Economía

La Superintendencia de Compañías suspendió emisión de facturas de la Casa Moeller Martínez

La cesación corresponde a papeles emitidos en septiembre de 2018. La empresa es una de las deudoras del Isspol.  

Superintendencia de Compañías+control+mercado bursátil
La Superintendencia de Compañías mantiene intervenida a Casa Moeller Martínez desde junio de 2018.Archivo Expreso

La Superintendencia de Compañías suspendió este 29 de octubre de 2020 la inscripción de facturas comerciales de la Casa Moeller Martínez, que fueron emitidas el 18 de septiembre de 2017. 

Isspol

Dos empresas de Guayaquil analizan su salida del Decevale

Leer más

La información fue recogida como hechos relevantes, tanto por la Bolsa de Valores de Guayaquil como la de Quito. Según la Superintendencia, la suspensión ocurre debido a la causal recogida en el numeral 1 del Art. 22 de la Ley de Mercado de Valores, contenida en el Libro 2 del Código Orgánico Monetario y Financiero, que tiene que ver con incumplimientos de requisitos o normas o para proteger de los derechos o intereses de los inversionistas, de terceros o del público en general.

Casa Moeller Martínez es una de las firmas deudoras del Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol) por las inversiones que realizó la entidad en papeles de la firma. 

La emisión de facturas se realizó pese a que Casa Moeller Martínez se encontraba en proceso de intervención por parte de la Superintendencia de Compañías, y reportando, según documentación oficial, supuestos inconvenientes de pago e incumplimientos en la entrega de documentación.

Superintendencia de Compañías+control+mercado bursátil

Facturas de Isspol se emitieron pese a intervención y sanción

Leer más

En días pasados, Juan Francisco Ospina, gerente general de esa compañía, que en el país ha actuado como representante de marcas cosméticas como Nivea y L’Oréal, dio a conocer la intención de la firma de llegar a un acuerdo de pago de las obligaciones que dejó de cancelar, luego de que la empresa empezara a tener problemas tras los efectos que originó la pandemia, a partir del segundo trimestre de este año.

Según registros de la propia Superintendencia de Compañías, la mora en facturas empezó en diciembre del 2019, pero hay un hecho que desvela las dificultades de pago que habría tenido desde mucho antes.