Economía

Dos fondos de inversión demandan a Ecuador para bloquear la renegociación de la deuda

Contrarian Capital y GMO impusieron una demanda en cortes de Nueva York. Forman parte de los grupos minoritarios que rechazaron la oferta del Gobierno

UBS renegociación de la deuda
UBS es uno de los asesores de los dos grupos de tenedores de bonos.EFE.

La mañana de este 29 de julio de 2020, dos fondos de inversión impusieron una demanda a Ecuador para bloquear la renegociación de la deuda. Según información de Bloomberg, Contrarian Capital busca demandar al país en una de las cortes de Nueva York y ha llamado el plan de reestructuración de la deuda como “coercitivo en extremo”.

Martínez anuncia acuerdo con bonistas

Finanzas dará a conocer el 3 de agosto los resultados de la renegociación de la deuda

Leer más

EXPRESO confirmó esa información con fuentes del mercado y conoció además que el fondo GMO se une a la demanda. Un economista de un fondo de inversión señaló que este tipo de demandas son como una acción de protección para frenar un proceso, por lo que el juzgado deberá pronunciarse pronto. 

La acción ocurre a menos de dos días que venza el plazo para que los acreedores de la deuda acepten la propuesta realizada por el Gobierno ecuatoriano. Los acreedores tienen hasta las 11:00 del viernes 31 de julio de 2020 para enviar su aceptación formal. 

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) informó que le tomará dos días para obtener los datos finales y los resultados de la renegociación de la deuda se divulgarán el 3 de agosto de 2020. Ese día, dependiendo de la situación, el Gobierno informará qué acciones futuras tomará.  

Los dos demandantes son parte de los grupos minoritarios de tenedores que rechazaron la oferta de Ecuador. La semana pasada, el Comité Directivo compuesto por Amundi (UK) Limited , Contrarian Capital Management LLC, Grantham Mayo Van Otterloo & Co. y T Rowe Price Associates, Inc., asesorados por BroadSpan Capital y UBS, junto con ciertos tenedores del bono 2024, señalaron que se sentían “decepcionados” tras el planteamiento formal realizado por Ecuador el pasado 20 de julio de 2020. A su vez, presentaron una contrapropuesta.

Mientras que el Gobierno ecuatoriano ha mencionado que los tenedores buscan una ventaja injusta.