Estados Unidos desata más el nudo de la corrupción en Petroecuador

  Actualidad

Estados Unidos desata más el nudo de la corrupción en Petroecuador

Antonio y Enrique Pere Ycaza reconocieron que pagaron coimas a funcionarios ecuatorianos por contratos con la estatal petrolera. El primero fue condenado a pagar más de 45 millones de dólares. 

PETROECUADOR (6701961)
Varios exgerentes de Petroecuador se han visto envueltos en casos de corrupción.ARCHIVO / EXPRESO

La justicia de Estados Unidos arroja más elementos que desenrollan un poco más el entramado de corrupción dentro de Petroecuador. Ahora aparecen dos nombres en la trama, los hermanos Antonio y Enrique Pere Ycaza. El primero, en el marco de un proceso judicial dentro de la Corte del Distrito Este de Nueva York, aceptó los cargos que se le imputan por los delitos de lavado de dinero y violación de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero. Estados Unidos lo notificó tras su condena y solicitó el decomiso de bienes y demás valorados en al menos 45’898.105,41 dólares.

Carlos Pareja Yannuzzelli

Carlos Pareja Yannuzzelli también presentó habeas corpus para salir libre

Leer más

En otras palabras, reconoció que entre junio de 2011 y julio de 2019, durante el gobierno del expresidente Rafael Correa y parte de la gestión del expresidente Lenín Moreno, entregó sobornos a funcionarios ecuatorianos utilizando empresas y cuentas bancarias en los Estados Unidos a cambio de obtener contratos de Petroecuador a favor de dos empresas (identificadas en la investigación como ‘empresa comercial 1 y 2’) y una empresa de asfaltado (Asphalt Company).

Estos sobornos se entregaron, entre otros, a tres funcionarios ecuatorianos que son identificados como ‘oficial ecuatoriano 1, 2 y 3’. El primero, de acuerdo a una descripción de la investigación extranjera que no revela su nombre, coincide con Nilsen Arias, exgerente de Comercio Internacional de Petroecuador entre el 2010 y 2017.

Esta es una pieza más del enorme rompecabezas de la corrupción petrolera del que se desprenden otros casos como el de Vitol Inc. también destapado por la justicia estadounidense y en el que nombran a un ‘oficial 1’  cuya descripción vuelve a coincidir con Arias. la abogada de este exfuncionario, María Teresa Padrón, a través de un correo electrónico, dijo no haber sido notificado sobre información relacionada a esta nueva revelación. 

Mi cliente ha comparecido a las investigaciones iniciadas por Fiscalía. Ha rendido versiones respecto de los hechos que conoce cuando ha sido requerido en procura del esclarecimiento de los hechos y en la medida de lo que está en su conocimiento.

María Teresa Padrón, abogada de Nilsen Arias.

Durante la gerencia de Pedro Merizalde se firmó un contrato cuestionado con Oman Trading International (OTI) que también fue parte de una investigación en Estados Unidos.

Así funcionó la trama de corrupción. Antonio y Enrique Pere Ycaza junto a la empresa comercial 1 acordaron pagar sobornos a funcionarios para beneficiarse del contrato que Petroecuador firmó con una entidad de propiedad estatal en Asia, cuyo nombre no se revela, pero Estados Unidos asegura conocerlo. Alrededor de junio de 2011, la empresa comercial 1 acuerda con la estatal asiática asumir el riesgo y mantener el producto adquirido bajo cualquier contrato con Petroecuador para la compra de petróleo. Para el pago de sobornos y encubrir el esquema, Enrique Pere firmó un acuerdo de consultoría con la empresa 1 en el que esta acuerda pagar a la consultora una comisión por barril ecuatoriano que la empresa compre a la estatal asiática a través del contrato con Petroecuador.

Un esquema similar se utilizó para beneficiar a la empresa 2, solo que en este caso se lo hizo a través de un contrato entre la petrolera ecuatoriana y una compañía estatal de Medio Oriente, cuyo nombre no se revela, pero Estados Unidos asegura conocerlo. El esquema para encubrir el pago de sobornos fue casi igual: un acuerdo de consultoría con empresas fantasmas domiciliadas en Curazao.

En el caso de Asphalt Company, acuerda directamente con Antonio Pere pagarle una comisión si logra que Petroecuador le adjudique un contrato de suministro de asfalto en un próximo proceso de licitación. Así fue. Después de la adjudicación Enrique Pere vuelve a utilizar el mismo entramado para cubrir el pago de coimas a través de un acuerdo de consultoría con una filial suiza de Asphalt Company.