El Gobierno baraja 3 opciones para el proyecto Viaducto Sur

  Actualidad

El Gobierno baraja 3 opciones para el proyecto Viaducto Sur

El financiamiento dificulta la construcción de la obra, que fue una oferta presidencial. Delegarla al Municipio de Guayaquil sigue como una alternativa

maxresdefault
El puente sobre el río Guayas tendría 2,8 kilómetros de largo y un gálibo vertical (altura que permite pasar a embarcaciones) de 55 metros.CORTESÍA

Transcurrido un año desde que se declarara de interés público una propuesta presentada para la construcción del Viaducto Sur, conocido como el Quinto Puente, la concreción de esta importante obra para Guayaquil, que fue una oferta del actual Gobierno, transita hasta ahora por un camino solo de posibilidades.

Guayaquil. El presidente (c) lanzó ayer el concurso público para la obra.

La puja por el Viaducto Sur durara cuatro meses

Leer más

Se proyecta en esta infraestructura pública la construcción de un largo puente sobre el río Guayas para conectar la principal zona portuaria del país y la red vial estatal, lo cual contribuirá además al descongestionamiento vehicular en la ciudad (ver gráfico).

El financiamiento se ha convertido en el gran atasco para hacer realidad una propuesta que nació hace cerca de dos años, en la que el riesgo y la inversión recaían sobre la iniciativa privada.

Tras el fracaso, en 2019, del concurso público internacional convocado bajo un modelo de concesión, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) baraja ahora tres posibilidades para dejar encaminada la negociación que lleve a hacer realidad esta infraestructura vial.

Conferir la competencia al Municipio de Guayaquil para que este asuma la construcción de la obra está entre esas opciones, según manifiesta a EXPRESO, el ministro del ramo, Gabriel Martínez, al explicar el panorama de posibilidades.

Hace dos años ya, la alcaldesa Cynthia Viteri, a nombre del Cabildo porteño, pidió manejar el proyecto desde sus bases. Sectores productivos de Guayaquil han mostrado su respaldo a la iniciativa municipal para hacer realidad el megaproyecto a través de una alianza público-privada.

QUINTO-PUENTE
LAS PROPUESTAS

La primera opción para el Gobierno, sin embargo, sigue siendo que el MTOP delegue a la iniciativa privada, a partir de la propuesta que presentó la promesa de consorcio Quinto Puente (conformado por las empresas Conalba y Herdoíza Crespo Construcciones).

“La iniciativa privada pone un inicio al proyecto, pero se tiene igualmente que invitar a otros actores para que ofrezcan (en un concurso público), sobre la base de esa iniciativa y propongan lo mejor”, explica el ministro.

La oferta del consorcio Quinto Puente plantea una inversión de $ 694 millones (de los cuales $ 237 serían gastos de operación que se financiarían con el cobro de un peaje de $ 3 por eje), con un aporte estatal de $ 350 millones.

El MTOP espera en esta semana una respuesta sobre un pedido de replanteamiento de esa propuesta, para que se cobre un peaje de $ 4 por eje, de manera que se reduzca el monto a financiar por el Estado, detalla Martínez.

Ante una eventual imposibilidad de financiamiento estatal, la segunda opción que maneja el Gobierno para el Viaducto Sur es asumirlo como obra pública mediante una licitación -indistintamente de qué entidad pública lo lleve a cabo-, pero respaldado con préstamos de organismos multilaterales (endeudamiento público).

El pasado tres de octubre se declaró desierto el concurso público para la edificación del también conocido como quinto puente.

Ministerio de Obras Publicas reitera que se encargara del puente del sur

Leer más

El ministro asegura que el Gobierno ha mantenido recientes reuniones con el Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y Banco Europeo de Inversiones (BEI).

“Hay muchísimo interés en apoyar este proyecto, pero están requiriendo que se haga una actualización del estudio de la demanda (tráfico vehicular) y otros como de hidrología, geotecnia, topografía, impacto ambiental, expropiaciones. Ellos piden requisitos que deberíamos dejar terminado para poder financiar un proyecto de esta magnitud”, sostiene.

La última opción es entregar la delegación al Municipio de Guayaquil. Según Martínez, el MTOP está a la espera de información que en días recientes solicitó al Cabildo acerca del alcance del proyecto, el modelo de gestión para llevarlo a la realidad y el mantenimiento vial.

A fines de febrero el Gobierno tomaría una decisión con respecto a la alternativa más viable para el proyecto vial, sobre quién asumiría la competencia y la modalidad de negocio conduciría a su ejecución.