El Gobierno analiza qué hacer con el ‘regalo’ del FMI

  Economía

El Gobierno analiza qué hacer con el ‘regalo’ del FMI

El multilateral aprobó la mayor inyección de liquidez a sus miembros. 1.000 millones, que le corresponden a Ecuador, se transferirán el 23 de agosto.

07e8d088-9629-4933-b838-16211f28ae01
El Ministerio de Finanzas analiza en conjunto con el Banco Central y el FMI las cifras económicas.Cortesía

¿Gasto público o para reforzar las reservas internacionales? El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el Banco Central del Ecuador (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) analizan a qué se destinará la asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) por cerca de 1.000 millones de dólares que se transferirán el 23 de agosto de 2021.

FMI

El FMI transferirá cerca de $ 1.000 millones a Ecuador el 23 de agosto de 2021 para darle liquidez

Leer más

El pasado lunes 2 de agosto de 2021, la Junta de Gobernadores del FMI aprobó    una transferencia de DEG equivalente a 650.000 millones de dólares (unos 456.000 millones de DEG) para impulsar la liquidez mundial tras la crisis provocada por la pandemia de COVID-19.

Es una transferencia directa de activos a las economías y no representa una deuda. Es una suerte de regalo del organismo multilateral con el fin de reactivar a las naciones afectadas por la pandemia.

El DEG es un activo de reserva internacional creado en 1969 por el FMI para complementar las reservas oficiales de los países miembros. Este activo puede ser convertido en dinero, como dólares.

“Esta es una decisión histórica: la mayor asignación de DEG en la historia del FMI y una inyección de ánimo para la economía mundial en medio de una crisis sin precedentes”, dijo Kristalina Georgieva, directora del FMI.

Ayudará a los países miembros más vulnerables que están luchando contra los estragos de la crisis.

Kristalina Georgieva, directora del FMI

¿Cómo lo utilizará el Gobierno ecuatoriano? EXPRESO conoció que el MEF, el BCE y el FMI analizan cuál será el destino de la transferencia, en el marco de la visita de la Misión del multilateral para la revisión anual de la situación económica (Artículo IV) y para analizar los avances del Acuerdo de Financiamiento Extendido (SAF).

El ministro de Economía y Finanzas, Simón Cueva, junto a asesores y representantes y la Misión del FMI

Misión del FMI inició revisión de cumplimiento de metas de Ecuador

Leer más

Para el catedrático de la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE) José Emilio Vásconez, los 1.000 millones de dólares que transferirá el FMI deberían usarse para fortalecer la red de protección social, como el bono de desarrollo humano. Otro uso para el dinero del Fondo es apoyar a las micro y medianas empresas que fueron golpeadas por la crisis económica.

La posibilidad de dejar los 1.000 millones de dólares en la Reserva Internacional del BCE también podría ser una opción “interesante”, lo cual significaría un aumento de la liquidez para el sistema financiero y una disminución de las tasas de interés en créditos, aseguró el experto en organismos multilaterales.

Para Jaime Carrera, secretario del Observatorio de la Política Fiscal, no hay muchas opciones. El Gobierno utilizará los 1.000 millones de dólares para cubrir parte del déficit fiscal de este año, que se estima en 4.500 millones de dólares.

Según Carrera, agosto inicia con problemas de liquidez para la caja fiscal y, probablemente, la transferencia se use para cubrir sueldos, para pagar atrasos a los proveedores del Estado o los montos pendientes al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Los atrasos actualmente suman cerca de 1.500 millones de dólares. 

Lo que plantea el FMI 

  • Países ricos: Una de las principales opciones es que los países miembros que tienen posiciones externas sólidas, dice el FMI, distribuyan voluntariamente una parte de sus DEG para ampliar los préstamos a los países de bajos ingresos.
  • Nuevo fondo: El FMI también está estudiando otras opciones para ayudar a los países miembros más pobres y vulnerables. Podría considerarse un nuevo Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad, para facilitar un crecimiento más resiliente y sostenible a mediano plazo.
  • Emergentes: Aproximadamente 275.000 millones de dólares (alrededor de DEG 193.000 millones) de la nueva asignación se destinará a países de mercados emergentes y en desarrollo, incluidas naciones de bajo ingreso.