Actualidad

Facturas infladas y convenios de pago, abono de corrupción

En los hospitales Teodoro Maldonado y Los Ceibos se firmaron 48 contratos irregulares entre 2017 y 2019.  El perjuicio al Estado se acerca a $ 15 millones

Hospital de Los Ceibos. Los pacientes se quejan de la atención, aseguran que faltan medicinas, especialistas, reactivos; y que la espera en atención es larga. Tanto en Consulta Externa como Emergencias.
Los Ceibos, las irregularidades afloraron durante la pandemia, cuando se descubrió que el hospital había comprado fundas de cadáveres a 148 dólares.EXPRESO

Hasta 48 convenios de pago para adquirir insumos médicos con sobreprecio y a cantidades excesivas firmaron los hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) Teodoro Maldonado Carbo y Los Ceibos, entre 2017 y 2019. El abuso de esta modalidad de contratación, prevista para situaciones de emergencia y sin filtros de control, causó perjuicios al Estado de casi 15 millones de dólares, pero las anomalías empezaron a visibilizarse el año pasado.

Paul granda2

Paúl Granda: "Se está cometiendo una gran injusticia en mi contra"

Leer más

La Contraloría determinó que el Teodoro Maldonado había aplicado la figura excepcional de contratación en 18 procesos solo en 2018 para la adquisición de medicamentos con precios inflados y que, en la mayoría de los casos, esos insumos nunca habían sido utilizados.

En el caso de Los Ceibos, las irregularidades afloraron durante la pandemia, cuando se descubrió que el hospital había comprado fundas de cadáveres a 148 dólares, mientras que en el mercado costaban 12. Meses después, la Contraloría determinó que este procedimiento no era aislado, sino que se había realizado casi desde su inauguración, en 2017.

La compra de esas bolsas sobrepreciadas, por las que se investiga a Daniel Salcedo y a exdirectivos del hospital, parte de un procedimiento clave y compartido en los convenios irregulares de ambas casas de salud: la manipulación de las facturas para el estudio de mercado.

Hospital Abel Gilbert

Corrupción hospitalaria: 3 redes que desembocan en una trama

Leer más

Tras la declaración de una emergencia o la solicitud urgente de comprar medicamentos, los hospitales realizaban un estudio de mercado con base en proformas de varios oferentes. En todos estos casos, las facturas tenían precios inflados que no fueron comparados con adquisiciones similares en esas u otras casas de salud.

“En esos procesos es donde ha venido existiendo este dolo de incrementar de manera absurda los precios, para que cuando se haga el proceso con base en el presupuesto referencial de ese estudio, ya exista un sobreprecio brutal”, dijo a EXPRESO el director provincial del IESS, Ricardo Ron, en una reciente entrevista. Ahora, asegura, no es posible que se adquieran medicamentos por medio de convenios de pago.

En el hospital de Los Ceibos la Contraloría determinó que en nueve convenios de pago se utilizaron tres proformas de proveedores que se encontraban relacionados, lo que provocó que se haya seleccionado a “seis proveedores quienes, a más de no tener la calidad de distribuidores directos, no ofertaron los precios más convenientes en el mercado ni beneficiosos para la institución”.

Estos y otros convenios, aprobados por cinco gerentes entre 2017 y 2019, causaron un perjuicio de 3,1 millones de dólares.

El 19 de julio de 2017, por ejemplo, el entonces gerente encargado del hospital, Mauro Calles, suscribió un convenio de pago con la empresa Cuppharma S.A. por 126.980 dólares por la compra de 5 medicamentos, proceso que, según Contraloría, siguió en marcha pese a que no se había realizado un adecuado estudio que permitiera descubrir que los precios eran mucho más altos que los del mercado.

maria-paula-romo.jpg

Romo: "El Gobierno no está protegiendo a Paúl Granda ni a nadie"

Leer más

Además, se detectó que Cuppharma y otro proveedor estaban relacionados y que el tercero nunca había emitido esa proforma al hospital.

Este Diario intentó contactar con Calles y con el proveedor, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

La empresa Cuppharma también aparece como beneficiaria de convenios de pago en el Teodoro Maldonado, procesos en los que Contraloría encontró varias irregularidades similares a las de Los Ceibos.

Por esos convenios, la Fiscalía tiene abierta dos investigaciones por los presuntos delitos de delincuencia organizada y peculado en los que ha determinado que las irregularidades empezaban en la farmacia del hospital, desde donde se emitían los requerimientos que sustentaban las supuestas emergencias declaradas por el entonces gerente Luis Jairala Zunino. Su abogada, Teresa Rivas, ha dicho que Jairala delegó responsabilidades en distintos departamentos del hospital y que él no ha cometido ninguna irregularidad.

En este hospital, el perjuicio por el uso de convenios asciende a 11,9 millones de dólares.