Economía

Cáscara de camarón que se convierte en cicatrizante, la idea de una venezolana

Un invento que tiene la intención de prevenir y curar las escaras que se forman en la piel de personas con movilidad reducida

Cáscara de camarón
Fotografía de las etapas para convertir hoja de plátano en celulosa.RAYNER PEÑA R / EFE

De la mente inquieta de una joven química ha salido una idea revolucionaria: convertir la cáscara del camarón en un cicatrizante de bajo costo. Sofía Salazar lidera un equipo de investigadores que hace posible este avance, con el que -considera- la ciencia muestra su poder y vigencia en Venezuela.

A sus 31 años, tiene claro cómo quiere continuar su carrera y hacia dónde quiere ir. Venezuela es la clave. Con los productos nacionales por bandera y materias tan accesibles y dispares como el almidón de yuca, las cáscaras de camarones o las matas de plátano, trabaja en la formulación de pegamento -ya comercializado-, de un producto cicatrizante y de celulosas.

cerca-pierna-hombre-enyesada

Vendaje electrónico acelera la cicatrización de heridas en un 30%

Leer más

En el laboratorio de la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde pasa gran parte de su tiempo, la joven crea nuevas ideas y sueña con que sus creaciones se conviertan en productos que se distribuyan a bajo costo, algo que no sería posible, explica, si hubiera que recurrir a la importación de componentes.

Sofía no piensa en grandes sumas de dinero ni en enriquecerse con su labor, sino en aportar a la ciencia ideas que hagan del mundo un lugar mejor. Lo tiene claro: ella no quiere trabajar para el capitalismo, sino para personas que necesitan productos como los que ella formula y que los puedan adquirir sin tener que hacer un gran desembolso.

Venezolana
La química Sofía Salazar en un laboratorio de la Universidad Central de Venezuela.RAYNER PEÑA R / EFE

  • OBJETIVO: LA SALUD Y EL BIENESTAR

Actualmente, se encuentra inmersa en el desarrollo del hidrogel cicatrizante a base de las cáscaras de camarón, con cuyas pruebas ya ha logrado grandes avances y del que espera una solución para prevenir y curar las escaras que se forman en la piel de personas con movilidad reducida, a las que se entrega cada día en cuerpo y alma.

Los restos de estos crustáceos contienen propiedades que sirven como base para el desarrollo del producto en el laboratorio, donde un grupo de químicos hace la "magia" o, como ellos dicen, simplemente avanzan en su trabajo, que esperan finalizar en julio, aunque el camino para su uso masivo es todavía más largo.

abejas

Venezuela impulsa investigación sobre los beneficios medicinales de la miel

Leer más

Pero poco importa el tiempo si el vehículo para llegar a la meta es el adecuado y los medios son los elegidos, de manera voluntaria, desde el principio: técnicas y productos venezolanos desarrollados en el ámbito académico, condiciones que Sofía lleva por bandera.

"Estamos hablando de tecnología nacional y que, además, proviene de una institución de la academia y de la investigación. Eso para nosotros es muy importante", dice la joven, que no oculta el orgullo que siente por el movimiento creativo que mantienen vivo estudiantes y profesores en el "alma mater".