Economía

CNT EP escoge a una firma inglesa para el proceso de reconversión

Ernst & Young fue escogida entre cuatro firmas internacionales que presentaron ofertas dentro del concurso para la selección de la banca de inversión.

CNT
CNT ha tenido un crecimiento en los últimos añosArchivo EXPRESO

Ernst & Young (EY) fue escogida como la banca de inversión que asesorará el proceso de evaluación, determinación e implementación de un nuevo esquema de negocio y selección de un operador privado para la gestión temporal de las operaciones de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT).

El Gobierno de Lenín Moreno ha dicho que quiere potenciar a las empresas públicas, entre ellas la de telecomunicaciones, para mejorar su eficiencia y rentabilidad.

Según un comunicado de CNT, la empresa EY tiene como su casa sede el Reino Unido y es un “líder global en auditoría, finanzas, asesoría de negocios, transacciones, fusiones y adquisiciones”.

En la Fase I se encargará del análisis y valoración de la empresa y recomendará el modelo de negocio o asociación aplicable para garantizar su sostenibilidad y crecimiento, para lo que tendrá un plazo de hasta 180 días, contados desde la firma del contrato.

“Una vez que se cuente con la aprobación de la fase previa por parte del directorio de la empresa y del Comité Coordinador de Gestión Delegada, la banca de inversión, en la Fase II, estructurará el proceso competitivo para ejecutar la transacción seleccionada en la fase I y asistirá a la CNT EP en la calificación de los oferentes y la valoración de las propuestas técnicas, económicas y legales a fin de determinar al operador que asumirá la gestión temporal de la empresa”, agrega la CNT. Para esto se contará con hasta otros 180 días adicionales.

La decisión de avanzar en la definición de un nuevo esquema de negocio y la selección de un operador privado que lidere la gestión temporal de la CNT EP es “indispensable para garantizar la viabilidad de la empresa, mejorando sus indicadores de gestión y asegurando su operación en el mediano y largo plazo en el desafiante mercado de las telecomunicaciones del Ecuador y de la región, que en los últimos años se ha caracterizado por la realización de ingentes inversiones por parte de las empresas del sector para cubrir la diversificación de servicios y los requerimientos de los clientes”.

La estatal compite con Claro y Telefónica, la primera una multilatina del mexicano Carlos Slim; la segunda es de origen español y pasa ahora por un proceso de cambios que incluyen la venta de sus activos en América Latina.