La empresa Sumesa atraviesa por un proceso de intervención

  Economía

La empresa Sumesa atraviesa por un proceso de intervención

Desde el mercado de valores se niega que la firma haya caído en impagos. Este martes, una asamblea de obligacionistas analizó la situación financiera de la compañía

SUMESA
Ventas. La empresa llegó a facturar en el 2020 más de $ 50 millones.Archivo / Expreso

Este martes 26 de abril del 2022, los obligacionistas de tenedores de obligaciones emitidas por Sumesa S.A. en el mercado de valores, se reunieron en asamblea. La convocatoria hecha por la Superintendencia de Compañías y difundida en la página web de la Bolsa de Valores de Guayaquil (BVG), tenía entre sus prioridades analizar la situación financiera de la firma. 

Aunque la noticia no se ha oficializado, EXPRESO conoció que Sumesa, una de las compañías más grandes de alimentos del país, atraviesa por un proceso de intervención por parte de la Superintendencia. 

Los motivos se desconocen aún, pero fuentes confiables del mercado de valores confirmaron tal procedimiento. Este Diario solicitó una entrevista a directivos de Sumesa para hablar del tema, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

cfn

CFN: el 90 % de deudas está en manos de 100 grandes morosos

Leer más

En la asamblea de obligacionistas, los tenedores tenían previsto tener detalles y resolver sobre la propuesta del emisor (Sumesa) de constituir "una garantía específica o resguardo que caucione la emisión de obligaciones". La convocatoria, se aclara, corresponde exclusivamente a los obligacionistas de la cuarta emisión de obligaciones del 13 de junio de 2018.

Este Diario pidió información al mercado bursátil, pero se explicó que sobre el tema no existe nada oficial, pues la Superintendencia de Compañía dirige todo proceso de  "intervención bajo reserva por el sigilo que le exige la ley". No obstante, se negó que la empresa haya caído en impagos dentro de las bolsas. 

Este Diario contactó a Álvaro González, quien habría sido designado como su interventor, pero él señaló que no estaba autorizado para dar declaraciones. 

La reunión de obligacionistas de hoy generó preocupación y rumores en las redes sociales, donde incluso se llegó a hablar de una posible liquidación de la empresa. No obstante, expertos de este mercado negaron tal hecho. En una reunión como estas, dijeron, no se decide una liquidación de una compañía. 

Esta noticia surge aun cuando la firma ha asegurado pasar por un buen momento.  El año pasado, su fundador Jorge García, contó a EXPRESO varios de sus planes, uno de ellos era convertir a la empresa en una agroindustria. Apuntaba a corto plazo a exportar derivados de pitahaya. Según información de la Superintendencia, en el 2020, año de pandemia, esta empresa llegó a tener más de $ 51 millones en ventas, superando incluso los resultados del año previo.

El temor de que una nueva empresa caiga en impagos en el mercado de valores no es infundado. Hace dos años, el país conoció cómo algunas empresas cayeron en irregularidades ante el laxo control que habría existido por parte de los anteriores administradores de las bolsas y las misma Superintendencia de Compañías. El caso Delcorp y su relacionada Ecuagran es uno de los casos más emblemáticos.