Economía

La OPEP cree que la variante delta no afectará a la demanda de crudo en 2021

La organización señala que la economía global sigue recuperándose y no cree que bajará la demanda del recurso

pope
La organización ve el futuro de la venta del petróleo con optimismo pese a la incertidumbre que genera la pandemia.referencial

Aunque el impacto en la economía mundial de la variante delta del coronavirus supone todavía una gran incertidumbre, la OPEP cree que no reducirá la demanda de petróleo prevista para 2021 y 2022.

mineria peru

Petróleo con "rentabilidad social", idea que Castillo quiere aplicar en Perú

Leer más

"La economía global continúa recuperándose", señala este jueves la OPEP en su informe mensual sobre el mercado petrolero.

Sin embargo, la evolución de la pandemia de COVID-19 será "el factor determinante en el ritmo de la recuperación, con la posible aparición de nuevas variantes o mutaciones como riesgo", agregó la OPEP.

Pese a que los analistas del grupo petrolero de 13 estados, que controlan el 40 % de la producción mundial de crudo, elevan el crecimiento mundial en un 0,1 % tanto en 2021 (5,6 %) como en 2022 (4,2 %), mantienen sin cambios la demanda prevista para esos dos años.

 Así, según datos del informe, la demanda prevista en 2021 queda igual a la calculada hace un mes, con un incremento anual de alrededor de 6 millones de barriles diarios (mbd), hasta los 96,6 mbd.

Para 2022 esa demanda crecerá en otros 3,3 mbd hasta un total de 99,9 mbd, llegando a niveles previos a la pandemia y superando puntualmente en el último trimestre la marca histórica de los 100 mbd por primera vez. De nuevo, son los mismos cálculos que el anterior informe de hace un mes.

BOLSA DE VALORES DE GU (6289767)

La bolsa, en la sombra de un mercado global de vanguardia

Leer más

CAUTELA CON LA VARIANTE DELTA

Con todo, los analistas de la OPEP se muestran cautos sobre el impacto de la variante delta del coronavirus, cuyo efecto ya se ha dejado sentir en julio y agosto al empañar el optimismo de la recuperación por su expansión en importantes economías.

El precio promedio del barril de crudo de la OPEP se situó en julio en los 73,53 dólares, su mayor valor desde octubre de 2018, algo que el grupo achaca a "los sólidos fundamentos del mercado".

"El repunte de la demanda de petróleo, junto con una gran caída de los inventarios de petróleo (…) ha provocado que los precios del crudo se recuperen con fuerza, superando los niveles alcanzados antes del inicio de la pandemia de COVID-19", resume la OPEP.

"Sin embargo, la rápida propagación de la variante delta de la COVID-19 generó preocupaciones sobre la perspectiva de la demanda a corto plazo", matiza el informe.

Los analistas de la OPEP no ocultan su preocupación por la expansión de esa cepa más contagiosa en destacados países consumidores de crudo como EE. UU., China, Japón y parte de Europa, además de otras naciones de Asia y África, "lo que genera preocupaciones sobre un posible lastre en la demanda".

Los inversores están especialmente preocupados por la caída de la demanda de materias primas en China, donde se han cancelado eventos a gran escala y se han impuesto ciertas restricciones por el mayor brote de coronavirus desde 2020.