Los almacenes asesoran para ahorrar sin renunciar a festejar

  Economía

Los almacenes asesoran para ahorrar sin renunciar a festejar

Las principales tiendas incorporan un consultor para que orienten a sus clientes.  La guía que dan incluye cómo decorar y cómo gastar menos

tienda
La cena. En el almacén Estuardo Sánchez la diseñadora Adriana Sáenz ofrece a los clientes la decoración de tres mesas a un costo entre los $ 55 y $ 100.JUAN FAUSTOS SANDOVAL

Ser prudentes con el gasto y optimistas con las fiestas de diciembre. Celebrar por lo alto respetando el dinero que hay en el bolsillo es lo que se ha planteado la mayoría de los guayaquileños que gustan de festejar la Navidad y Año Nuevo, según un sondeo hecho en la calle por EXPRESO. Esta tendencia la captó el mercado y entonces las principales tiendas de la ciudad contrataron a diseñadores y asesores de venta para que guíen a sus clientes. Aquí la estrategia empresarial es vender por volumen, ofreciendo categorías de precios en los artículos desde los más económicos hasta los más selectos y caros.

yogurt

Guayaquil: La versatilidad del yogur natural gana más paladares

Leer más

“Comprando con la guía de la asesora en promedio el ahorro es de un 25 %”, dijo a este Diario Martha Lucero mientras adquiría detalles que le faltaban para su árbol y pesebre.

Se animó incluso a las compras en grupo. Por ejemplo, la Virgen María con el ángel y el Niño Jesús cuestan $ 19, pero si lleva tres juegos cada uno vale $ 15. “En este caso el ahorro es significativo porque es de cuatro dólares, entonces como no necesitaba tres sino uno, busqué a una amiga y a mi hermana para juntas realizar la compra. Así entre las tres nos ahorramos 12 dólares”, contó la clienta Patty García.

arbol
El árbol. En el Almacén Promociones la asesora de ventas Yalena Sabando explica cómo ahorrarse hasta un 25 % del gasto para decorar el árbol de Navidad.Alex Lima

Bajo este mismo concepto, un plato base cuesta $ 2,60, pero si se lleva a partir de tres el precio es de $ 2,30. “Los seis platos base con el descuento de la compra al por mayor están a $ 13,80. Si se pagara el costo por unidad, sería de $ 15,6. Aquí el ahorro es de $ 1,80, pero al unir con otros descuentos se ve el beneficio”, señaló Pedro Macías, quien buscaba estos elementos porque su familia se va a reunir presencialmente a los dos años, después de que la pandemia de COVID-19 no los dejara cenar juntos como de costumbre.

La estrategia ha funcionado en beneficio del que vende y del que compra. “Conscientes de la situación económica que se vive, apostamos por traer artículos económicos pero de buen gusto, y nuestras vendedoras están entrenadas para asesorar a la persona según su presupuesto”, desatacó Manuel Muñoz, gerente de Almacén Promociones.

Es una tendencia este año regresar a la fiesta presencial con la familia. En la compra con la ayuda de la asesora de venta me he ahorrado 100 dólares.

Héctor Herrera
​cliente

Una visión similar hay en otros negocios de la ciudad. “La estrategia tiene éxito porque estamos enfocados en la necesidad del cliente, que está sufriendo los efectos de la pandemia, el desempleo y la crisis económica, pero que igual quiere celebrar. Por esto hicimos la propuesta de celebrar cuidando su economía. Hay productos en los que el ahorro es de hasta un 30 %”, aseguró Roberto Bigalli, gerente de los almacenes Estuardo Sánchez.

Agregó que este año es la primera vez que una diseñadora arma una propuesta de decoración para la mesa. Así las personas tienen una opción que va desde los $ 55 hasta los $ 100. Adicionalmente se han dado presentaciones sobre cómo decorar la mesa o el árbol, dijo Bigalli.

EspañaLa percepción económica de los consumidores tras la pandemia oscila entre la prudencia y el optimismo, según un estudio de Deloitte en España.

Aparte de este servicio que los clientes están recibiendo en las tiendas, Belén Luzón, jefa de Negocios de Cooperativa Andalucía, resaltó la importancia de la planificación con base en los ingresos que se reciben y en cuánto dinero se está dispuesto a gastar en este diciembre.

Aquí la propuesta es que la familia se una para cocinar y se ahorre el pagar por comida hecha en restaurantes. Los clientes indicaron que cuando cocinan en casa se ahorran hasta un 50 %, pero esto se puede hacer solo cuando existe tiempo disponible. Cuando se va del trabajo a la fiesta familiar, sigue siendo la mejor opción comprar la comida preparada.