Economía

La crisis impulsa el alquiler y la venta de motocicletas

El desempleo ha convertido a estos vehículos en una opción para conseguir ingresos. Evitar el uso del transporte público también mueve las ventas

Ensamblaje de motos en Ecuador.
En el norte de Quito, Metaltronic ensambla motocicletas, cuyas ventas se han mantenido estables pese a la crisis.Gustavo Guamán.

“Motos marca Tundra 150, nuevas, para trabajo. Alquiler diario $ 10. Ubicados en el sector norte de Quito”, dice uno de los avisos que es posible encontrar en Facebook. Con la crisis y el crecimiento de la informalidad, ha nacido el mercado de alquiler de motocicletas, el cual, a su vez, también ha impulsado la venta de estos vehículos en las casas comerciales y en las ensambladoras nacionales.

trabajo+mujeres+estudio+FMI+pandemia

Los puestos laborales más impactados por la pandemia son ocupados por mujeres

Leer más

Ecuatorianos y extranjeros han visto en las entregas a domicilio, a través de las aplicaciones de multinacionales o negocios locales que han surgido recientemente, una opción para generar ingresos para su subsistencia.

“Es un asunto que combina factores. Hay, por un lado, el ‘boom’ de estas aplicaciones de entrega a domicilio (...) Pero por otro lado hay una transformación de actividad. Estamos viendo que los desempleados no tienen qué hacer y en esa línea una manera rápida de tener un ingreso es comprándose una motocicleta para hacer entregas”, explicó Oswaldo Landázuri, gerente de la ensambladora Metaltronic y expresidente de la Asociación de Ensambladores de Motos.

Hasta junio de este año se han registrado 270.638 desafiliados del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), cifra que da cuenta de las pérdidas de empleo a causa del impacto de la crisis del coronavirus.

Estamos viendo que los desempleados no tienen qué hacer y en esa línea una manera rápida de tener un ingreso.

Oswaldo Landázuri, gerente de Metaltronic

Por ejemplo, en junio de 2020 la matriculación de motos llegó a las 15.000 unidades, cuando normalmente, antes de la pandemia, en un mes se registraban 12.000 motorizados, detalló Landázuri.

Infografia motocicletas
Infografía.Expreso.

El mercado de las motocicletas ha experimentado un sostenido crecimiento en los últimos años. Por ejemplo, desde 2016 la importación de estos artículos no ha dejado de crecer. El año pasado se importaron más de $ 115 millones en motocicletas.

La comercializadora de motos Daytona también da cuenta del incremento en la demanda. En junio de este año, tras la reactivación del comercio, las ventas en este negocio azuayo mantuvieron el mismo nivel que junio de 2019. “Estar a la par considerando la condición actual, yo lo considero bastante interesante”, señaló Patricio Pauta, gerente de ventas corporativas de Daytona.

Si bien el confinamiento a causa de la pandemia de COVID-19 afectó la comercialización entre marzo y mayo del presente año, este negocio cuencano espera mantener el mismo nivel de ventas del año 2019 o registrar una disminución de máximo el 10 %.

desempleo referencial

América Latina es la región con más empleos perdidos por cuenta de la pandemia

Leer más

¿Cuáles son las motos más demandadas? Las más económicas, que cuestan entre 1.250 y 1.600 dólares, que se utilizan para ‘delivery’ o entrega a domicilio, afirmó Pauta.

Otro comportamiento que ha detectado este sector es la compra de motocicletas por parte de trabajadores para llegar a sus empleos y así evitar el uso del transporte público, aseguró Pauta.

Jaime Dávila es un migrante ecuatoriano que retornó de Estados Unidos a inicios de este año y vio en el alquiler de motocicletas un potencial negocio. Compró 10 unidades y al momento tiene disponible cuatro para alquilar.

Los requisitos que pide a sus clientes son contar con la licencia para conducir motocicletas, tener una cuenta en una de las aplicaciones de entrega a domicilio, como Rappi, Uber Eats o Glovo, además de referencias personales. El tiempo mínimo de alquiler es de cuatro meses. Por cada semana, el costo es de 60 dólares.

Si bien Dávila asegura que ha tenido muchos interesados, por ahora no ha podido concretar un contrato de alquiler.