El agricultor mira opciones para fertilizar

  Economía

El agricultor mira opciones para fertilizar

Ante el encarecimiento de hasta 40 % de los insumos en este año, los diferentes sectores exploran alternativas como abono orgánico, tecnología y hasta el trueque.

Foto de Sistema Granas (7940307)
En la hacienda Valleflor se usa un sistema tecnológico que optimiza el uso de fertilizantes. La herramienta permite usar solo en los momentos propicios para reducir costosKarina Defas.

Por estos días, los fertilizantes quitan el sueño a los agricultores. Los insumos, que ya reportaban altos costos, ahora están por las nubes y se teme hasta escasez para el segundo semestre del año debido al conflicto entre Rusia y Ucrania.

bananos

Sector bananero de países de Latinoamérica pide corresponsabilidad en costos

Leer más

Los precios de la urea, la potasa y el fosfato se han disparado entre un 30 y 40 % en los mercados internacionales desde el inicio de la guerra en Ucrania, habiendo alcanzado ya máximos históricos a finales del año pasado.

Los agricultores locales ya analizan salidas: buscan nuevos proveedores, utilizan fertilizantes orgánicos producidos localmente, implementan tecnología o hasta piensan en el trueque como salida.

Por ejemplo, la Cámara de Agricultura de la Primera Zona prepara capacitaciones para sus asociados en uso de fertilizante orgánico. “Todos los abonos orgánicos son extremadamente funcionales. Los bioles (abono orgánico), por ejemplo la gallinaza (excremento de gallina), el abono del ganado, el abono de los cuyes... Todos son viables”, aseguró Francisco Chiriboga, presidente del gremio.

Sin embargo, reconoce que hay un problema. La producción de este tipo de insumos aún es baja en el país. “No hay la cantidad para poder abastecer a todo el sector agrícola”, explicó Chiriboga.

Los agricultores locales deben trabajar en producir sus fertilizantes orgánicos, dijo Chiriboga, pero eso tomará tiempo. “Ojalá los agricultores tomen conciencia de que deben usar cada vez más fertilizantes orgánicos”, añadió.

“Hay que cambiar la forma de hacer agricultura y una de las cuestiones es el uso de fertilizantes. Ahí hay un monto de opciones locales. Volver la mirada a saberes ancestrales”, señaló Agustín Zimmermann, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) aseguró que por medio de los técnicos de las Direcciones Distritales, trabaja en las capacitaciones y elaboración de bioinsumos con las asociaciones. “Se evidencia un creciente interés de los agricultores en referencia a la agricultura tradicional”.

Sin embargo, la situación no es tan fácil. Emplear fertilizantes orgánicos es más caro, aseguró Carlos Chávez, presidente del Directorio de la Asociación Nacional de Cultivadores de Palma Aceitera (Ancupa).

“Suena muy bonito, muy lírico, pero no es la solución. Puede ayudar en parte, pero el abono orgánico es costoso”, apuntó el titular de Ancupa.

Otro problema, según Chávez, el abono orgánico no llega a sustituir todos los nutrientes que necesitan los cultivos.

$ 5,3millones
destinará el Gobierno para la subvención de paquetes de semillas y fertilizantes para agricultores del país

En ello coinciden empresarios del sector bananero. Cambiar por un producto que tiene menor efectividad a la hora de fertilizar puede ser perjudicial, aseguró Richard Salazar, director Ejecutivo de Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec).

El banano que no se está cortando, ante la dificultad de exportar a Rusia y Ucrania, se lo está usando como abono orgánico, señaló Salazar.

info
Infografía.Expreso.

El sector mira la posibilidad de hacer trueque con Rusia, una alternativa que fue empleada años atrás, aseguró Salazar. Es decir, Ecuador entrega banano y a cambio recibe insumos.

“Cuando se exportó banano a Rusia la primera vez, cuando se abrieron esos mercados, se exportó bajo ese sistema. Se exportaba banano y me pagaban con maquinaria o con otras cosas. Es un tema que estamos evaluando”, dijo Salazar.

Ecuador importa $ 220 millones en insumos desde Rusia cada año, según cifras del Ministerio de Producción. De ese total, $ 175 millones corresponden a materias primas para la agricultura, mientras que $ 45 millones a insumos para la industria.

En ese contexto, ¿qué ha hecho el Gobierno para hacer frente al problema? El MAG señaló a este Diario que bajo la Subsecretaría de Producción Agrícola tiene entre sus estrategias al Proyecto Nacional de Semillas, en donde unos de sus componentes es subvencionar paquetes, los cuales están conformados por semillas, fertilizantes e insumos según el rubro.

Exportacion-dudas-UE

La nueva estrategia verde de la Unión Europea genera dudas

Leer más

Para el ciclo de invierno 2022, señaló el MAG, el proyecto se encuentra atendiendo los rubros de arroz, maíz duro, pastos tropicales, pastos de altura, solanáceas para las 23 provincias del Ecuador

Otros agricultores apuestan por la innovación. En la hacienda Valleflor que se dedica al cultivo de rosas para exportar, desde hace ocho meses se implementó un sistema que permite optimizar el uso de fertilizantes.

“El riego y la fertilización no es una receta, sino es una estrategia diaria”, aseguró Juan Pablo Sánchez, gerente Técnico de Valleflor.

El sistema tecnológico que la empresa importó desde España le ha permitido reducir el uso de fertilizantes un 30 %.

Actualmente, el mercado global está centrado en tres grandes países. Rusia, Canadá y China son los proveedores más importantes de fertilizantes del mundo y registran el mayor volumen de ventas.