Economía

La descapitalización del IESS reabre el debate sobre cómo inyectar recursos

El posible cobro por décimos o por atención médica a menores de edad divide posturas. El ente obtendría $ 700 millones para cubrir ambos rubros

IESS+hospitales+públicos+pandemia
Estudios sostienen que el sistema de seguridad tiene hasta agosto para cubrir necesidades sin problemas.GUSTAVO GUAMAN / Expreso

No son decisiones tomadas, pero la sola exposición de ideas ha hecho que en el país vuelva a discutirse la forma de seguir alimentando el fondo del Instituto Ecuatoriano de la Seguridad Social (IESS), que hoy atraviesa una crisis de bajos ingresos.

JORGE WATED, DIRECTOR+IESS

“No sé por qué el gerente del BIESS denuncia injerencia. No es verdad”

Leer más

Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del IESS, en entrevista con EXPRESO anticipó que se plantea aplicar como “medidas urgentes” varias alternativas. Entre ellas, aplicar un descuento del 9 % al décimo tercero y décimo cuarto sueldo para que el afiliado, en etapa de jubilación, siga gozando de este beneficio. Actualmente, explicó, la entidad no aplica descuento alguno a los décimos, pero “cuando tú te jubilas, el Seguro sí te paga décimo tercero y décimo cuarto”. Otra opción es empezar a cobrar por la atención médica que reciben los hijos menores de los asegurados. Un servicio que el IESS viene ofreciendo desde el 2010, pese a que por ello no llegó a recibir nuevos aportes.

Cubrir ambos rubros le significa al Seguro Social un promedio de $ 700 millones al año. Un capital que hoy al IESS le está costando desembolsar. Sus arcas han venido descapitalizándose no solo por la falta de pago del aporte del 40 % que el Estado realiza para la pensión de los jubilados (debe $ 1.336 millones), sino por la crisis de iliquidez que atenta al sistema: hasta mayo pasado, tras la pandemia, 240.000 personas se desafiliaron, mermando con ello los aportes que se hacen a la entidad.

El Estado le debe al IESS, hay empresas que no pagan a la Seguridad (Social), aún no se resuelven los temas de corrupción por la compra de medicinas e insumos; pero se trata de resolver la descapitalización descargando la crisis en los afiliados.

Nelson Erazo
Frente Popular de Trabajadores

No obstante, las alternativas generan el rechazo de los trabajadores. Nelson Erazo, presidente del Frente Popular, cuestiona que los afiliados sean los llamados a cubrir la falta de recursos, pese a las irregularidades que se están dando. Erazo cree que la vía es exigir que el Estado y ciertas empresas morosas paguen al sistema, así como recuperar el dinero que se ha desviado a causa de los diferentes casos de corrupción dentro de hospitales.

Un criterio parecido tiene Bairon Valle, miembro de la mesa de Derechos Laborales y de Seguridad Social de la Asamblea. "No me parece (correcto) que siempre que debatimos sobre sostenibilidad se esté pensando en quitarle al afiliado los derechos que ha adquirido". Cuando se asignó el recurso para la jubilación, señala, ahí ya se había contemplado recibir en la jubilación esos décimos.

No se deben menoscabar los derechos, pero alguien tiene que pagar por el financiamiento de estos beneficios. Quienes estamos pagando eso somos los afiliados activos, pero eso hace que nos comamos las reservas del seguro de pensiones.

Hugo Villacrés
expresidente del Directorio del IESS
TRONCOSO+BIESS

El Biess, como botín político, “se fraguó desde sus inicios”

Leer más

Hugo Villacrés, expresidente del Directorio del IESS, no cree que estas medidas afecten el derecho de los asegurados. Lo que se intenta, dice, es corregir una cobertura que por años no ha sido abordada con criterios técnicos. Ante ello, propone que el pago del 9 % de los décimos sea voluntario: que se descuente si el afiliado quiere beneficiarse de ese pago cuando se jubile. Para la atención médica a menores, en cambio, plantea la opción de restringir el pago solo a los padres de familia, un aporte que podría darse incluso por el número de hijos.

Desde la Asamblea, Patricia Henríquez, de la mesa de Salud, pide llevar a cabo un estudio del tema para no dejar sin atención médica a los hijos de las familias más vulnerables. Aunque admite que para esto se debe asegurar un presupuesto adecuado.

Esto podría implicar retroceder en derechos, pero cuidado porque mañana también podríamos perder todos los derechos porque no tenemos cómo sostenerlos. Si no se revisa el financiamiento puede ser pan para hoy y hambre para mañana.

Patricia Henríquez
Comisión de Salud de la Asamblea