Economía

Las ‘apps’ agrícolas surgen en la pandemia

La entrega a domicilio de víveres ha fortalecido a los proyectos comunitarios.  Las plataformas también invierten en logística.

96797015_237496910866186_6624719267164061696_n
Mil pedidos diarios es el promedio que se solicita en la plataforma. Subió en 50 % desde marzo.Ceipla

Hace tres años, la Corporación de Emprendimiento e Innovación Productiva (Ceipla) empezó a trabajar con los pequeños agroproductores del país. El programa, parte del ‘plan de reactivación productiva, soberanía alimentaria y nutrición de Ecuador’ que llevaba a cabo la organización, buscaba encontrar nuevos mercados para los agricultores que no tenían dónde ofertar sus productos.

En este proceso nació la plataforma de e-commerce marketclic.com.ec. Lo que la entidad no preveía era el crecimiento exponencial que esta experimentaría a raíz de la emergencia sanitaria por COVID-19, que empezó en marzo.

“Antes del 16 de marzo, estábamos haciendo revisión en territorio en las tres provincias donde operamos, para garantizar la calidad y la estandarización de productos. En estos años hemos desarrollado un proyecto que ya está maduro, pues contamos con más de 1.600 organizaciones afiliadas. Lo que hicimos fue adelantarnos a una tendencia mundial que estaba en camino, pero que se vio impulsada por la pandemia”, explicó Marcelo Gutiérrez, presidente ejecutivo a nivel de Latinoamérica de Ceipla.

negocios+cierre+pandemia+comercio

Con 52 días de crisis, el 75 % de negocios ya tiene un problema grave de liquidez

Leer más

La plataforma pasó de atender 580 pedidos diarios a 1.080 en cuestión de semanas. Trabajando sobre la marcha, Ceipla implementó un centro de acopio en Ambato, a donde llegan ochenta toneladas de hortalizas, frutas, arroz, entre otros, y desde donde son despachados. La plataforma permite pedidos de mayoristas, minoristas y clientes particulares.

“Marketclic está acompañado de siete subsistemas, para acceder a préstamos, de educación financiera, entre otros, así como de Logistify, una plataforma que permite a propietarios de camiones y camionetas inscribirse para poder hacer entregas”, añadió Gutiérrez.

Ante el aumento exponencial de pedidos en la plataforma, este mes la plataforma se extenderá a El Oro y Manabí, mientras que en junio tienen planeado llevar sus servicios a Azuay, Pastaza y Los Ríos.

“Nuestra meta para este año es acopiar y enviar 240 toneladas de productos, y llegar a más de 19.500 urbanizaciones. El crecimiento debe hacerse de una manera responsable, pero tenemos claro que este es el futuro”, comentó el directivo.

No son los únicos. Dos semanas después del inicio de la emergencia sanitaria, el Movimiento Nacional Campesino (Fecaol) de la región Costa también empezó a implementar su propio sistema de entrega a domicilio para facilitar la movilidad y el abastecimiento en las ciudades. “El sistema alimentario del país está en manos de intermediarios, quienes se aprovechan de la crisis a causa del coronavirus para enriquecerse, es por esto que nacen las Brigadas Campesinas, con el fin de abastecer de alimentos directo del campo a la ciudad y proteger la soberanía alimentaria del Ecuador”, explicó Richard Intriago, dirigente de la organización.

Coronavirus Ecuador

Coronavirus: el mundo avanza en el desconfinamiento, pero con su economía muy resentida

Leer más

Mientras tanto, la agrupación de productores orgánicos EcoCampo desarrolló una plataforma digital con este mismo fin, creando canastas de $ 15 y $ 25 que llegan hasta las urbanizaciones de Guayaquil. Karen Miguel, vocera de la agrupación, dijo que, desde que lanzaron el programa, sus ventas han aumentado un 80 %.

“Para nosotros, este es el futuro. Hemos tenido excelentes resultados y queremos seguir creciendo”, dijo.

Un ‘boom’ sin precedentes

En enero, la Prefectura del Azuay lanzó el programa ‘AgroKawsay’, organización que agrupaba a 300 productores pequeños de cultivos orgánicos y facilitaba la venta, sin intermediarios. A través de una página web y una plataforma para celulares, los usuarios podían solicitar una canasta fija de $ 15 con una variedad de hortalizas, frutas, quesos y carnes e ir agregando productos conforme al costo de cada uno. La propuesta garantizaba la entrega a domicilio. La llegada de la emergencia sanitaria solo fortaleció el proyecto comunitario, cuya cifra semanal de pedido aumentó en más de un 100 %.

Ahora, además de los pedidos a domicilio, estos organizan visitas a los barrios dependiendo del día para llegar a un mayor número de consumidores, y han añadido una lista de productos, que incluyen trucha, cuy, pollo, queso, yogur, pan y manjar.

La meta para 2022 es sumar a 9.000 productores de Azuay a la plataforma.