Economía

FMI: Ecuador está entre los países mejor preparados de la región ante el COVID-19

Según el organismo, en América Latina los países con mayor preparación junto a Ecuador son Argentina, Brasil, México y Chile.

522CDE49-B71F-4B9D-973F-C5CB4542E7F7
Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, realizó el estudio.Reuters.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó este jueves 19 de marzo de 2020 un análisis sobre la expansión de la pandemia del COVID-19 en América Latina. El artículo, titulado “La pandemia del coronavirus y América Latina: Es el momento de tomar medidas decisivas” habla sobre los retos que deben afrontar los países de la región. 

gerry-rice-vocero-fmi-816678-204722

El FMI busca tranquilizar en la turbulencia

Leer más

Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, quien es el autor del artículo, señala que los países de América Latina y el Caribe se han visto golpeados por la pandemia después de otras regiones, lo cual les brinda la oportunidad de aplanar la curva de contagio.

En la publicación se muestra un gráfico en el que se señala que los países con mayor preparación para enfrentar al COVID-19 en América son Argentina, Brasil, Ecuador y México. Mientras que los de preparación máxima son Estados Unidos y Canadá

09DCE88D-F03A-4A58-BB0B-FB782ADF33AD
Infografía.Fondo Monetario Internacional

Werner señala que se han lanzado iniciativas para alcanzar ese objetivo en múltiples ámbitos. Además de reforzar la reacción de la política sanitaria, muchos países de la región están tomando medidas de contención, como cierres de fronteras y de escuelas y otras medidas de distanciamiento social.

75AD678A-C596-4FAE-BB77-C3F6735C3B8F

Los bonos ecuatorianos se derrumban tras caída del precio del petróleo

Leer más

Esas medidas, dice Werner, sumadas a la desaceleración de la economía mundial y a la perturbación de las cadenas de suministro, la caída de los precios de las materias primas, la contracción del turismo y el marcado endurecimiento de las condiciones financieras mundiales, están paralizando la actividad en muchos países latinoamericanos y opacando drásticamente sus perspectivas económicas

“La recuperación que habíamos previsto hace unos meses para la región no ocurrirá, y no cabe descartar la posibilidad de que 2020 sea un año de crecimiento negativo”, sostiene el artículo.

Pero el impacto de la pandemia será “profundo”, según el Fondo. El aumento resultante de los costos de endeudamiento sacará a relucir vulnerabilidades financieras que se acumularon durante años de tasas de interés a niveles bajos. Aunque la fuerte caída de los precios del petróleo beneficiaría a los países que lo importan, empañará la inversión y la actividad económica de los que dependen mucho de su exportación.

Werner apunta que en caso de que se produzca un estallido local, la actividad del sector de los servicios probablemente será la que más sufra como consecuencia de las campañas de contención y distanciamiento social; el turismo y la hostelería, así como el transporte, serían sectores particularmente afectados.

Además, resultarán también afectados los países con infraestructuras sanitarias deficientes y limitado margen de maniobra fiscal para ampliar los servicios de salud pública y respaldar a los sectores y los hogares afectados se verían sometidos a una presión significativa.

Es probable que el impacto económico de la pandemia varíe debido a características regionales y propias de cada país.