Economía

Comprar y pagar en marzo con cuotas hasta en 18 meses

El comercio impulsa en diciembre el uso de la tarjeta de crédito en un año de bajo consumo. Hasta octubre la facturación descendió un 17 %

Tarjetas
Comprar con tarjetas a más plazo, la opción.EXPRESO

Aunque va contra corriente, el comercio hace sus últimos intentos por evacuar su stock y, a esta altura, no le queda de otra que intensificar las promociones que permitan a sus clientes tener mejores facilidades de pago. Y en esa estrategia, la tarjeta de crédito cobra mayor protagonismo, ofreciendo con ella descuentos más altos, el poder diferir los pagos hasta en 18 meses y a ello sumarle además otros meses de gracia.

Es la opción que les resta a los propietarios de negocios para volver más atractiva la compra y amortiguar la caída de facturación en un año que se ha caracterizado por el bajo consumo y en el que el uso del ‘plástico’ se ha visto desplazado. De acuerdo con la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (Asobanca), solo de enero a octubre la facturación total por esta vía sumó $ 9.500 millones, a través de 137 millones de transacciones. Esto representa una variación anual de -17,2% en el monto total y un -19,0% en el número de operaciones.

Esta contracción, según explica Julio José Prado, presidente Ejecutivo de Asobanca, surge como resultado de la paralización económica que se vivió en el país debido al confinamiento para enfrentar la crisis sanitaria del COVID- 19. El mes más alto de facturación fue octubre, dice, tras alcanzar un monto total de $ 928 millones, que se puede atribuir a un mayor dinamismo económico luego de los meses más duros del año.

Se debe gestionar los gastos en función de los ingresos y así evitar un sobre-endeudamiento

julio josé prado
Presidente Asobanca

Ahora, en diciembre, el mes en el que tradicionalmente las ventas deberían dispararse, se intenta reanimar ese consumo con el uso de las tarjetas. “Apuntamos a una clase social media-baja. La gente si no tiene plata lo que busca es facilidad para pagar lo que compra en cuotas muy pequeñas, y en eso la tarjeta ayuda mucho”, dice el administrador de Todo Hogar, uno de los locales de CityMall, que hasta el 6 de enero permitirá que sus clientes puedan prorratear sus consumos con mayor facilidad.

La oferta difiere de los locales. Estrategias parecidas aplican en Koaj, Artefacta y otras marcas, donde hasta este mes es posible acceder a diferimientos de hasta 3, 6 y 12 meses, con la opción (según la tarjeta) de tener dos meses más de gracia.

En el contexto actual, el índice de morosidad del segmento de consumo (incluyendo tarjetas) se encuentra dentro de rangos adecuados (de 4,5%), dice Prado; lo cual no genera una preocupación y evidencia que ha existido un manejo responsable de la colocación de crédito por parte de los bancos. Pero dado que estamos iniciando el último mes del año y que este se caracteriza por ser un mes de compras, Asobanca recomienda el uso responsable de las tarjetas, gestionando los gastos en función de los ingresos y así evitar un sobreendeudamiento.

De-Prati-728

El crédito directo no tiene reglas para diferir

Leer más

Así también lo aconseja Sonia Zurita, profesora de Finanzas y Evaluación de Inversiones de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), quien previo a la compra siempre recomienda hacer un inventario, tanto de las deudas pendientes que se tienen así como el nivel de capital permanente que recibe. Esto ayudaría a medir la capacidad de pago que se tendrá el próximo año, evitando así caer en mora.

QUÉ SE DIFIERE. Lo ideal es usar la tarjeta para compras en las que, por la cantidad de dinero, sea riesgoso cargar efectivo, o aquellas cosas que por su naturaleza (objetos de larga vida) sean diferibles. Las compras del día a día es mejor hacerlas en efectivo.

CUANDO PAGUE. A la hora de pagar es preferible cancelar todo el saldo corriente y lo que le corresponda a consumos diferidos y no solo el saldo mínimo, porque eso es una puerta de entrada al desorden financiero de los recursos de la familia.

CONTROLE. Los expertos recomiendan guardar los comprobantes de consumo para a fin de mes compararlos con el estado de cuenta y con ello detectar a tiempo cualquier eventualidad. Tenga en cuenta su fecha de pago.