Economía

En Ecuador, el crédito de consumo  creció 15,9 % en septiembre

La Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca) presentó el reporte de septiembre de 2023

dólares
Financiamiento.- Las pequeñas empresas se benefician de los créditos de la banca privada.Archivo/ Expreso

La cartera de crédito alcanzó los 41.374 millones de dólares a septiembre de 2023, un crecimiento anual del 9,9 %, de acuerdo con información de la Superintendencia de Bancos. De ese total, la cartera del crédito de consumo llegó a 16.818 millones de dólares, lo que representa un incremento anual de 15,9 %, según el reporte de la Evolución de la Banca de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca).

Ropa local

La oferta de ropa nacional sin temor a competir contra los Goliat

Leer más

El reporte del gremio señaló que el crédito de consumo contribuye al crecimiento económico de los hogares ecuatorianos, porque permite a las familias la compra de bienes y servicios del sector productivo, lo que dinamiza la venta de las empresas del país. Así mismo consideró que la economía ecuatoriana registró una variación positiva anual de 3,3 % en el segundo trimestre de 2023 según las cuentas del Banco Central (BCE), impulsada principalmente por un incremento de las operaciones de crédito destinada para los ecuatorianos.

Según la Superintendencia de Bancos, la cartera del crédito comercial, destinado a PYMES y empresas, alcanzó los 18.333 millones de dólares, un crecimiento anual de 4,7 %. Es así como los bancos privados apoyan con financiamiento a las pequeñas, medianas y grandes empresas del país para que, a partir del acceso a financiamiento formal, puedan incrementar sus ventas, fortalecer el empleo y contribuir al desarrollo económico del país.

Otro segmento clave para los bancos privados es el microcrédito, que este mes ascendió a 3.350 millones de dólares en septiembre de 2023, un 13,5 % más que el mismo mes del año pasado. De hecho, según información del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en Ecuador existían 863.681 empresas en 2022, de las cuales, el 93,9 % eran microempresas, las cuales generaron el 56 % del empleo en 2022, según las últimas cifras del INEC.

Estas pequeñas empresas, que en su mayoría se componen de trabajadores independientes y de ingresos no constantes, demandan de financiamiento permanente. Por tal motivo, este tipo de crédito se vuelve vital.

lundin_gold_tiempo_minero

Ecuador atrajo $ 83 millones en inversión extranjera en el segundo trimestre de 2023

Leer más

En definitiva, del total de la cartera crediticia a septiembre de 2023, el 59 % (24.292 millones de dólares) está destinada a los créditos de producción (productivo, PYMES, vivienda y microcrédito) y el 41 % a los créditos de consumo (17.082 millones de dólares), según el comunicado.

Sin embargo, las cifras en el crecimiento del crédito podrían mejorar. En Ecuador, recuerda el gremio, el dinamismo en la entrega de financiamiento está afectado por la existencia de techos a las tasas de interés que no permiten que se determinen tasas en función del riesgo de cada cliente, y no reflejan las condiciones del mercado en la coyuntura actual y, por ende, impiden que se incluya a más personas al sistema financiero formal, puntualizó Asobanca en el reporte.

Precisamente, el reporte del Programa de Evaluación del Sector Financiero de Ecuador (FSAP, por sus siglas en inglés) del Fondo Monetario Internacional (FMI), señala que el crédito continuó creciendo en el periodo post-pandemia, sin embargo, alerta que el endurecimiento de las condiciones financieras globales podrían presentar desafíos ante la presencia de techos a las tasas de interés en el país.

Por eso, el informe del FMI resalta la necesidad de realizar una reforma al sistema de tasas de interés que actualmente limita el acceso al crédito a nuevos ecuatorianos, lo que ayudaría al proceso de inclusión financiera.

La evaluación del FMI señala que la alta exposición de Ecuador a riesgos naturales representa riesgos para los bancos y cooperativas. Es una observación muy oportuna, y por eso es importante que la ciudadanía conozca que, ante la inminente llegada del Fenómeno de El Niño, los bancos privados se encuentran preparados para acompañar a las familias y empresas del país del frente a los potenciales impactos que ocasionaría.

Los indicadores de liquidez, solvencia y cobertura se encuentran en niveles adecuados y sólidos, lo que permitirá implementar distintos planes de acción para que los bancos apoyen a sus clientes de acuerdo con cada caso y necesidad particular.

Planes de acción similares ya se pusieron a prueba durante la pandemia del coronavirus, que representó la crisis más grave del país y del mundo, cuando provocó el cierre de varias actividades productivas.

También puede leer: La incertidumbre hace caer las reservas de compra de vivienda

LA MAYORÍA DE LOS DEPÓSITOS ES A PLAZO

La Superintendencia de Bancos informó que los depósitos llegaron a los 44.490 millones de dólares a septiembre de este año, lo que representa un crecimiento anual del 6,4 %, o el equivalente a 2.677 millones de dólares más en captaciones.

Del total de captaciones bancarias, el 44 % de estas o 19.713 millones de dólares corresponden a depósitos a plazo, un crecimiento del 18,6% en comparación con septiembre de 2022.

Mientras que los depósitos de ahorro llegaron a 11.236 millones de dólares y los depósitos monetarios, a 11.340 millones de dólares.

44d71433-83d7-452e-81a5-d4db5a43712e

Las alertas sobre la emergencia climática llegan ahora de la banca

Leer más

Asobanca explica que el incremento de los depósitos es una demostración de confianza de los clientes en el sistema bancario; además, por su rol de intermediación, las captaciones son la fuente de financiamiento principal para que las entidades financieras otorguen créditos a las familias y empresas ecuatorianas.

Por otro lado, el manejo técnico de la banca se evidencia en sus indicadores. El nivel de cobertura fue de 208 %, es decir, la banca privada tiene un nivel de provisiones que es 2,1 veces más alto que su cartera improductiva, mientras que la liquidez se ubicó en 23,9 % en septiembre de 2023.

Pese a los desafíos que afronta el país, los bancos privados están sólidos, líquidos y solventes, siendo importante que la política pública apunte, en los siguientes meses, a consolidar la salud del sistema financiero, señala el informe de la banca privada. 

¿Te gusta leer Diario EXPRESO? TE PUEDES SUSCRIBIR AQUÍ