Economía

Ruth Arregui: “Es muy complicado recibir créditos al 4 % para darlos al 5 %”

Entrevista: la Superintendente de Bancos habla del proceso de reactivación de la economía, de plan Reactívate Ecuador.

RUTH ARREGUI - SUPER B(32148087)
Ruth Arregui, Superintendenta de Bancos de Ecuador.HENRY LAPO

El mensaje es claro: todo se supervisa, todo se monitorea. Y más aún en una economía convaleciente como la ecuatoriana, donde cualquier recurso que se entregue puede no ser recuperado y más si hay condiciones tan blandas como peligrosas. Ruth Arregui es licenciada en Comercio y Finanzas, magíster en Microfinanzas y Desarrollo Social y magíster en Administración de Empresas. Actualmente es doctorante en Evaluación Edu

El crédito del programa Reactívate Ecuador no es muy atractivo para el banco porque el margen de intermediación es escaso y por el riesgo que implica entregar dinero a este grupo de mayor riesgo crediticio. ¿Podría en algún momento dañar los indicadores del Pacífico?

Todavía es muy poco lo que se ha aplicado dentro del programa, por lo que no tenemos aún una medición importante para ver los efectos de ‘Reactívate Ecuador’ en el Banco del Pacífico. Pero sí, presumiblemente, no estamos muy seguros de que absorba los costos que implica el otorgamiento del crédito, no tenemos una evaluación; es más, estamos entrando con supervisión de campo para determinar eso.

Este programa hace parte de un crédito de 500 millones de la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina). Hasta el 14 de julio pasado sumaba más de 1.723 operaciones aprobadas, por un valor aproximado de 77,9 millones de dólares. Hasta esa fecha se desembolsaron $ 30 millones.

¿El problema es el margen? Ningún banco recibe dinero para ganarse un punto porcentual, y más con los costos operativos de los microcréditos.

Es muy complicado recibir créditos al 4 % para darlos al 5 %. Es muy, muy limitado.

¿Estas supervisiones cómo se hacen, cómo se determinan?

Tenemos una planificación operativa anual y la aprobamos a finales de 2019; eso es regular, normal, identificada para hacerse secuencialmente; pero cuando tenemos una situación que no estaba prevista, por ejemplo este ‘Reactívate Ecuador’, entonces replanificamos. Por eso vamos a entrar al banco, porque no estaba previsto dentro de nuestro cronograma de trabajo.

¿Qué ha pasado con la reducción de los segmentos crediticios? Son 22, muchos.

El sistema del cálculo de la tasa es equivocado porque fija techos. En cualquier industria, si hay un techo, todos van a ir hacia el máximo..

Ruth Arregui

Eso está en tratamiento de la Junta (de Regulación de Política Monetaria y Financiera). Han estado recopilando los insumos que provee cada una de las instituciones. Al que le corresponde dar el informe es al Banco Central. Pero como la Junta nos había pedido a los demás supervisores que si teníamos algún análisis, se los facilitemos, nosotros hicimos justo un análisis de la segmentación de los créditos. Se lo presentamos en enero. Y han estado recopilando los estudios que hace el Banco Central con el apoyo del Banco Mundial y los que hizo la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria.

¿Va a salir pronto?

No sé para cuándo ellos tengan previsto tratar el tema a nivel de Junta, porque aún se está tratando a nivel interno.

¿Cómo evaluaría el diferimiento, la situación del sistema financiero en la pandemia?

Las personas han retirado depósitos para tener dinero en su poder, pensando que lo necesitarían, que lo tendrían que gastar.

Ruth Arregui

Son cerca de dos millones de operaciones las diferidas. Y en montos, los saldos de cartera que fueron diferidos ascienden a casi $ 10.800 millones más o menos, lo cual demuestra que era necesario el diferimiento. Es el 30 % más o menos. Le propusimos al ministro de Economía y al Gobierno que creara un fondo de apoyo a las mipymes para mantener la cadena de pagos, para poder darles capital de trabajo, reestructurar la cartera diferida. Pero eso lo habíamos propuesto en abril y después el presidente salió con el anuncio del programa ‘Reactívate Ecuador’. Pero tiene una estructura diferente. Se han canalizado otros 90 millones a través de la Conafips y esta a su vez les va dar a las cooperativas. Hay un programa de garantías que tiene que aprobar el Banco Mundial a la CFN (Corporación Financiera Nacional) por alrededor de $ 300 millones y eso está en calificación, en evaluación del Banco Mundial.

Ruth Arregui

Ruth Arregui: “Si se puede, es mejor seguir pagando las deudas”

Leer más

¿Cómo funcionaría?

Bajo el sistema que tiene la misma Corporación, como garantías crediticias. Esos 300 millones son superlimitados y habrá que esperar a que hagan los desembolsos. El último es una línea que consiguió la banca privada a través de la ventanilla también privada del Gobierno de Estados Unidos y que ha canalizado $ 300 millones. Se necesitan montos mucho mayores, que se trabaje técnicamente, quitarle todo el sesgo político que pudiera tener una medida así. Habíamos recomendado que se priorizara la cartera que ya está concedida al Gobierno ecuatoriano de los multilaterales y esa cartera suma alrededor de 1.000 millones de dólares. Eso es lo que sería importante de poder hacer con este fondo de apoyo a las mipymes. Estamos a la espera de ver si hay una decisión adicional o qué es lo que está pensando el Gobierno. Ha dicho que está buscando un financiamiento de alrededor de 10.000 millones de dólares, que eran para solventar estas necesidades, para las necesidades del IESS, de los pagos que debe hacer el Gobierno, más las necesidades de la caja fiscal, que son otros 6.000 millones o algo así. Esperamos que puedan conseguir los fondos que dicen que están negociando, tanto con el FMI como bilateralmente con otros países.

¿Las necesidades de financiamiento para reactivar la economía serían del monto que logró diferir la banca o de cuánto?

No es el monto igual, equivalente. Pienso que se necesitan unos 3.500 millones porque una vez que usted puede canalizar recursos, entonces sabe que los flujos van y vienen, lo que podría restablecer la cadena de pagos y los recursos vuelven a circular dentro de la economía nacional.

¿Si no se consiguen estos montos será difícil que pueda haber una verdadera reactivación económica?

Deberían conseguirlos, porque se necesita reactivar la economía. Hay todavía unas industrias que no han logrado restablecer las cadenas de pago y a algún lado deben poder llegar solicitando líneas de crédito. La banca trajo alrededor de 1.600 a 1.700 millones de dólares, pero también, como todo el mundo está en pandemia, todos los recursos son escasos. Pero el Gobierno sí tiene la posibilidad en la negociación con el Fondo Monetario de poder conseguir más recursos y en mejores condiciones de plazo, de tasas.

En estos meses que quedan de 2020, ¿cuál es la prioridad de la Superintendencia?

Seguimos insistiendo en la necesidad de reactivar la economía. El motor que mueve los recursos dentro de la economía es el sistema financiero. Se necesita que el Gobierno consiga y constituya este fideicomiso de apoyo para las mipymes porque solo eso va a lograr una verdadera reactivación y va a permitir que no haya un colapso de la economía y mantener al sistema financiero como está: sano, líquido, solvente.