Veneno natural contra los gusanos

  Economía

Veneno natural contra los gusanos

Una de las plagas más letales para el cultivo de maíz en la costa tiene enemigos naturales. El aceite de neem, eucalipto, zorilla, piñón e higuerilla están en estudio

GUSANO+plantaciones de maíz+plaga
El gusano cogollero se come las hojas y la parte inferior de los tallos, afectando los rendimientos.Guillermo Lizarzaburo / Expreso

Se lo conoce como gusano cogollero y es el causante de enormes daños en el cultivo de maíz si no es controlado a tiempo.

Arroz Impacto

El arroz resurge con las nuevas semillas nacionales Impacto y Élite

Leer más

Su capacidad de crear miles de poblaciones de gusanos para atacar los cultivos la hace una de las plagas más voraces de un cultivo que en Ecuador alcanza hasta las 350.000 hectáreas, cuya producción alimenta a cerdos, aves, camarones y humanos.

Eddie Zambrano, director de la estación del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap) de Portoviejo, tiene buenas noticias para los agricultores: desde este año, la entidad inició una investigación para controlar al insecto con productos naturales y aceites. El encargado de esta investigación es el ingeniero químico Wilmer Ponce.

Las hembras del cogollero durante el día permanecen escondidas en el follaje y al atardecer (crepúsculo) son activas, se aparean y ovipositan sobre las hojas del maíz, en el suelo, en las malezas o sobre residuos de cosecha. “Cada hembra oviposita de 2.500 a 3.000 huevos, número que varía considerablemente con relación a su alimentación y la temperatura”. La época seca favorece su desarrollo.

LOS DAÑOSEl gusano cogollero y el barrenador del tallo, diatraea, son las plagas más comunes que afectan al cultivo de maíz, el cereal más importante después del arroz, para Ecuador.

Las larvas se alimentan de las hojas hasta la segunda muda y luego avanzan hacia el interior del cogollo de la planta, donde devoran el tejido tierno de las hojas apicales. A las plantas recién nacidas pueden causarles la muerte y a las de mayor edad un crecimiento anormal.

En el año 2016, el mal manejo de esta plaga produjo una estampida de este insecto que devoró inmensas plantaciones en Manabí, llevando al Gobierno de la época a subsidiar con insecticidas a gran parte de los agricultores de esa provincia.

El proyecto en el que se ha embarcado el Iniap se denomina ‘Efectos de formulación de aceites esenciales de plantas sobre larvas de gusano cogollero Spodoptera frugiperda J.E Smith en condiciones de laboratorio’ y se ejecuta a través del Laboratorio de Bromatología y Calidad, en colaboración con el Instituto de Posgrado de la Universidad Técnica de Manabí y su Programa de Maestría de Investigación en Agronomía mención Agricultura Sostenible. Ese laboratorio lo dirige el ingeniero Ponce, quien además realiza otro tipo de investigaciones para aprovechar lo que produce Manabí.

Este proyecto evalúa el efecto, la eficacia y dosis eficientes de estos compuestos vegetales sobre las larvas de gusano cogollero, reportado como la plaga de mayor importancia en el cultivo de maíz en el Litoral ecuatoriano, en la búsqueda de alternativas de control de plagas de menor impacto ambiental, económico y social para el productor maicero, señala Zambrano a Diario EXPRESO.

Entre las alternativas naturales evaluadas en este estudio se incluyen el uso de aceites extraídos y esenciales de plantas locales y ancestrales con efectos repelentes o tóxicos. “De esta manera se reducirá el uso de insecticidas de origen sintético, los que además tienen efectos en el medio ambiente”.

Las especies de plantas utilizadas en el estudio son el neem, (Azadirachta indica L), los extractos de higuerilla (Ricinus communis L.), piñón (Jatropha curcas L.), eucalipto (Eucaliptus globulus, ruda (Ruta graveolens) y zorrilla (Petiveria alliacea).

Además de los resultados esperados sobre el efecto de los aceites esenciales sobre la plaga mencionada se aspira a contribuir con información base para el desarrollo de estudios de otras sustancias naturales que impiden el desarrollo del ciclo biológico del insecto, además de generar mortalidad en los estados larvarios del cogollero y otras plagas, generando alternativas agroecológicas de producción. Y que los productores aprendan a elaborar estas sustancias para utilizarlas en sus plantaciones.

Patitos

El arroz se lleva bien con los patos

Leer más

Según el Iniap, estas investigaciones buscan generar nuevas tecnologías amigables con el medio ambiente y que permitan el control de manera eficiente de los insectos plaga como la spodoptera que se comporta como cortador, trozador y cogollero, causando daños severos a la planta de maíz desde la siembra o durante las primeras seis semanas de vida hasta prácticamente la cosecha.

El ministro de Agricultura, Xavier Lazzo, destaca que no solo son importantes la búsqueda de mercados y la comercialización de los productos agrícolas, sino la reducción de costos y la menor contaminación de suelo, agua y el ambiente de insectos que, en cambio, benefician a los cultivos.

  • EL CONTROL EN LA ÉPOCA CLAVE

Pero según Eddie Zambrano, la Estación Experimental Portoviejo, a más de la investigación antes mencionada se desarrollan trabajos en diferentes rubros propios de la zona enfocados a la agregación de valor como la producción de un bioplástico a partir de residuos de aguacate, obtención de pellets de residuos agrícolas y la generación de biogas a través de desechos agropecuarios.

Explica que el gusano cogollero es una etapa larvaria de un lepidóptero (mariposa nocturna), que en su fase de larva se alimentan vorazmente del follaje destruyen su epidermis, cortan las plántulas de maíz y penetran al cogollo donde desgarran los tejidos de las plantas. “El cogollero es la plaga del maíz que causa mayores afectaciones económicas en este cultivo”. Adicionalmente se suma otro problemas fitosanitarios como es la virosis, que actualmente están causando pérdidas significativas en la producción de este cereal en el Litoral ecuatoriano, donde los causantes de la trasmisión de esta enfermedad son insectos como las chicharritas, áfidos, pulgones, etc., que al alimentarse de una planta enferma adquieren el virus y continúan propagando a nuevas plantas.

Por eso, señala, que es importante realizar un seguimiento a los cultivos e identificar los problemas fitosanitarios, eliminar rastrojos después de cada cosecha, evitar siembras repetitivas de maíz, alternar cultivos, evitar el uso de semilla reciclada, utilizar semilla certificada, iniciar siembras con las primeras lluvias, evitar sembrar escalonadamente, realizar un oportuno control de malezas, proporcionar un adecuado riego y fertilización, uso racional de plaguicidas y control biológico.