Economía

El desempleo golpea con menos fuerza al sector rural: las cinco razones

El área urbana siente más el impacto de la crisis, que se refleja en los indicadores del mercado laboral ecuatoriano.

Banana babahoyo
El banano no paró durante la cuarentena.Guillermo Lizarzaburo

Las estadísticas de mayo-junio de 2020 del sector laboral revelan que durante la etapa crítica de la pandemia de COVID-19 el fuerte impacto lo recibió al área urbana de Ecuador: la tasa de desempleo pasó de 5,6 % en junio de 2019 a 16,8 % en mayo-junio, en una inusual encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

En cambio, en el área rural la desocupación subió de 2,3 a 5,9 % . Aquí las razones por las que la aceleración fue menor en el área agrícola:

  1.  Durante los días críticos de la pandemia el sector rural trabajó más regularmente que en las grandes ciudades, debido a que los casos de contagio en el agro son muy escasos.
  2.  El cultivo perenne de mayor hectareaje sembrado (unas 700.000 hectáreas), el cacao, siguió con sus labores de desbroce, riego, poda, fertilización y por estos días ha comenzado la cosecha de 2020. El precio, hoy, supera los 95 dólares por quintal.
  3. El consumo de arroz aumentó sustancialmente, ya que es uno de los alimentos de mayor demanda por su precio y por su capacidad de alimentar a más personas con un menor gasto. El precio de la saca de 200 libras en cáscara es de hasta 40 dólares, pero en el confinamiento subió más aún.
  4.  La demanda de plátano también se incrementó en el mercado interno.
  5.  Nunca se dejó de exportar banano, que pese a tener unas 250.000 hectáreas entre formales e informales, es el que mayor cantidad de divisas genera para el país. 

Para esta última encuesta el INEC recibió asesoramiento de la Cepal (Comisión Económica para América Latina) para mantener su producción estadística durante la emergencia  sanitaria. La recomendación de la Cepal fue “realizar el seguimiento de paneles (hogares) efectivos de levantamientos inmediatamente anteriores, con la finalidad de contar con  información de contacto (números telefónicos) y así mantener la selección probabilística de la muestra”.

En el campo la tasa de empleo adecuado/pleno bajó del 20,5% en junio de 2019 a 9,5 % en la encuesta de 2020. El subempleo subió de 22,5 % a 33,9 %