Economía

Productos hay, pero encallan en distribución

El sector comercial niega un desabastecimiento, pero admite trabas a la hora de recibir la oferta. El Gobierno Nacional activa corredores logísticos en todo el país

transporte
Los camiones son sometidos a constantes controles. Algunos choferes tienen inconvenientes en continuar, aún teniendo salvoconductos.Cortesía

Hay días en que en Guayas conseguir medicamentos y alimentos se ha convertido en un martirio, no solo por tener que madrugar y hacer largas filas, sino por lo difícil que se vuelve hallar ciertos productos. No porque estos estén escasos, aclaran los dependientes de algunos negocios, sino por los inconvenientes de transporte y logística interna, algunas veces inducidos hasta por la misma resistencia de choferes de querer viajar hasta esta provincia, la más afectada por coronavirus.

Restricción. La medida regirá desde el 17 de marzo de 19:00 a 07:00.

Coronavirus: nueva restricción vehicular en Ecuador

Leer más

Las trabas se dan en medio de un estado de excepción nacional que desde hace 18 días, parcialmente, viene limitando la movilidad y paralizando actividades. Si bien el sector productivo tiene la prioridad de operar y circular, con el uso de salvoconductos, los controles policiales no han dejado de “entorpecer” el libre paso de productos. “El problema no solo subsiste con los camiones que llevan productos del sector avícola y porcícola, se trata de una queja general”, dice Diana Espín, directora ejecutiva de la Corporación Nacional de Avicultores de Ecuador (Conave). A ello, añade, también se suma el problema de no disponer con la misma flota de antes para traer o llevar ciertos insumos. “Estamos viendo que los mismos transportistas no quieren arriesgarse a ir a Guayaquil o moverse desde esta ciudad a otras zonas por un tema de seguridad. Por eso estamos con dificultad de movilizar, especialmente, la materia prima importada que sale normalmente de Andipuerto o las compras de maíz nacional que también son un insumo para elaborar balanceado”, dijo.

Esta semana, desde el Ministerio de Agricultura, se informó de los controles que llevan a cabo para evitar el desabastecimiento o el incremento de precios, en los mercados. En un comunicado se indicó que en el mercado de transferencias de Guayaquil (donde se distribuye a otros cantones del Guayas) existe una provisión de alimentos de alrededor del 90 %.

Desde los supermercados prefieren no hablar de escasez. Se aclara que, pese a que algunos choferes han denunciado problemas en los controles de tránsito, los alimentos que arriban desde la Sierra y otras regiones del país, están logrando llegar con normalidad. El problema, explica Rubén Salazar, gerente corporativo de Favorita, dueña de la cadena de supermercado Supermaxi, está en la inusual demanda de los hogares, que en los últimos días viene creciendo hasta tal punto que no es tan sencillo reponer lo que el consumidor se lleva.

Este escenario se da sobre todo por el cierre de tiendas de barrios, que hasta antes de la emergencia eran parte importante de la cadena interna de distribución de alimentos. Hoy, dice, el 70 % de ellas no está trabajando. “Y eso es lo que está haciendo que la gente tenga que visitar los grandes supermercados para abastecerse y que nosotros registremos una sobresaturación de personas”, sostiene.

No son los únicos sectores que presentan inconvenientes. Por otro lado, el estado de excepción, que implica la regla de respetar el toque de queda que a nivel nacional empieza a las 14:00, también ha venido afectando el stock de medicamentos de farmacias y clínicas. “Los centros logísticos reportan que como las farmacias no están trabajando todo el tiempo, sino a media llave, están existiendo leves retrasos en las entregas”, dice Miguel Palacios, presidente de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos (ALFE), quien se alinea a la postura de negar un desabastecimiento. La industria local, dice, no ha dejado de producir y vender para suplir parte del medicamento importado (un 80 % de lo que se consume) que por restricción de su país origen, no puede llegar a Ecuador.

primax

El despacho y la facturación de las gasolineras del país caen un 85 %

Leer más

El problema, advierte, podría llegar en las próximas semanas, cuando las industrias empiecen a tener dificultad para obtener la materia prima que compran en el exterior, debido a que esta empieza a ser cada vez más escasa y cara.

Ante esta posibilidad, dice Palacios, el pasado 26 de marzo, se pidió al Gobierno asumir las compras para facilitar los procesos y paliar ciertos costos; a cambio, dice, las industrias están dispuestas a facilitar gratuitamente sus instalaciones para que en el país no se deje de producir durante este emergencia. “Cubrir los costos se vuelve cada vez más complicado, en la mayoría de casos estos se han triplicado. Creemos que el Estado continúa teniendo ciertas facilidades, se puede asignar un avión de Tame y asegurar el arribo de insumos”.

Aún no han recibido una respuesta. No obstante, desde el Ministerio de la Producción dicen estar trabajando en soluciones para garantizar la provisión de medicinas y alimentos.

Daniel Legarda, viceministro de esta cartera de Estado, anunció la creación de corredores logísticos, con el fin de dar continuidad a la provisión de mercados, sin dejar de cumplir con las debidas normas de protección y de bioseguridad. “Esto significa habilitar puntos para el abastecimiento de combustible, repuestos, incluso alimentación para que el transporte pueda continuar fluyendo”, sostuvo.

Esto, no solo se implementará en la Costa, sino en la Sierra y Oriente, dijo el funcionario, quien insistió en hacer un llamado a los COE (Comité de Operaciones de Emergencia) provinciales a hacer respetar lo establecido. “Si por supuesta seguridad se impide que el transporte llegue a otros puntos del país, están ocasionando más daño que precaución a la ciudadanía”.

LOS DENDEROS PODRÍAN VOLVER A OPERAR

Las tiendas de barrio son parte importante de la cadena de distribución, pero en su mayoría no están operando. La situación ha llevado a Corporación Favorita a asumir un plan que las ayude a reactivarse en horarios permitidos. “Estamos viendo cómo transmitir a estos tenderos esa enseñanza de cómo actuar. De cómo pueden aplicar protocolos, medidas de prevención de sanidad, de desinfección con clientes, tal como lo hacen los supermercados”, dijo Rubén Salazar, gerente corporativo de Favorita.

La labor es parte de los esfuerzos que también hacen la Asociación de Industrias de Bebidas No Alcohólicas del Ecuador (AIBE), la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas (ANFAB) y la Cámara de Industrias y Producción (CIP), en conjunto con el Gobierno Nacional y diferentes municipios. 

Las acciones   incluyen charlas educativas enfocadas en la ciudadanía sobre cómo evitar la propagación del virus al momento de realizar sus compras. Esto con el fin de que los tenderos puedan continuar siendo el principal punto de abastecimiento para sus vecinos, evitando largos desplazamiento y aglomeraciones. 

En el país se estima que existen 130.000 tiendas de abarrotes que se convierten en la columna vertebral de las microeconomías. Más del 90% de los tenderos depende económicamente de esta labor.