Actualidad

Las familias cuencanas y la tradición de los pesebres navideños

Es una tradición morlaca que data de fines del Siglo XVIII. Desde el domingo de Adviento se elaboran los nacimientos para recibir la Navidad

Cuenca y pesebres navideños
Carmita Jerez muestra el pesebre navideño que ocupa la mitad de la sala de su casa.Claudia Pazán

Luces y figurillas de los pastores, reyes magos, san José, la Virgen María y el Niño Dios son parte de los cientos de piezas que conforman el pesebre de Carmita Jerez. Cada año su sala se convierte en una representación a escala del nacimiento de Jesús.

bienal

La Bienal de Cuenca invita a pensar en la historia de la humanidad

Leer más

Este año, pese a que ocupó solo la mitad de su sala, usó 500 imágenes para dar vida a lo que fue la tierra de Belén. Con papel reciclado, un poco de pintura, algunas formas rocosas y un motor para dar movimiento a una pequeña cascada, Carmita armó diferentes niveles en los que distribuyó los ambientes que dieron vida a su nacimiento. Esta costumbre dice que la aprendió de su madre, quien también armaba el pesebre cada año.

En la actualidad Carmita ya tiene 63 años y nunca ha dejado de construir esta representación de la llegada del hijo de Dios. Para esta cuencana, armar cada año su nacimiento es “vivir su fe con alegría”.

“Es el nacimiento de Jesús. Todo nacimiento es motivo de felicidad, y construir este pequeño espacio es para mí un honor que comparto con mi familia”. Comenta como anécdota que su esposo siempre le pide dejar un pequeño espacio en la sala de su hogar para poder sentarse, a lo que ella responde que “tiene todo el año para hacerlo y en diciembre este espacio es exclusivo para montar sus creaciones”.

Cuenca y pesebres navideños
Lola Galindo tiene su pesebre en una habitación de 12 metros cuadradosClaudia Pazán

En toda la estructura se divisan diferentes escenas de la tierra de Belén y el día del nacimiento de Jesús. En la parte alta están los reyes siguiendo la luz de la estrella, los establos, los arcos de Jerusalén y el momento mismo del parto de María. En la base, Carmita intentó integrar tradiciones locales como el cuidado de animales domésticos, el palo ensebado, la venta de hornado, entre otras.

El sábado se llevará a cabo un evento en la avenida Solano, también para el encendido e todos los puntos luminosos que se colocaron desde la avenida

Cuenca: Cientos de luces iluminan el Centro Histórico por Navidad

Leer más

Lola Galindo también comparte la afición de Carmita. Tiene su pesebre en una habitación de aproximadamente 12 metros cuadrados. La mujer, amante a las plantas ornamentales y a las aves, en su vivero ubicado en Buenos Aires de Sayausí construyó hace tres años un nacimiento con la ayuda de una prima y desde entonces no lo ha levantado. Recuerda que les tomó más de ocho meses la elaboración de todas las figurillas y adecuar el espacio.

Todos los personajes fueron elaborados con porcelanicrón y la decoración se acompaña de plantas vivas como las suculentas, colocadas en pequeñas macetas. También utiliza piedras de río como adorno. Quienes visitan el vivero de Lola aprovechan para conocer su representación de Belén. Cuenta con diferentes ambientes como un parque infantil, árboles frutales, carpinterías y varios locales de oficios tradicionales de Cuenca, además de un mercado y tiendas. Cada año aumenta piezas y cambia las que se hayan deteriorado. El mantenimiento del espacio lo efectúa a diario. Para el 2024, Lola prevé ampliar su pesebre e incluir piezas en movimiento. Para esto ya está preparando los materiales y su diseño.

Según la historiadora Ana Luz Borrero, no existe una investigación profunda para establecer de dónde viene esta tradición. Sin embargo, dice que hay registro de estas grandes representaciones a finales de la Colonia. Cita como ejemplo las figuras de propiedad del Museo de Las Conceptas (el Niño en la cuna, la Virgen María, San José, pastorcillos, entre otros). “Todas son piezas de carácter colonial”, recalca.

Cuenca y pesebres navideños
Las familias combinan los personajes bíblicos con detalles representativos de la cultura local.Claudia Pazán

La experta explica que la tradición poco a poco salió de los conventos y antiguas iglesias, y entre los años 60 y 70 las familias de todos los estratos sociales de Cuenca adoptaron esta costumbre dentro de sus hogares. Las representaciones que generalmente se construyen son Belén y los riscos. De este último elemento, en Las Conceptas existe uno grande en exhibición.

ALFARERIOS DOS

En murales rescatan la memoria de alfareros de Cuenca

Leer más

La particularidad es que representa a la Cuenca de hace dos siglos. Se divisan todas las iglesias importantes de la época, los soldados con sus trajes, las personas que podían estar en la calle y un Niño Dios envuelto en paños bajo la tradición ancestral de los pueblos cañari e inca. “Es una clara muestra de que existe una apropiación cultural”, sostiene.

La tradición de las familias engloba varios actos de fe y no solo la construcción del nacimiento. Realizan la novena y las posadas, donde la gente se viste de personajes bíblicos, y finalmente la celebración de una misa. Todo en honor al Niño.

Además, hasta el siglo pasado estos elementos culturales tenían otras características especiales. Se utilizaban especies naturales como el kikullo, musgos, bromelias o huicundos extraídos de los pajonales de Barbón, Soldados y El Cajas. Hoy se ha pasado al uso de otros materiales como el papel reciclado y las fibras artificiales. No obstante, lo que sí se conserva es la imaginación e ingenio de las familias para representar la escena del nacimiento del hijo de Dios.

Cuenca y pesebres navideños
La tradicional escena de José, María y los Reyes Magos es el punto central de los pesebres.Claudia Pazán

  • Cuenca encenderá el árbol navideño

Como parte de una tradición, Cuenca se alista para el encendido del árbol navideño, que cada año adorna espacios públicos diferentes. Este 2023 la gran estructura de 35 metros de alto se colocará en el parque del Circo Social, en el sur de la urbe. Antes de este evento, que congrega a decenas de familias, el espíritu navideño ya se vive en la Atenas del Ecuador. El viernes se encendieron las luces en el parque Calderón, iluminando los árboles, el monumento de Abdón Calderón, la Catedral de la Inmaculada, el Museo Catedral Vieja y el edificio del Municipio. En la zona colocaron más de 220.000 puntos luminosos y en el hemiciclo del parque se instaló un pequeño árbol.

Cuenca y Policía libera a sospechoso

El alcalde de Cuenca advierte a jueces, fiscales y policías con mostrar sus rostros

Leer más

Otros espacios que también cuentan con esta decoración tradicional de la época navideña son la calle Simón Bolívar, avenida Fray Vicente Solano, la plaza de San Blas, el parque de San Sebastián y otros.

Las parroquias rurales también se sumaron al ‘encendido de la Navidad’. Para el 24 de diciembre se alista el Pase del Niño Viajero, un acto que congrega a miles de personas en las calles del Centro Histórico para acompañar la procesión de la imagen con cantos y comparsas.   

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!