El coronavirus desinfla el comercio exterior

  Economía

El coronavirus desinfla el comercio exterior

No solo preocupa China, sino otros potenciales mercados de Ecuador.  Italia, Irak y Turquía son grandes compradores

IMG_20200115_114945
Desde este año Ecuador exporta cobre a China a través de la compañía Ecuacorriente.Guilllermo Lizarzaburo

Los miles de barcos anclados esperando atracar en algún puerto chino, entre ellos posiblemente alguno que haya navegado desde Ecuador con camarón o con banano, siguen en incertidumbre.

Aunque ya no es China el único país aislado del mundo: Turquía, Irak, Italia también han restringido el ingreso de barcos en su afán de evitar la entrada del coronavirus.

El año pasado (2019)  se fueron hasta Asia Oriental, Turquía, Irak e Italia unas 79,6 millones de cajas de banano de 43 libras; de camarón se exportaron hasta el mercado italiano y el chino más de 820,8 millones de libras, de las cuales 767 millones ingresaron solo a China, que representó el 60 % de las exportaciones ecuatorianas del crustáceo en 2019. Los datos son tanto de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec) como la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA).

El coronavirus no solo tiene impacto en el negocio de estos dos rubros, sino en otros como el cacao y hasta las flores. Ecuador importa también desde el país asiático relojes, juguetes, bienes para el hogar, neumático, piezas para vehículos, zapatos, ropa, vasos, chucherías.

A la larga incluso la cadena logística tiene su afectación.

Aunque Diario EXPRESO no pudo contactarse con los representantes de la Asociación de Terminales Portuarias Privadas (Asotep) ni con los ejecutivos de las líneas navieras que operan en el país, desde el 21 de enero al 8 de marzo se tenía planificado el arribo de solo un barco desde China, el Prosperity 103, el 2 del mes que viene, el resto, 34 buques, tiene previsto arribar desde Panamá, Perú, Colombia y Estados Unidos, según el itinerario que tiene Autoridad Portuaria de Guayaquil (APG).

A China salían unos 600 contenedores con banano a la semana, según Acorbanec.

El gigante danés A.P. Moller-Maersk, propietario de Maersk Line, principal operador mundial de transporte marítimo de contenedores, ha advertido del potencial impacto del coronavirus en sus cuentas de 2020.

“El brote del virus plantea un riesgo económico para las operaciones de Maersk y sus volúmenes comerciales”, reconoce la compañía, advirtiendo de que las perspectivas para este año “están sujetas a incertidumbres significativas y afectadas por el actual brote en China”, que ha reducido las previsiones para 2020.

La compañía naviera anticipa “un débil comienzo de año” después de que las fábricas chinas hayan permanecido cerradas más tiempo del normal por el Año Nuevo Lunar, como consecuencia de la epidemia.

CAÍDA LIBRE. Un análisis de los movimientos de los buques de carga dentro y fuera de los puertos chinos desde la propagación del virus Covid-19 en enero muestra una fuerte caída en los flujos comerciales, según la firma Cargo Metrics.

UNA BAJA DEL 27 %. La empresa Cargo Metrics de Boston, con sede en EE. UU., dice que el índice de barcos cargados disminuyó un 27 % entre el 7 y el 17 de febrero. El CEO de la firma, Scott Borgerson, dijo que el índice muestra que las importaciones chinas bajaron.

OTRO ASPECTO. El comercio ya estaba resentido antes del coronavirus: las importaciones de contenedores en América del Norte fueron inferiores a las previsiones de 2019 debido a la guerra comercial entre EE. UU. y China.

ENERO 2020. Más de 65,9 millones de libras y 169,4 millones de dólares fueron las exportaciones de camarón a China.