Coronavirus: “Hay cuerpos enterrándose en bolsas”

  Actualidad

Coronavirus: “Hay cuerpos enterrándose en bolsas”

El Gobierno los sepulta así por falta de ataúdes, según el presidente de las funerarias. Wated dice que no se responsabiliza del mal manejo de cadáveres en hospitales

cementerio espera
Preocupación. Días sin descanso, dolor y angustia debido a la epidemia del coronavirus.Freddy Rodríguez / Expreso

En fundas y ahora en cajas de cartón están siendo enterrados los fallecidos en los camposantos de Guayaquil por la falta de ataúdes de madera que empezaron a escasear por el aumento significativo de las muertes en la ciudad. Así lo afirma Merwin Terán, presidente de la Asociación de Funerarias del Guayas.

“Ya no están requiriendo ataúdes, pues en las mismas bolsas en las que los ponen en los hospitales se están enterrando los cuerpos que llegan al cementerio en esos contenedores del Gobierno. Además, una vez que los cadáveres entran a esos contenedores ya no se entregan a los familiares. Los están enterrando a todos juntos”, aseguró en una entrevista con EXPRESO.

Su testimonio coincide con el de varios parientes de fallecidos que han denunciado a este Diario durante toda la semana que conseguir un féretro de madera en la ciudad se ha convertido en un completo calvario y que, además, cuando acuden a los hospitales para retirar a sus deudos les dicen que ya fueron llevados directamente al Parque de la Paz.

Parques de la Paz

Testimonios del COVID-19: “Había como 200 muertos en el contenedor y mi papá no estaba ahí, pisé cuerpos y sangre”

Leer más

“Nadie nos da razón del cuerpo de mi esposo. Mi hermano tuvo que ingresar al hospital de Los Ceibos a buscarlo entre otros cuerpos y no lo encontró”, dijo el sábado Ginger Estrada, quien esperaba por información junto a otra decena de personas afuera del Parque de la Paz de La Aurora.

Otros, como Guillermo Enríquez, denunciaban la falta de identificación de los cadáveres y aseguró que en los contenedores había cuerpos de mujeres en fundas que tenían nombres de hombres.

Jorge Wated, quien coordina la recolección de cadáveres en Guayaquil, dice el manejo de esos cuerpos es una responsabilidad exclusiva de los hospitales donde fallecen.

“Ese no es un problema que nosotros vamos a asumir, es un problema que tiene que reposar bajo la responsabilidad de quienes manejan las morgues y estos hospitales”, señala.

"Cuando los nombran gerentes de los hospitales todos son felices, pero cuando tienen que hacer las cosas bien hechas, ahí empiezan a generar desórdenes", añade.

La Fuerza de Tarea, asegura, no entierra ni recibe cuerpos que no estén identificados y con los papeles en orden. “Esto no fue hecho para darle una clase de orden y administración de cuerpos en las morgues, ellos tienen jefes que deberían saber cómo manejar sus muertos”, menciona.

Según el protocolo, estos cuerpos no pueden ser llevados a los contenedores antes de las 24 horas, pero familiares cuentan que en la práctica no es así.

Al respecto, Wated señala que ya ha enviado tres comunicados a los hospitales públicos, al ministro de Salud y a Paúl Granda, presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, para que se responsabilicen por la situación.

“Nosotros no podemos tratar a la gente de esa manera, se tiene que tener el cuidado respectivo. No puede haber personas que entren a los hospitales con nombres y apellidos y salgan como NN”, añade.

Sobre la forma de entierro, niega que estos se estén realizando en fosas, ni poniendo un cuerpo encima de otro, pero sí confiesa que se sepultan en bolsas plásticas. Desde ahora, acota, se hará en las 3.000 cajas de cartón que les donaron.

Cementerio

Testimonios del COVID-19: el silencioso dolor de no poder despedirse de la familia

Leer más

“Comenzamos a enterrar en fundas hasta que conseguimos estas tumbas de cartón, pero usted sí puede enterrar en fundas, lo puede hacer, no genera un foco de infección ni nada de eso”.

Además, explica que se publicará los datos de las sepulturas que están realizando a los cuerpos que estaban en los contenedores de los hospitales. "Los fallecidos enterrados estarán en un listado en una página web y (los familiares) sabrán en qué nicho y en qué hueco exactamente está enterrado y en qué cementerio".

En detalle

Protección. Solo el 20 % de las funerarias de Guayaquil están atendiendo, el resto, dice Teran cerraron por miedo al contagio y falta de insumos de protección, Wated dice que si estos locales cobran por su servicio ellos mismos deben proveer de protección a sus empleados.

Precios. Wated asegura que el Gobierno no tiene capacidad para controlar durante esta emergencia los precios excesivos que algunas funerarias les ponen a los ataúdes. La oferta suele llegar hasta 1.200 dólares por uno que semanas atrás valía 400 o 500.

Criminalística. Si un cuerpo no tiene los papeles en regla, Wated dice que Criminalística debe hacerse cargo de su identificación para que ellos puedan enterrarlo.

Más cajas. El Municipio de Guayaquil también donó a Jardines de la Esperanza y a Parque de La Paz más de 1.000 cajas de cartón para las familias que han perdido a parientes por COVID-19.