Actualidad

Funerarias: “Ni nosotros compramos cofres a 150 dólares”

El gremio rechaza la fijación de precios por parte del COE nacional. Piden analizar la medida

repartieron cal (31604921)
Referencial. Muchas funerarias vendieron todo y se quedaron sin cofres durante los días más críticos.CHRISTIAN VINUEZA / EXPRESO

Los dueños de las funerarias dicen sentirse nuevamente preocupados después de que, por disposición del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, los precios de los ataúdes fueron fijados en un máximo de 150 dólares.

“Ahora los funerarios estamos entrando en desesperación. Nos han puesto un tope de 150 dólares por cofre, de 100 dólares y 150 dólares el cofre de madera. ¿En dónde? Ni siquiera nos llaman para analizar el tema”, dice a EXPRESO el presidente de la Federación de Servicios Exequiales del Ecuador, Merwin Terán.

Según el líder del gremio, ellos como funerarias compran los cofres sin terminar en los talleres en 200 dólares y se encargan de pintarlos y adecuarlos para la venta. “No se hace con un soplete y ya, tenemos que preparar el material, lo tapizamos. Una persona hace uno en el día”, explica.

ataúdes en casa

Coronavirus: Se quedaron con los ataúdes en casa

Leer más

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo la semana pasada que la medida se había tomado después de un “análisis cuidadoso” y que han constatado la existencia de personas que “pretenden aprovecharse de la situación de emergencia para diferentes tipos de beneficios económicos”.

Este Diario pudo conocer por medio de testimonios de personas que perdían a sus familiares que entre las dos últimas semanas de marzo y la primera de abril hubo un sobreprecio de los ataúdes.

Guillermo Enríquez, por ejemplo, dijo a EXPRESO que había tenido que pagar 1.500 dólares por una caja para enterrar a su padre, cuyo cuerpo seguía desaparecido.

Terán también está consciente de ello. Dice que efectivamente hubo muchas personas que se aprovecharon de la crisis, pero que no fueron las funerarias sino las fábricas y personas “inescrupulosas” que se hicieron pasar por funerarias para ganar más dinero.

“Las fábricas les lanzaron unos precios elevados a las personas y dejaron desabastecidas a las funerarias. Hay personas que ahora cogen una camioneta demasiado vieja, le ponen un papel que dice funeraria y quieren rodar y cobrar como funeraria. Eso deberían investigar”, reclama.

El además presidente de la Asociación de Funerarias del Guayas también dice que ellos han descubierto a muchas personas que afuera de los cementerios venden servicios exequiales y que no están autorizadas para hacerlo.

cementerio espera

Coronavirus: “Hay cuerpos enterrándose en bolsas”

Leer más

“Esto nos ha dañado la imagen a todo el sistema funerario. Estamos mal parados totalmente”, indica.

Por estas razones han enviado ya una carta al COE nacional y a la ministra María Paula Romo, con la finalidad de coordinar una reunión para analizar con mayor detenimiento este tema e informarles a las autoridades en los exteriores de qué hospitales, por ejemplo, ellos han visto que se están cometiendo irregularidades.

“Nosotros no vendemos cajas, vendemos servicios, guiamos a las personas, hacemos trámites y vamos a recoger los cuerpos. Aparentemente es poco, pero es bastante lo que se hace”, reitera.