Ginger Tumbaco recibe el cadáver de su esposo, un día después de contar su historia

  Actualidad

Ginger Tumbaco recibe el cadáver de su esposo, un día después de contar su historia

Luego del reportaje publicado por Diario EXPRESO, el 1 de diciembre, la viuda relató cómo autoridades se comunicaron con ella para dar a conocer que ya habían reconocido el cadáver de su esposo

GINGER ESPOSA
Ginger reclamaba el cuerpo de su esposo.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

Finalmente, luego de más de dos meses de incertidumbre y angustia, Ginger Tumbaco pudo confirmar la lamentable noticia de que su esposo Wilmer Salguero fue asesinado en la masacre carcelaria del pasado 28 de septiembre del presente año.

Espera cadáver

63 días esperando a que le den el cuerpo de su esposo

Leer más

Luego del reportaje publicado por Diario EXPRESO el pasado miércoles, la viuda relató cómo autoridades se comunicaron con ella para dar a conocer que ya habían reconocido el cadáver de su esposo.

“Me preguntaron si yo di el reportaje y me dijeron que el cuerpo estaba hace una semana”. Ante esto ella reclamó, ya que asegura que ha estado pendiente del proceso. “¿Cómo va a ser hace una semana? Yo casi todos los días iba a la PJ y nunca me decían nada. Ustedes esperan que la gente se comunique por medio de los periódicos para ayudar a reconocer” los cuerpos, contó la señora sobre su diálogo con la persona que la llamó de la Policía Nacional.

Ginger se encuentra desconsolada y clama por ayuda para poder darle una sepultura a Wilmer. “No tenemos cómo enterrarlo, pedimos ayuda a las autoridades para darle cristiana sepultura. No tenemos recursos y mi suegra es pobre”, exclamó la mujer, que ahora espera culminar con los trámites necesarios y retirar el cadáver lo antes posible.

20211120_095614

Masacre en la Penitenciaría: cuatro cuerpos aún permanecen en la morgue

Leer más

Wilmer Salguero cumplía una condena por robo de 20 meses y debía salir el 23 de noviembre, pero la muerte lo encontró primero justo un mes antes de que pueda volver a salir a las calles libremente.

La mujer todavía recuerda que pudo hablar con su esposo justo minutos antes de su muerte y le pidió ayuda a gritos, pero lamentablemente ella no pudo hacer nada para rescatar a su esposo de la muerte.