Economía

El arroz se lleva bien con los patos

Las aves ayudan a mejorar la economía de los agricultores; las taipas disminuyen hasta un 40 % el uso de agua

Patitos
Los patos ayudan al sustento diario de las familias campesinas.Guillermo Lizarzaburo

Cada día nacen nuevas técnicas de manejo de cultivos. En banano, la doble hilera, por ejemplo y en el arroz está dando buenos resultados las taipas de agua, los patos y la siembra directa con las nuevas variedades.

Con el uso de taipas se reduce el consumo de agua hasta en un 40 %: la fertilización se efectúa en seco, cuando el arroz tiene de 3 a 4 hojas; después se inunda homogéneamente la parcela. Las taipas son muros o camellones (camellos) que se construyen siguiendo las curvas de nivel; estas deben ser de 5 a 10 centímetros de altura por 15 a 2 metros de largo. Esta altura permite contener y reducir el agua. Al correr homogéneamente por el terreno garantiza a la planta la cantidad necesaria para su desarrollo.

El uso de taipas permite que se inicie la fertilización del cultivo antes de inundar el terreno. Esta técnica es preferible usarla durante la época de secano, es decir, durante el verano.

Saúl Mestanza

Este sistema implica inundar varios días antes de sembrar, pero en el caso de la siembra directa, solo se inunda cuando se alcanza entre la tercera y cuarta hoja de la planta.

En la práctica, significa un ahorro provechoso de agua y una manera de contrarrestar todos los problemas de los suelos erosionados, produciendo beneficios al aumentar el contenido de la materia orgánica y la capacidad de almacenamiento del agua en el suelo.

Saúl Mestanza, director de la Estación Experimental Sur (Boliche) del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (Iniap), señala que los trabajos que en este momento realizan con la Junta de Riego de Babahoyo sobre el arroz son tres, el uno es el uso de taipas y además la producción sostenible del cultivo de bajo riego y manejo integrado del cultivo asociado con patos.

Sobre este último señala que los patos son adquiridos “cuando estos tengan entre 1 o 2 semanas de nacidos”.

La tecnología consiste en introducir en el campo aproximadamente a los 14 días y cuando la planta de arroz tiene el mismo tiempo de trasplantada. Es fundamental que se realice en el período menos lluvioso para evitar muertes como consecuencia de fuertes aguaceros”, explica.

ApoyoPatos. Los patos son muy populares en el campo no solo por su sabor, sino también porque son resistentes y porque tienen una gran demanda en el mercado nacional.

A partir de su introducción estas aves se alimentarán de todo tipo de plagas que se encuentren en el arrozal, como pueden ser: las malezas espontáneas, las larvas de insectos y los caracoles. En consecuencia estos animales pueden reemplazar el uso de insecticidas y herbicidas hasta en un 15 %.

Durante su crecimiento no consumen la planta, pero tienen preferencia por las panículas o eje con ramas, razón por la que se deben retirar del campo tan pronto comience la paniculación, agrega el experto.

Estas aves sirven no solo como alimento de las familias, también se pueden comercializar. Un pato de cuatro a cinco libras puede costar 15 dólares y uno pequeño $ 10. Hay que tener en cuenta que los patos también demandan maíz en grano para alimentarse.

“Estos trabajos se sustentan en el manejo agronómico adecuado del cultivo con estrategias sostenible, como son realizar la fertilización sobre la base de un previo análisis de suelo, lo que garantiza que el programa se realice sobre la base de lo que la planta requiere, disminuyendo así la pérdida de fertilizante o la excesiva aplicación de estos al suelo”.

Otro aspecto del manejo sostenible -resalta- es el monitoreo del cultivo, el cual permite tener una radiografía permanente de los lotes y detectar tempranamente plagas y enfermedades, por lo que el uso de insumos fitosanitarios se optimiza. “Se utilizan solo cuando es necesario y se decide cuál usar de acuerdo a la presencia de otros organismos. Sumado a esto, preferentemente utilizar controles biológicos, para disminuir el uso de pesticidas”.

El arroz es el producto más consumido. Según cálculos de la Corporación de Industriales Arroceros el consumo per cápita de arroz subió de los 43 o 45 kilos, que estaba antes de la llega del coronavirus, a 50 kilos por persona al año en 2020. 

Arroz semillas

La nueva semilla del Iniap: doble ‘Impacto’ en el arroz ecuatoriano

Leer más

CONVENIO CON UNIVERSIDAD. El Iniap y el ministro de Ambiente y Agua firmaron un comodato para el uso del predio denominado La Granja Número 2, con una superficie de 20,29 hectáreas, ubicado en el sector El Palmar, de la parroquia Febres Cordero, Babahoyo, Los Ríos.

“Se implementaron vitrinas tecnológicas sobre el manejo integrado del cultivo de arroz”, señala Andrés Andrade, director del Iniap.

Uno de los compromisos es desarrollar un centro de investigación aplicada de múltiples sistemas de producción, donde se vinculen a estudiantes de colegios agropecuarios junto al sector privado y público. El Iniap implementará un centro de investigación, validación y capacitación para los agricultores dedicados a cultivos de ciclo corto como arroz y soya, así como cultivos de ciclo perenne como cacao y frutales. “La vinculación con las instituciones de educación será prioritaria, trabajando de la mano con colegios agropecuarios, institutos técnicos y tecnológicos, universidades y escuelas politécnicas, con el fin de establecer un centro de capacitación rural que permita a los jóvenes rurales poder adoptar nuevas tecnologías y reconectarse con el campo”.