Se busca modificar más de la mitad de los contratos petroleros

  Economía

Se busca modificar más de la mitad de los contratos petroleros

Hasta ayer, para 23 de 41 convenios se presentó la propuesta de migrar a contratos de participación desde prestación de servicios. Hay un plazo de 90 días para negociar.

BCA211F7-F220-4493-A9B2-E5E7432880D6
El objetivo de renegociar los contratos es aumentar la inversión para subir la producción de crudo.Cortesía.

Este11 de abril de 2022, venció el plazo para que las empresas petroleras que mantienen contratos de prestación de servicios con Petroecuador presenten su interés para migrar a un nuevo tipo de acuerdo.

petróleo derramado

Ingresos por petróleo, en los niveles más altos en siete años

Leer más

Según información del Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, Petroecuador mantiene 22 contratos suscritos de Servicios Específicos con Financiamiento, de los cuales en 15 se ha presentado interés para migrar al contrato de participación.

Mientras que el Ministerio de Energía tiene 19 contratos de prestación de servicios para exploración y explotación de hidrocarburos, de los cuales en ocho se ha presentado solicitud de migración. En ese caso, según información de la cartera de Estado, no hay una fecha límite para plantear el requerimiento de buscar pasar a la nueva modalidad.

Es decir, de los 41 contratos vigentes que el Estado mantiene con las empresas privadas, hasta ayer en 23 se quiere suscribir las nuevas modalidades contractuales.

El objetivo del Gobierno para modificar los términos con los que operan las petroleras en el país es que aumenten la inversión para incrementar la producción de crudo. El régimen prometió duplicar la producción petrolera:pasar de unos 500 mil barriles de crudo al día a casi un millón al concluir el actual período de Gobierno.

2156E2EE-28B0-402A-89F6-14D888B920E1
Infografía.Expreso.

¿En qué consisten los nuevos contratos? En 2010, el expresidente de la República Rafael Correa reformó la Ley de Hidrocarburos y obligó a las petroleras privadas y extranjeras a cambiar sus contratos de participación por contratos de prestación de servicios, que rigen actualmente.

En ese entonces, según Correa, el objetivo era que el Estado sea el propietario de las reservas de crudo y que las empresas privadas únicamente se encarguen de su extracción.

En términos generales, los nuevos modelos de contratos pretenden que las firmas privadas sean propietarias de una parte de la producción a cambio de la inversión que están dispuestas a hacer para bombear el crudo. El Estado se queda con otra parte del petróleo.

En ese contexto, los contratos deberán establecer que los beneficios económicos que perciba el Estado no podrán ser inferiores a los de las firmas privadas. En caso de que aquello ocurra, el reglamento prevé una fórmula de ajuste para equiparar los beneficios de ambas partes.

Buque-1536x1024

Petroecuador y Petrotailandia analizan tres alternativas en renegociación de preventas

Leer más

Para Gonzalo González, director de la Comisión Petrolera de la Cámara de Comercio de Quito (Competro), los nuevos contratos buscan quitar el peso de la inversión al Estado, el cual actualmente tiene necesidades más urgentes.

No obstante, indicó González, llegar a acuerdos dependerá también de los tiempos del Gobierno. Si bien la cartera de Energía ha fijado que las negociaciones tomarán 90 días, los trámites pueden ser más engorrosos.EXPRESO conoció que el proceso deberá ser resuelto hasta antes de fin de año.    

Cifras del sector 

  • Producción: Hasta el 10 de abril de 2022, la producción nacional de crudo ascendió a 496 mil barriles por día. De esa cantidad, 386 mil corresponden a Petroecuador y el resto, 110 mil, a las empresas privadas que operan en el país. 
  • Meta: La meta del Gobierno en producción petrolera es llegar a los 580 mil barriles por día (bpd) al concluir el 2022. Y su objetivo final es llegar a casi un millón de barriles por día hasta 2025. Sin embargo, los expertos han cuestionado esta proyección. 
  • Participación: Hasta fin de año, la participación de la producción petrolera del país será 80 % del sector público y 20 % del sector privado. Es decir, casi la misma estructura que actualmente rige en la producción local.