Economía

Cómo ahorrar el bono navideño y por qué

Expertos en finanzas personales recomiendan tener disciplina para no 'perder la cabeza' con el décimo tercer sueldo.

Bono navideño
Referencial. Es posible ahorrar el bono navideño si es que eres disciplinado.Canva

Estamos diciembre y con este mes llegan muchos regalos para las personas que trabajan en relación de dependencia; es decir, para una empresa. Por ejemplo, a los empleados se les da una canasta navideña o una tarjetita con un monto para consumir, y lo que la mayoría espera con ansias: el bono navideño o décimo tercer sueldo.

Según el Ministerio de Trabajo, el décimo tercer sueldo es un beneficio que recibe todo trabajador en relación de dependencia, correspondiente a la doceava parte de las remuneraciones que hubiere percibido entre el 1 de diciembre y el 30 de noviembre del siguiente año. 

REGLAS BÁSICAS PARA AHORRAR EN CUALQUIER ÉPOCA DEL AÑO

  1. Registra tus gastos: El primer paso para comenzar a ahorrar dinero es determinar cuánto gastas. Realiza un seguimiento de todos sus gastos; eso quiere decir cada taza de café, artículo para el hogar y propina en efectivo.
  2. Realiza un presupuesto para ahorros. Una vez que tengas una idea de cuánto gastas en un mes, puedes comenzar a organizar los gastos que registraste y establecer un presupuesto con el que puedas vivir. 
  3. Encuentra maneras de recortar tus gastos. Si sus gastos son tan altos que no puedes ahorrar como quisieras, es posible que sea el momento de recortar gastos. Identifica categorías que no sean esenciales en las que puedas gastar menos, como entretenimiento y comer fuera.

¿DEBERÍAS AHORRAR EL DÉCIMO?

Leciones de ahorro

Ahorrar, la gran lección que nos deja el coronavirus

Leer más

El economista Clarence Altamirano precisa que la acción de ahorrar no es una buena práctica cuando se la considera solamente para la finalización del año, por lo que la forma más adecuada, dice, sería hacerla recurrentemente y con un fin determinado.

“Las formas de ahorro actuales van desde lo más convencional, como separarla del flujo de ingresos normales que ya tienen destino en cada mes de forma manual o con la ayuda de alguna institución financiera que ofrece el servicio de ahorros con metas, bloqueos automáticos de fondos o pólizas de muy corto plazo”, explica el también maestrante en administración de empresas de la UCSG.

No obstante, la decimotercera remuneración, para el beneficiario -aparte de ser un beneficio de ley-, es un ingreso extra al ingreso mensual que lo ayuda a salir de apuros, pero Altamirano considera que no debe ser utilizado para estos fines, más bien “debe ser invertido”.

CUANDO HAY MUCHOS GASTOS

Por otra parte, la ingeniera comercial, Michelle Orellana Feijoó, sostiene que una de las mejores formas de ahorrar, no solo el bono navideño sino siempre, es realizando un presupuesto de gastos e ingresos y determinar cuánto ahorrarás al mes, si es el caso.

Si no tienes una meta fija, es muy difícil que puedas ahorrar. Sin embargo, no es suficiente. Hace falta organización y orden. En primer lugar, debes tomar control en tus finanzas personales realizando tus cuentas, sobre todos los ingresos. También debes hacer lo mismo en tus necesidades básicas y los gastos que ejecutarás mes a mes.

Pero así ahorremos toda la vida, todos tenemos que solventar gastos mensuales, pero según Altamirano, este bono podría servir como un monto a guardarse temporalmente y ser utilizado para un gasto de mayor valor y que esté planificado y, además otorgue esa tranquilidad por contar con la liquidez necesaria en el momento requerido.

Es obligación en las regiones Costa e Insular recibir este bono hasta el 15 de marzo.

Décimo cuarto sueldo 2020: ¿Se puede o no ahorrar esta bonificación?

Leer más

“Por otro lado, de no ser este el caso, puede destinarse a un ahorro de mayor tiempo que gane intereses o se pueda invertir junto con otro capital previamente reunido o próximamente a reunir en alguna actividad comercial o proyecto futuro”, recomienda Altamirano.

Sin embargo, el décimo tercer sueldo suele ser utilizado como un ingreso de soporte emergente para los deseos y compromisos inherentes a la fecha comercial, es este caso Navidad y Año Nuevo.

El entendido precisa que ante esta conducta la gente debe tener mucha disciplina para controlar los gastos en esta fecha, ya que el bono puede sacarte de situaciones muy incómodas, hablando económicamente.

Pero si sientes que no lo puedes hacer, Orellana te dice que pidas a tu banco -en el caso de tenerlo- que se realice un depósito a tu cuenta de ahorros cada mes, donde podrías utilizar el inicio de la quincena o del mes para este propósito.

Este año coronavírico ha sido desastroso y la gente está buscando cómo proteger sus ganancias y formas de ahorrar y así tener un as bajo la manga que pueda solucionar alguna situación financiera apremiante, como el bono navideño.