Economía

El Gobierno perfila el 2020

La reforma tributaria ya está en manos de Moreno para su veto o aprobación. La proforma revisada llegó a la Asamblea.

lenín moreno presidente ecuador
El presidente de la República, Lenín Moreno, tiene 30 días para vetar la ley aprobada por la AsambleaEFE
Asamblea Nacional aprobó anoche la reforma tributaria

Con 83 votos, la Asamblea Nacional aprobó anoche la reforma tributaria

Leer más

El Gobierno comienza a trazar la cancha en materia económica para 2020. En esta semana han ocurrido dos hechos clave: la aprobación del proyecto de Ley de Simplicidad Tributaria por parte de la Asamblea y el envío de la nueva proforma 2020.

El presidente de la República, Lenín Moreno, tiene 30 días para vetar la ley aprobada por la Asamblea y 30 para que el Legislativo considere el veto del Ejecutivo, en caso de que lo haya. Si no hay veto se puede enviar directamente al Registro Oficial para que entre en vigencia desde el 1 de enero. 

En el caso de la proforma, la Asamblea realizó 17 observaciones que ya fueron contestadas por el Ejecutivo.

Paso atrás con telefónicas

La Ley de Simplicidad Tributaria también incluía cambios en materia de telecomunicaciones. El artículo que planteaba el devengamiento del espectro por parte de empresas celulares, a través de obras de infraestructura, quedó eliminado. Esa era la propuesta del Gobierno con la que buscaba negociar nuevos contratos con las empresas telefónicas. Sin embargo, se incorporó que el porcentaje que deben pagar al fisco por utilizar este espacio debe estar destinado exclusivamente a proyectos en telecomunicaciones que deberán ser ejecutados por el Gobierno Central.

Monetización se mantiene

En la nueva proforma 2020, el Ejecutivo mantiene su postura sobre la monetización de activos que busca dar $ 2.000 millones al fisco en 2020 y la misma cantidad en 2021. El Ministerio de Economía y Finanzas justifica la expectativa mencionando que lo ampara la ley para incluir el rubro como ingreso permanente y además sostiene que todos los procesos están en una fase avanzada.

Más deuda si hay urgencias

La Asamblea Nacional dijo al Ejecutivo que trace un plan de contingencia en caso de que las concesiones no se ejecuten. En respuesta a ello, el Ministerio de Economía y Finanzas ha mencionado que busca líneas de financiamiento con organismos multilaterales. Finanzas señala que actualmente se está realizando un análisis para la reducción del gasto corriente, con el fin de hacer cumplir los techos de presupuesto para las instituciones del sector público. También se buscará seguir reduciendo gastos excesivos.

Esperanza en el petróleo

Finanzas también mencionó que si hubiera mayores ingresos por la exportación de petróleo, que es otra de las grandes fuentes de renta para el Estado, estos ayudarían a reducir el déficit presupuestario. En el caso de que los ingresos petroleros sean menores por caída en el precio internacional del crudo o menor producción, “la diferencia sería cubierta con otras alternativas de financiamiento”.

El Pago en bonos se achicó

Uno de los puntos álgidos en la nueva reforma tributaria tenía que ver con el pago de deudas del Gobierno en bonos del Estado. La Ley de Simplicidad Tributaria establecía el pago en papeles a Gobiernos Autónomos Descentralizados, proveedores y universidades, por un monto equivalente al 5 % del Producto Interno Bruto (PIB). Durante las discusiones en el Legislativo, se decidió dejar el artículo, pero el monto a pagar por esa vía llegue al 3 %del PIB.

Progresividad en fundas

La Asamblea Nacional planteó que el Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) a las fundas plásticas se cobrará de manera progresiva y no los $ 0,10 que se establecía en inicio. Desde 2020 comenzará a gravarse con $ 0,04, en 2021 será $ 0,06 y en 2022 llegará a $ 0,08. También se plantea la reducción de ICE para fundas recicladas, biodegradables y compostables.