63 días esperando a que le den el cuerpo de su esposo

  Actualidad

63 días esperando a que le den el cuerpo de su esposo

Ginger no tiene noticias de su pareja desde la masacre de septiembre en la Penitenciaría. No hay cadáveres sin identificar, dice Criminalística

Espera cadáver
Guayaquil. Ginger Tumbaco vive días de angustia esperando una llamada con noticias sobre su esposo.Juan Faustos

El calvario que vive por dentro no se ve a primera vista. Mira al estero Salado con unos ojos tristes y un corazón intranquilo, antes de contar lo que la atormenta desde hace 63 días. Ginger Tumbaco lleva dos meses esperando que alguien le confirme si su esposo fue asesinado en la masacre de la Penitenciaría de Guayaquil del pasado 28 de septiembre. Pasa los días pegada al teléfono sin tener noticias ni un cuerpo al que dar sepultura y descanso.

Aquel día, fue la última vez que pudo escuchar la voz de su pareja que apenas alcanzó a pedirle auxilio desesperadamente. Ya había sido herido de bala. “Mija llama a la policía, llama a la ambulancia, me dieron en las dos piernas”, recrea la mujer. “Eso fue lo último que pude oír de él”.

20211120_095614

Masacre en la Penitenciaría: cuatro cuerpos aún permanecen en la morgue

Leer más

Ginger relata que luego de unas horas volvió a llamar, pero ya no pudo escuchar la voz de su amado, simplemente se tuvo que conformar con la respuesta de un carcelario desconocido diciendo, “esto se puso bien feo, nos van a matar a toditos. ¡Nos están quemando!”, luego de ello, perdió totalmente comunicación y la desesperación se apoderó de ella.

A partir de ese momento han transcurrido 63 días llenos de angustia e incertidumbre, ya que según un listado entregado por la Penitenciaría el 10 de octubre, su esposo Wilmer Jefferson Salguero Ocaña constaba en la lista de fallecidos producto de una de las masacres más violentas en la historia de las cárceles del Ecuador.

Ginger asevera que en esa masacre fueron más de 500 los fallecidos, además que todavía existe más de una decena de cadáveres que no han sido entregados por diversos factores “El doctor nos dijo que hay más de 10 cuerpos incinerados, decapitados, quemados y desmembrados”, recalcó la mujer.

Ante esto, Diario EXPRESO pudo conversar con William Terán, director del Laboratorio de Criminalística, quien aseguró que fueron 122 asesinados en aquel amotinamiento, se han entregado 119 cuerpos y solo faltarían 3 que ya han sido identificados, pero todavía no han culminado con el trámite para dárselos a sus respectivas familias.

Ginger recuerda que el 8 de noviembre le tomaron la prueba de ADN a su suegra y le dijeron que en unas semanas recibirían noticias, sin embargo hasta ahora no sabe realmente si su esposo está muerto o no. “Todos los días voy a la PJ y me dicen que todavía no hay respuesta. Nos dijeron que esperemos de 3 a 4 semanas, pero no nos dicen nada. Es duro porque no se le puede dar una cristiana sepultura”, nos contó, mientras observaba una foto de su esposo que era apodado el Gato. Para Ginger todo esto es como una pesadilla, sin embargo ella no pierde la esperanza de recibir una noticia de su pareja mandando abajo todo el sufrimiento que vive. “Quisiera que me llame y me diga que está bien porque todavía no hemos visto su cuerpo”.

Crisis carcelaria_Penitenciaría_Guayaquil

El infierno tiene sede a 16 km

Leer más

Ginger cuenta con mucha tristeza que su pareja cumplía su condena de 20 meses justo el 23 de noviembre del presente año, un mes antes de su inesperada desaparición.

Wilmer Salguero se encontraba preso por robo y según su esposa nunca perteneció a ninguna banda delincuencial, pero admite que era segunda vez que caía en el calabozo debido a asaltos. Sobre el conflicto de bandas que existe en el interior de la Penitenciaría prefirió no hablar por miedo a represalias.

La familia, compuesta por 3 menores de edad, hijos del desaparecido y su esposa, continúan a diario atravesando el río Guayas en lancha desde el barrio Nigeria, anhelando encontrar respuestas. Y 63 días después, continúa la tensión.