Fabiola Gallardo: “La Función Judicial debe ser declarada en emergencia”

  Actualidad

Fabiola Gallardo: “La Función Judicial debe ser declarada en emergencia”

Los habeas corpus concedidos al exvicepresidente Jorge Glas y al líder de Los Choneros, Junior Roldán, alias Junior (decisión revertida por otro juez) ponen la lupa sobre la Función Judicial y si está cumpliendo su parte en la lucha contra la delincuencia e impunidad

FABIOLA GALLARDO, PRES (8143413)
Fabiola Gallardo es la presidenta de la Corte de Justicia de Guayas. Abogada y doctora en Jurisprudencia. Jueza de la Sala de lo Penal.Miguel Canales / expreso

Una justicia sin maquillaje. Pura. Real. Sin poses. Que tome decisiones solo y exclusivamente sobre lo que dicta la ley y no sobre leguleyadas. Es lo que todo Estado (que se jacte de llamarse Estado) anhela. Sin embargo, recientes resoluciones judiciales ponen (aún más) el ojo de la opinión pública sobre la actuación de los jueces. Y hablando de justicia. Señalar a todos por la actuación de dos o tres magistrados, no sería justo, pero son precisamente esas actuaciones viciosas las que lesionan la labor judicial. La presidenta de la Corte de Justicia de Guayas, Fabiola Gallardo, conversó con EXPRESO.

LLEGADA DE JORGE GLASS (8030165)

La Corte de Justicia de Santa Elena dará trámite a la apelación al habeas corpus concedido a Jorge Glas

Leer más

- El habeas corpus a Jorge Glas, el otro a Junior Roldán (alias Junior) y si le sumamos el beneficio al holandés buscado por Interpol son decisiones judiciales que lesionan la Función Judicial. ¿Hasta cuándo la Función Judicial seguirá autolesionándose?

- Lamentablemente, ese tipo de decisiones llaman la atención. A mí también. Son casos que han causado conmoción nacional e internacional. En la Corte hay buenos jueces y somos más los funcionarios que tenemos esa vocación de servicio y cuidamos nuestros puestos de trabajo. No solo hay que analizar el caso específico, sino ponderar. Hay que saber en qué momento aplicar una medida y que no lesione los derechos de la persona privada de la libertad y de la ciudadanía... Tampoco el Estado ha cumplido el fin para lo cual están los centros de rehabilitación social.

- ¿Sería correcto concluir que en estos casos, especialmente en el de Jorge Glas, el peso de la política influyó?

- De ese caso, no le puedo dar mayor opinión porque no conozco cuál habrá sido la decisión del juez de Manglaralto. En todo caso, los únicos que se pueden pronunciar respecto al señor Glas es la Corte de Justicia de Santa Elena. A través de esa decisión podremos saber si el juez de Manglaralto cumplió los precedentes constitucionales.

Como presidenta de la Corte no puedo comentar sobre la actuación de jueces porque soy jueza de los jueces.

- Pero coincidirá conmigo en que la primera impresión que tuvo un gran número de ciudadanos que vieron al señor Glas, una persona con tres sentencias por actos de corrupción que suman más de 20 años de prisión, salir de la cárcel con solo cuatro años cumplidos, es que la política sigue enquistada en la justicia...

- Al parecer. Bueno, no escucho a usted y no solo a usted, nos lo han dicho muchos ciudadanos en particular. Se lo ha dicho a través de varios medios. La mejor forma de darle una respuesta a la ciudadanía de que eso fue correcto o no y si hubo una intervención política en ese caso es la Corte de Santa Elena. Ahí podremos saber y tener una respuesta efectiva. ¿Hubo una actuación irregular del juez? ¿Qué hizo mal?

- Usted dice que el Estado también tiene que hacer su parte. ¿Qué no está haciendo el Estado que debe empezar a hacer?

- Al Estado le hace falta mucho por intervenir y proporcionarnos los medios para trabajar. Primero, las cárceles. Ya vimos todo lo que pasamos con la crisis carcelaria que hubo recientemente. Hablo también de los adolescentes infractores... Nos hace falta mayor atención también en la justicia. Necesitamos de personal. He hecho un llamado para que a la Función Judicial se la declare en emergencia. Es justo este llamado. Es un malestar general. Hay instalaciones que no cuentan con los servicios necesarios.

Esta es una labor del Estado. No solo de los jueces, de los fiscales. El Estado tiene que cumplir su labor.

CARCEL REGIONAL (7114244)

Habeas corpus justificados por abandono

Leer más

- Pero una declaratoria de emergencia también para depurar a los malos funcionarios, ¿verdad?

- La depuración de ciertos funcionarios judiciales, nosotros como Corte, ya sea a través de una denuncia a la actuación de un juez, revisamos y resolvemos si el funcionario actuó con manifiesta negligencia. Una vez que se realice esa declaratoria ya entra la potestad disciplinaria del Consejo de la Judicatura que le establece una sanción a ese mal funcionario.

- En este camino a que el Estado haga su parte, ¿han surtido efecto los estados de excepción en el sistema carcelario y en determinadas jurisdicciones?

- En algo apacigua un poco el temor ciudadano. Se han encontrado armas, vehículos sustraídos, y de una u otra manera se trata de poner calma a la ciudadanía. En este reciente estado de excepción hay que ver el resultado a futuro. No me puedo pronunciar en este momento. En todo caso, se han encontrado armas que eso de una u otra manera nos da tranquilidad.