Explosión en Guayaquil, los criminales retan al Estado

  Actualidad

Explosión en Guayaquil, los criminales retan al Estado

Expertos en seguridad opinan que se busca crear miedo. Desde la semana pasada los eventos delincuenciales se han incrementado

BOMBA
​Escombros. Un policía contempla lo que quedó del automotor que explotó ayer.Amelia Andrade

La explosión de un coche bomba, ocurrida la madrugada de ayer en los exteriores de la cárcel Regional de Guayaquil, hace presagiar que “esto irá de mal en peor”. Opina el director de Operaciones de la Policía, Jaime Vaca.

Mario Pazmiño, exdirector de Inteligencia del Ejército, experto en temas de seguridad y temas de frontera, cree que el problema es mucho más grave.

Alerta que lo que se está dando “es una mutación de las megabandas que están ascendiendo a lo que son microcarteles que tratan de mantener una mayor presencia y visualización con respecto a las autoridades”. Para él, el mensaje es claro. Quieren decir que están tomando el control en ciertas áreas. Y eso no va a parar sino que más bien va a recrudecer, señala el oficial retirado.

Hay que ir corrigiendo. El Estado ecuatoriano tiene que armarse de valor y poner en orden la casa.

Jaime Vaca, exjefe de Operaciones de la Policía

Con eso coincide el general Vaca. Asegura que mientras no se cambien las leyes donde se den garantías a la Policía “esto va a seguir empeorando”.

Y al parecer por advertencias no ha faltado. Pazmiño expone que hace cerca de un mes y medio ya alertó que se darían varios hechos: escuelas de pique, escuelas de sicarios y la transformación entre megabandas y microcarteles. Los tres aspectos ya se estarían dando en el país.

Lo que anunció luego es: ‘terrorismo urbano’, con la colocación de artefactos explosivos como se ha dado en Cali, Medellín y otros sitios de Colombia en la década de los 80.

El Estado tiene que hacer un sinnúmero de cosas. El problema es que el Gobierno no escucha.

Mario Pazmiño, exdirector de Inteligencia de FF. AA.

Que un coche bomba explote en el Ecuador no es nuevo. Ocurrió en enero de 2018 en San Lorenzo, Esmeraldas, y destruyó el cuartel policial. En esa oportunidad no hubo víctimas mortales. Sí daños materiales y el mensaje del crimen organizado que opera en esa zona de la frontera norte.

WhatsApp Image 2022-03-16 at 08.06.46

Atentado con dinamita en dos casas de Guayaquil

Leer más

Le siguieron 10 ataques delincuenciales en varias zonas de Esmeraldas. Hubo secuestros y asesinatos que dejaron 10 víctimas: cinco militares, tres miembros del equipo de prensa de diario El Comercio y una pareja.

Lo ocurrido afuera de la cárcel Regional de Guayas vino precedido de hechos que parecería que no tenían relación: el abuso de recursos como el habeas corpus y las acciones de protección que implicaron excarcelaciones y cuestionamientos a los jueces.

Entre ellos se destacan al menos tres: la liberación del exvicepresidente Jorge Glas, resuelta por el juez Diego Moscoso de Manglaralto, el arresto domiciliario de Junior Roldán, alias JR, segundo en el mando de Los Choneros y la excarcelación de un ciudadano holandés, requerido con difusión roja de Interpol.

Un miembro de Inteligencia que pidió la reserva de su nombre considera que lo que están provocando esos grupos criminales es ‘retar al Estado’. Y no es un hecho repentino, pues en el gobierno de Rafael Correa fracturó la institucionalidad del país Justicia y Policía.

“Hoy estamos cosechando lo que Correa sembró. El sistema de Rehabilitación fue entregado a los exintegrantes de AVC (Alfaro Vive Carajo), en la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos y posterior Ministerio de Justicia”, comenta. Habló de acuerdos con las bandas. Evidencia de aquello quedó en fotos de algunas autoridades del correísmo, hoy legisladores, con Los Choneros, hermanos Ostaiza y otras organizaciones de narcotráfico.

Lo que viene, debe ser mayor acción de la Policía, pero acompañada por otras como FF. AA., Justicia y Fiscalía.

Oficial policial, miembro de Inteligencia

Para él, el mensaje es claro: que liberen a alias JR y eso también tiene que ver con los mensajes contra el ministro del Interior, Patricio Carrillo. “Quieren crear miedo y terror en la población, añade.

coche bomba cárcel

Guayaquil: Estalló un presunto coche bomba al frente de la cárcel Regional

Leer más

Insiste en que los autores no van a reivindicar el atentado porque les preocupa mayor persecución a sus miembros por la justicia y las bandas opuestas.

El coronel Pazmiño dice que el problema es que “el Gobierno no escucha”. Como soluciones menciona: activar la Fuerza de tarea Conjunta Esmeraldas, militarizar puertos y aeropuertos, una Fuerza de Tarea para combatir el crimen transnacional, reingeniería de Inteligencia y cambiar el método para seguridad ciudadana por presencia disuasiva permanente.

El oficial de Inteligencia ata cabos. Hace un tiempo asesinaron en Guayaquil a una mujer que supuestamente la confundieron con un narcotraficante, en Esmeraldas. La semana pasada atacaron una ambulancia y asesinaron a los paramédicos, conductor y otros. Nada es aislado, todo se relaciona, concluye.