Un precio más justo para el café

  Economía

Un precio más justo para el café

Iniciativas internacionales buscan que se pague más al agricultor por el producto. Una de ellas propone el pago de 11 centavos más por cada taza de café.

producción+café
Producción. En el país hay fincas donde se busca cultivar café con los más altos estándares y comercio justo.Archivo / Expreso

Un agricultor lojano puede vender una libra de café en cerca de $ 1. De esa misma libra pueden salir varias tazas de café que pueden costar hasta más de $4 dólares en Europa.

Starbucks_Reserve_Roastery_40

El café de Loja llega a las perchas de Starbucks

Leer más

“Si políticos y consumidores europeos quieren erradicar la pobreza, cada vez que se beban una taza de café deberían enviar 0,10 €    (11 centavos de dólar) como compensación a la gente que vive en las regiones cafetaleras. No se trata de ayuda o caridad, sino de un acto de justicia”, dice Fernando Morales de la Cruz, fundador de Café for Change.

Café for Change es una ‘startup’ con una misión social y una comunidad global detrás, formada por amantes del café que no quieren permanecer indiferentes ante la persistencia de la pobreza en la producción de café.

Hoy, menos de un centavo por cada taza de café que se vende en las naciones desarrolladas es lo que se destina a erradicar la pobreza en las comunidades productoras de café. Por eso la mayoría de ellos viven en la pobreza o en la pobreza extrema.

Café for Change quiere ayudar a erradicar la pobreza con la iniciativa    10CentsPerCup (10 centavos por taza) y vende café de calidad envasado en cápsulas biodegradables y compostables, que son compatibles con las cafeteras más populares, también, café molido y habas enteras para casas y oficinas. Todos estos productos son de alta calidad e incluyen una compensación de 10 céntimos por taza para las regiones de cultivo de café.

Los costos del café varían según su calidad, explica Lenin González, productor de la provincia de Loja. La libra del café de especialidad puede ascender a los $3 a 5, incluso más.

EXPORTACIONESEntre enero y julio de este año las exportaciones del    café ecuatoriano representaron 32,8 millones de dólares. La cifra se incrementó 8,3 % frente al mismo período del año pasado.

“El productor podría recibir más y eso es lo deseable para evitar que haya más pobreza y se trabaje a costo de pérdida porque cuando le pagamos a un productos un precio muy bajo ese dinero solo servirá para su subsistencia”, señala González.

En el caso de Ecuador hay otro problema adicional:la poca competitividad. Actualmente, producir café en Ecuador es poco rentable por los altos costos, comparados con los países vecinos. “El precio de venta es inferior a los costos de producir café”, asegura Ramiro Coronel, gerente de la Hacienda La Florida, en Loja.

Otra iniciativa similar a Café for Change es EthicHub, una plataforma de financiación colaborativa, nativa de la tecnología Blockchain, que pone en contacto a pequeños agricultores desbancarizados, con usuarios y compradores de todo el mundo.

EthicHub también proporciona a los agricultores una plataforma para que puedan vender directamente su producción, eliminando a los intermediarios que no aportan valor y recibiendo un precio más justo y de mercado por sus cosechas que en la actualidad.

Los precios más justos del café evitarían que agricultores de Latinoamérica busquen migrar a Estados Unidos, dice Morales de la Cruz. Más de mil millones de personas toman más de 3 mil millones de tazas de café todos los días, lo que genera decenas de miles de millones de dólares en valor añadido, impuestos y beneficios para las naciones desarrolladas.

Café for Change considera que los amantes del café pueden ayudar a cambiar el mundo disfrutando igualmente de su café, pero en asociación con los que la producen. En Europa se beben diariamente más de 700 millones de tazas de café, y en    Estados Unidos y Canadá, más de 600 millones de tazas al día, asegura el fundador de la organización.

Pero, ¿cuántos céntimos de euro de cada taza de café vendida reciben como pago los países productores?, se pregunta Morales de la Cruz. Normalmente no alcanza ni siquiera los 0,02 euros por taza, lo cual supone menos del 1% de lo que pagas en la mayoría de cafeterías, restaurantes y hoteles europeos. En una taza de café de Starbucks, con dosis extra de cafeína, el pago a los productores de café es aproximadamente el 2 % del precio de cada taza.

En este año, los productores de café se han visto favorecidos por los precios mayores en los mercados internacionales. Uno de los factores más influyentes fue que debido a las heladas en el sur de Brasil ha habido una oferta reducida de café de dicho país. Esto puede llegar a causar una caída de más del 20% al cierre de este año, según reportan medios especializados en negocios.

Tras permanecer años en casi 1 dólar la libra (453 gramos), los futuros del café, el precio que los compradores de grandes volúmenes acuerdan pagar por el grano que se les entregue en los próximos meses, se duplicaron a finales de julio, alcanzando niveles no vistos desde 2014. Aunque los precios han disminuido un poco, continúan altos, en aproximadamente 1,90 dólares la libra.

A las heladas en Brasil se sumaron otros inconvenientes: dificultades en las cadenas de suministro a causa de la pandemia del coronavirus, una escasez de contenedores para enviar el grano, falta de mano de obra y otros problemas en la producción. Si se agrega un aumento a los costos en casi todo, como la energía, se tiene una taza más cara para los amantes del café.

Asimismo, han habido efectos del cambio climático desde el año pasado que han causado que Vietnam pierda una gran parte de sus hectáreas cafetaleras. Se espera que esta situación se revierta en los primeros meses del próximo año, por lo cual los precios internacionales pueden seguir alterándose hasta ese entonces.

  • UN CAFÉ MÁS CARO PARA EL 2022

Grace Wood, analista del sector para la firma investigadora de mercados IBISWorld, dijo que si los consumidores no ven un incremento en los precios del café a finales de este año, con seguridad lo harán en 2022 debido a las previsiones de un aumento en la demanda per cápita.

Ruth Román

OPA, el emprendimiento de licor con cacao y café, en homenaje a un abuelo

Leer más

“Eso simplemente contribuirá a una mayor demanda, que a su vez va a alterar todavía más las operaciones y causar mayores dificultades a los operadores, que ya están teniendo problemas de abastecimiento”, señaló Wood.

Starbucks, el minorista de café más grande del mundo, dejó entrever que no necesitará aumentar sus precios debido a la baja en la producción de Brasil. En una teleconferencia con inversionistas cuando los precios del café arábica alcanzaron sus niveles más altos, Kevin Johnson, presidente y director general de la cadena cafetera con sede en Seattle, dijo que su compañía tiene existencia para 14 meses, suficientes para cubrir 2021 y la mayor parte del año fiscal 2022.

Incluso los tostadores pequeños independientes de café de grano firman contratos para comprarlo con mucha anticipación, de forma que, en caso de que ocurra una escasez como la de Brasil, no se vean paralizados. También se abastecen de diversos países, así que a menudo los faltantes en una región pueden ser cubiertos por otra.

En las grandes cafeterías el costo del grano representa apenas alrededor del 5% de una taza de café caliente, así que los que tuestan el grano quizá no necesiten trasladar los incrementos de inmediato.