Más empresas en la mira del impuesto al patrimonio

  Economía

Más empresas en la mira del impuesto al patrimonio

El régimen busca más esfuerzo de las compañías en la reforma tributaria. El objetivo es sumar contribuyentes a las 1.400 firmas que pagarían el aporte

Guillermo Lasso en la Asamblea
Presidente Guillermo Lasso a su llegada a la entrega de Ley de oportunidades en l asamblea. Aporte a la web Henry LapoAporte a la web Henry Lapo

Ajustes para que más empresas paguen el impuesto temporal a los altos patrimonios.

FBoM19AWUAg-PDq

La reforma tributaria: la primera parte que deberá enviar Lasso de la Ley para la Creación de Oportunidades

Leer más

La reforma tributaria, que el presidente de la República, Guillermo Lasso, ofreció enviar a la Asamblea la próxima semana, luego de dividir la Ley de Creación de Oportunidades en tres partes, contempla un impuesto temporal a personas y empresas con altos patrimonios y ganancias.

“Estamos revisando qué más podemos hacer por el lado de empresas para afectar lo menos posible al bolsillo de los ecuatorianos”, aseguró el viceministro de Finanzas, Bernardo Orellana, en días pasados.

Según los cálculos de Finanzas, se esperaba $ 945 millones por la contribución temporal en dos años. De esa cantidad, $105 millones provenían de las empresas.

La propuesta original planteaba contribuciones de personas que tienen patrimonios por sobre los $ 500.000 y empresas con patrimonios de más de $ 1 millón que hayan registrado en utilidades en 2020 y mayores ventas que en 2019.

proyecciones
Infografía.Expreso.

Bajo esas características, según el Ministerio de Economía y Finanzas, 1.430 empresas debían pagar ese impuesto. EXPRESO conoció que el Gobierno ahora busca la manera que más empresas se sumen al pago de la contribución temporal.

Financiero

La recaudación tributaria creció casi 11 % en Ecuador de enero a septiembre

Leer más

Entre las opciones se analiza incrementar la base del patrimonio de $ 1 a 4 millones, pero relajar la condición que establece que la empresa haya tenido más ganancias en 2020 comparado con 2019, como se contempló en el proyecto de Ley para la Creación de Oportunidades.

Además, la primera propuesta establecía que las personas tenían que pagar el impuesto temporal por dos años y las empresas por un año.

“Creería que lo van a ajustar un poco para que sea más atractivo para la Asamblea, hacerlo más aprobable. En ese sentido creo que se van a ir por una mayor afectación a las compañías y menor a las personas naturales”, aseguró José Urizar, experto en derecho económico.

Creería que lo van a ajustar un poco para que sea más atractivo para la Asamblea, hacerlo más aprobable. En ese sentido creo que se van a ir por una mayor afectación a las compañías y menor a las personas naturales.

José Urizar, experto en derecho económico.

Los empresarios ven con preocupación el cobro de más impuestos a las compañías. “Creemos que puede ser un duro golpe a las empresas y a las personas por igual”, aseguró Gabriela Uquillas, asesora de la Cámara de Comercio de Guayaquil.

Si bien Carlos Loaiza, presidente de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), mencionó que esperará la propuesta final del Gobierno para emitir un comentario, señaló la posición de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio del Ecuador sobre el tema:“Un impuesto al patrimonio es distorsionador y sienta graves precedentes para el entorno económico de nuestro país, más aún cuando no es la primera vez que en el Ecuador se impone una contribución por única vez”.

Lasso dividió la Ley para la Creación de Oportunidades, rechazada por el Consejo de Administración Legislativo (CAL), en tres bloques: tributario, laboral e inversiones. El mandatario decidió enviar la parte de impuestos primero para cumplir con el programa del Fondo Monetario Internacional (FMI). Su aprobación es clave para el desembolso de $ 700 millones en diciembre.

inversionistas en nueva

El aumento de impuestos apunta a quienes ganan más de $ 2.000 al mes

Leer más

En total, la reforma tributaria prevé recaudar cerca de $ 1.500 millones entre 2022 y 2023, por impuestos temporales y por los cambios en el impuesto a la renta.