
Parte del diseño de lo que será en nuevo aeropuerto en el Daular.Cortesía
clausuras

Guayaquil: una veintena de locales fueron clausurados en Urdesa y vía a la costa

Leer más

El segundo gran negocio, la autopista. La tendencia mundial en aeropuertos ya no es que estén alejados de las ciudades, sino todo lo contrario. Los turistas y pasajeros de negocios prefieren terminales cercanas a la ciudad porque les permite llegar más rápido a sus destinos y abaratar el costo del transporte desde y hacia el aeropuerto. Llegar a Daular demora aproximadamente una hora desde el centro de la ciudad.

(Lea también: Urdesa, a la espera de ser potenciada)

Entonces se requiere una nueva autopista y es aquí donde aparece el segundo gran negocio. El costo de esta vía estaría por los 220´000.000 de dólares. Inicialmente, contemplaba túneles a través de Cerro Blanco, pero el alcalde Aquiles Álvarez ha descartado esa posibilidad y busca alternativas. En todo caso, la lejanía del aeropuerto implicará un costo adicional de al menos $ 40 y un viaje más largo para los pasajeros.

parque samanes

Malecón 3000: En mayo presentarán una maqueta sobre el proyecto en Samanes

Leer más

El tercer gran negocio, “La Nueva Ciudad”. Esta es la parte más jugosa del negocio. Cuando entre en funciones el nuevo aeropuerto en Daular, el plan es construir 2´000.000 de metros cuadrados en el terreno que actualmente ocupa el J.J.O. Realmente, una monstruosidad llamada pomposamente “La Nueva Ciudad”. Edificios de oficinas, edificios de residencias, centros comerciales, patios de comidas, locales de diversión, etc. Una mezcla de Guayarte gigante con Puerto Santa Ana, pero más abarrotado y más caro. Guayaquil no requiere más cemento, necesitamos un nuevo pulmón para respirar.

(Lea también: Un tramo del parterre central de la avenida De Las Américas con cajas abiertas)

Ese espacio puede convertirse en un gran parque central con algunos lugares públicos como un gran teatro al aire libre para conciertos y eventos, una biblioteca, quizá un hotel y muchas áreas verdes, sitios de recreación para personas de avanzada edad, lugares de ejercicios, un circuito para bicicletas, lagunas, sitios con sombra para lectura o descanso. También puede incluirse una pequeña avenida de tráfico lento o de paseo que conecte la avenida de las Américas con la avenida Pedro Menéndez, pero nunca una avenida de tráfico rápido.

Si se construye el nuevo aeropuerto en Daular es obligación del Estado local devolver el área desocupada a los guayaquileños y no venderla a millonarios promotores de elegantes hacinamientos a los que solo tienen acceso personas con elevado poder adquisitivo. Esas tierras pertenecen a quienes vivimos en Guayaquil, por eso lo que se construya ahí debe ser para la utilidad de todos y no de unos pocos privilegiados.

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!